domingo 20 de junio de 2021
INTERNACIONAL Desde Ginebra
24-10-2020 11:42

Suiza se resiste a un nuevo confinamiento por el Covid-19

El gobierno federal va a esperar hasta su próxima reunión semanal, el miércoles que viene, para decidir nuevas medidas, no obstante deja a los 26 Cantones libertad para tomar iniciativas.

24-10-2020 11:42

Pese a la propagación inimaginable dos semanas atrás del coronavirus en Suiza, alcanzado ayer viernes 6.634 nuevos casos, contra 300 de media a la salida del primer confinamiento en junio último, las autoridades no parecen sin embargo tentadas de lanzar un segundo. Los científicos, políticos y sindicalistas son adversos. El gobierno federal va a esperar hasta su próxima reunión semanal, el miércoles que viene, para decidir nuevas medidas, no obstante deja a los 26 Cantones libertad para tomar iniciativas. Entre tanto, la ONU intensifica sus actividades.

El Consejo Federal, órgano colegiado de siete miembros que gobierna este país, elegido por el voto secreto del parlamento, pretende conjugar el intento de frenar la pandemia y auxiliar la economía. La pérdida creciente de empleos en la construcción, hotelería y la restauración, el aumento de los índices globales del paro, y la amenaza que la mitad de la pequeñas y medianas empresas estarían bajo riesgo de quiebra generalizada, dan la impresión de operar contra un segundo confinamiento.

Mantener el poder de compra de la población, y apoyar a la temporada de vacaciones invernal que se aproxima, que atrae turistas del mundo entero por los deportes en la nieve, tiene un impacto considerable en la opinión pública, reflejada en la prensa. Se plantea incluso un aumento de salarios para el personal sanitario, llamado ahora a un nuevo esfuerzo para hacer frente al rebrote de la pandemia.

Suiza preconiza la vacunación masiva contra la gripe, para frenar el coronavirus

A su vez, fuentes del mundo científico son adversas a un segundo confinamiento. Un estudio de universidades estadounidenses, comentado en un diario helvético, afirma que atenta contra el mantenimiento de un buen nivel de vacunación de los menores. Asimismo produciría una baja de controles en adultos para detectar el cáncer. Agravaría paralelamente las enfermedades cardiacas en la población encerrada, y deterioraría la salud mental. Pero el documento sugiere como solución, aislar exclusivamente a la población a riesgo, mayor de 65 años, una disposición discriminatoria inaceptable en Suiza, por más que unas 500 mil personas hayan adherido al estudio en el mundo, incluyendo 11 mil científicos, y 30 mil practicantes sanitarios a lo largo del planeta.

En cambio, según fuentes de los 26 cantones que componen la Confederación Helvética, evocadas en la prensa, habría una tendencia mayoritaria favorable a mantener la actividad económica, apuntalada con nuevas inyecciones de apoyo económico estatal, acompañada con una restricción de la vida social. Se plantea reducir de 15 a 5 personas los participantes en reuniones privadas en espacios públicos, limitar a 1000 los asistentes a espectáculos deportivos y culturales, reducir el numero de visitas en hospitales y asilos, e instaurar un toque de queda a las 23 horas, en línea con los resuelto por Francia, y que otros países de la Unión Europea, están estudiando también aplicar. Sin olvidar que Holanda e Irlanda, han vuelto al confinamiento.

Suiza busca consenso y disciplina en la población para nuevas medidas contra el coronavirus

Mientras tanto, en Ginebra, las hospitalizaciones se han duplicado en una semana, con 207 nuevos enfermos en su hospital cantonal hace 48 horas, de los cuales 27 han sido llevados a cuidados intensivos, ante una capacidad máxima para recibir 50 pacientes en estado grave. Los centros de tests están desbordados, a 600 pruebas diarias. Hay un atasco de pedidos. Se dan turnos para tres días después.

Al tiempo, la sede europea de la ONU en la ciudad, acompaña el esfuerzo cantonal, abriendo en sus instalaciones un centro de vacunación contra la gripe, mientras despliega nuevas actividades, a solicitud de sus Estados miembros, con un torneo de ajedrez, patrocinado por Rusia. A su vez se han abierto exposiciones de arte y de vestimentas típicas de diversos países. Paralelamente están sesionando dos mecanismos de derechos humanos, uno contra la racismo y otro por la defensa de libertades publicas y derechos individuales. Y una sesión de las negociaciones de paz para resolver el conflicto en Libia, con presencia de las dos fuerzas en pugna, consiguió ayer un alto el fuego “permanente”.

 

JG/FF

En esta Nota