sábado 30 de mayo de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / DESASTRE HUMANITARIO
lunes 29 abril, 2019

Tras el azote del ciclón Idai, Mozambique sufre abusos sexuales a cambio de comida

La organización Human Right Watch denunció que responsables locales exigen dinero o sexo a cambio de ayuda tras el paso de “Idai”, el evento meteorológico más mortífero de la historia.

Desde que el ciclón tocó tierra cerca de la ciudad de Beira el 14 de marzo, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ofreció ayuda alimentaria a un millón de personas. Foto: EP
lunes 29 abril, 2019

El paso del ciclón “Idai” por Mozambique -a mediados de marzo- dejó una huella de destrucción y a más de 1,85 millones de personas afectadas, muchas de las cuales quedaron aisladas y en una situación desesperada. A algunas de ellas, según denuncia la organización Human Rights Watch (HRW), algunos responsables locales les llegaron a pedirles dinero o incluso favores sexuales a cambio de entregarles comida.

Según la organización, miles de mujeres quedaron vulnerables al abuso sexual tras el ciclón, algo que fue explotado por políticos y líderes comunitarios locales, algunos vinculados al partido gobernante Frelimo, que exigen dinero a cambio de incluir sus nombres en la lista de distribución de ayuda, según contaron a la ONG víctimas, residentes y trabajadores humanitarios. En ciertos casos, mujeres que no podían pagar fueron forzadas a mantener relaciones sexuales con ellos a cambio de una bolsa de arroz.

"La explotación sexual de mujeres que se esfuerzan por alimentar a sus familias tras el ciclón 'Idai' es tan repugnante como cruel y debería parar inmediatamente", reclamó el director para el Sur de África de HRW, Dewa Mavhinga. "Las autoridades deberían investigar rápidamente las informaciones de mujeres forzadas a intercambiar sexo por alimentos y castigar de forma adecuada a cualquiera que usó su posición para explotar y abusar de mujeres", agregó.

Desde que el ciclón tocó tierra cerca de la ciudad de Beira el 14 de marzo, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ofreció ayuda alimentaria a un millón de personas en coordinación con el Gobierno, pero aún hay miles de personas que no han recibido ayuda, según HRW. En el caso del Instituto Nacional para la Gestión de Desastres, distribuye comida en coordinación con las autoridades locales en base a una lista de beneficiarios elaborada por los propios líderes comunitarios.

El ciclón Idai podría ser el peor desastre natural del hemisferio Sur

No hay comida para todos

ciclon-idai-mozambique-21032019-01

Según uno de los políticos involucrados en la asistencia a quienes perdieron familiares y hogares, en algunos casos, cuando el acceso por tierra es imposible, son los líderes comunitarios quienes se encargan de almacenar la ayuda y distribuirla a las familias cada semana. "Como no hay comida suficiente para todos", reconoció que algunos aprovecharon la situación y cobran a la gente para que se les incluya en las listas de distribución.

Según una voluntaria, a veces las listas de personas vulnerables solo incluyen nombres de varones, excluyendo a las familias encabezadas por mujeres, lo cual provocó que "en algunas localidades, las mujeres y sus hijos no han recibido ayuda en semanas". "Harían cualquier cosa por comida, incluido acostarse con hombres a cambio de la distribución de alimentos", dijo la misma fuente.

Según HRW, la trabajadora de una organización internacional que ayuda a Mozambique dijo que se recibieron informes de abusos sexuales incluso en campamentos para desplazados internos, por lo que están haciendo un seguimiento de la situación y concienciando sobre el problema con el fin de que se denuncien posibles casos.

Más de 1.000 casos de cólera en Mozambique tras el feroz ciclón Idai

"Me dijo que debía agradecerle"

ciclon-idai-mozambique-21032019-01

HRW contó el testimonio de tres mujeres del distrito de Nhamatanda, donde la ayuda no llegó hasta el 5 de abril porque no era posible el acceso por tierra. Ellas reconocieron haber sido víctimas sexuales a cambio de comida. Una de ellas contó que un secretario local del partido gobernante se presentó en su casa con una bolsa de arroz tras haberle dicho que su nombre no figuraba en la lista de distribución. "Me dijo que ahora me tocaba a mí agradecerle", precisó. "Les dije a mis hijos que se fueran a casa de un amigo y cuando lo hicieron me acosté con él".

Otra de las mujeres que recurrió a un líder comunitario para obtener ayuda contó a HRW: "Me dijo que podría ayudarme si era amable con él", recordó. "Acordamos cuándo reunirnos y 'hacerlo'. Cuando terminamos me di solo un kilo de judías. Cuando me quejé, me dijo 'mañana habrá más'", señala.

Basándose en los Principios Directrices sobre Desplazamiento Interno de la ONU -que estipulan que los desplazados "tienen derecho a solicitar y recibir protección y asistencia humanitaria" de las autoridades y a "no ser perseguidos ni castigados" por ello-, HRW dijo que el gobierno debería adoptar medidas para evitar la explotación sexual y los abusos a las víctimas del ciclón y crear un entorno en el que las mujeres puedan denunciar los abusos sufridos.

"Las autoridades mozambiqueñas tienen una obligación de garantizar que todo el mundo recibe la protección que necesita en esta situación, incluidas mujeres vulnerables en riesgo de explotación sexual y abuso", declaró Mavhinga. "La ayuda de emergencia debería entregarse libremente a todas las personas necesitadas y el Gobierno, junto con las agencias de asistencia, debería garantizar que la distribución nunca se usa como una oportunidad para cometer abusos".

Casi 15.000 casos de malaria

Desde el paso del ciclón, Mozambique registró más de 14.800 casos de malaria en la provincia de Sofala, una de las más afectadas, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). La organización dijo que antes de Idai, Mozambique era uno de los 15 países en los que se producen el 80 por ciento de las muertes por malaria en todo el mundo. "Estamos profundamente preocupados por el incremento de la transmisión de la malaria porque la retirada de las aguas con lodo y los charcos que permanecen tras el paso del ciclón son el caldo de cultivo ideal para la población de mosquitos", ha dicho Michel Le Pechoux, representante de UNICEF en Mozambique.

D.S.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5011

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.