miércoles 07 de diciembre de 2022

Cecilia Nicolini: "La pelea contra el cambio climático es una pelea contra el tiempo"

La secretaria de Cambio Climático estuvo presente en la cumbre realizada en Egipto, en la que participaron más de 190 países, con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes y mitigar los efectos contra el medio ambiente. Los puntos más importantes y el rol de la Argentina.

17-11-2022 11:43

Cecilia Nicolini, secretaria del Cambio Climático, reveló detalles sobre la COP27 y apuntó a que “haya un compromiso mayor de los países desarrollados" en el cuidado ambiental. Además, destacó la presencia de Lula da Silva. "La pelea contra el cambio climático es una pelea contra el tiempo", sentenció en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Cómo viste el desempeño de Lula en la COP27? ¿Cómo impactó su propuesta de realizar la cumbre climática del 2025 en el Amazonas?

Fue un buen impulso la presencia de Lula. Él ya había mencionado la importancia de la agenda ambiental y del cambio climático para su próximo gobierno, en su discurso de victoria, luego de las elecciones en Brasil. Creo que esa es una buena noticia, también para la Argentina, la región y el mundo.

Su presencia viene a reforzar algunos reclamos que venimos teniendo desde los países de la región, para que haya un compromiso mayor de los países desarrollados, los que históricamente más contribuyeron a los efectos del cambio climático, para poder dar una respuesta contundente y alcanzar los objetivos que tenemos a nivel global.

Lula se comprometió a frenar la deforestación de Amazonía

La importancia de contar con recursos para el medio ambiente

Vos mencionabas que "sin financiamiento no hay acción climática justa". ¿Podés profundizar esta idea?

De alguna manera se adoptó, dentro de la convención, la idea de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Lo que significa que, si bien todos estamos comprometidos con una reducción contundente de los gases de efecto invernadero, poder llevar a cabo esas transiciones de la matriz productiva de los países requiere financiamiento.

En la conferencia del 2009 en Copenhague, los países desarrollados se comprometieron a financiar a los países en vías de desarrollo en, al menos, 100 mil millones de dólares anuales. Esa cifra no sólo no se cumplió, sino que, con el correr del tiempo, quedó desactualizada.

Los países con mayor desigualdad y pobreza sufren el impacto del cambio climático de manera más terrible, con pérdidas económicas y humanas muy diferentes a los países desarrollados. El financiamiento es clave para alcanzar nuestros objetivos de reducción de emisiones, pero también para poder llevar a cabo una agenda fundamental, que es la agenda de adaptación.

COP27: Argentina presentó su Plan de Adaptación al cambio climático

Es cómo preparamos a nuestros territorios y hacemos más resilientes también a nuestras matrices productivas, para poder seguir creciendo, pero que no sea a costa del ambiente, sino en armonía y con una reducción considerable de emisiones.

¿Estaba Mariana Mazzucato en la cumbre? Ella es economista y quizás haya aportado alguna clave de cómo financiar esta transición.

Sí, estuvo. Compartimos un panel junto a Kristalina Georgieva y otras autoridades. Se hizo mucho foco en la cuestión del comercio internacional. Y también se habló de la necesidad de financiamiento.

Por un lado, está este compromiso que no se ha cumplido, pero también la necesidad de fijar una nueva meta de financiamiento. Hay que discutir cualitativamente, y algunos países que deberían financiarlo.

El cambio climático, en tiempo real: especialistas elaboraron mapas que permiten conocer cómo afecta a cada región

Una carrera contra el tiempo

Jorge Elías (JE): Más allá de las metas de financiamiento, ¿no estamos llegando tarde a esto?

Por supuesto que estamos llegando tarde. Los efectos del cambio climático ya los vemos: derretimiento de los glaciares, aumento del nivel del mar, retroceso en los caudales de los ríos y aumentos de temperatura. Todo esto lo estamos viviendo en cada uno de los países, de acuerdo a la geografía que tenemos.

Pero para poder hacer los cambios y transformaciones que necesitamos, realmente debemos tener medios de implementación. Por un lado tiene que ver con el financiamiento necesario para poder trabajar en la estructura y el cambio de matriz energética, a partir de esa matriz más limpia que nos permita mitigar los efectos del cambio climático.

Cambio climático: cuáles fueron las consecuencias para la Argentina en el último año

Por otro lado, también está la transferencia de tecnología, que es más fácil. Son cuestiones muy parecidas a las que hemos vivido durante la pandemia: la necesidad de que haya un multilateralismo que esté a la altura de las circunstancias para dar respuesta a todas estas cuestiones.

No se reclama sólo para poder acceder a más fondos, sino también para poder invertirlo en los cambios que se necesitan. La pelea contra el cambio climático es una pelea contra el tiempo. En estas negociaciones estamos en la recta final.

Hablábamos de poner metas mucho más objetivas y cuantificables. Esperamos que las discusiones el año próximo puedan ser sobre los resultados que hemos obtenido, tanto en términos de cumplimiento de metas de adaptación, como en tener una nueva meta cuantitativa para el financiamiento, a partir de la COP del 2025.

El derretimiento de los glaciares, uno de los efectos devastadores del cambio climático.
El derretimiento de los glaciares, uno de los efectos devastadores del cambio climático.

JE: ¿Argentina debería cumplir algún requisito en el corto plazo?

Sí, tenemos una Contribución Nacional Determinada (CND), que hemos presentado ante la convención, y que ha sido aprobada por el Gabinete Nacional del Cambio Climático, hace dos semanas, en Buenos Aires.

Queremos limitar nuestras emisiones para el año 2030 a 349 mega toneladas de dióxido de carbono o equivalente. Las metas de Argentina se han hecho, en los últimos tres años, un 30% más ambiciosas. Estamos siendo muy ambiciosos, a nivel de los países desarrollados.

Cae la probabilidad de alcanzar el objetivo climático pactado en París para el 2030

Presentamos un plan con más de 250 medidas, con todos los sectores involucrados y las provincias. Incluso representantes del sector privado, los sindicatos, organizaciones ambientales y universidades, para construir una hoja de ruta y que esas medidas se transformen en proyectos escalables.

No solamente hablo de financiamiento, sino también de inversión privada, para poder llevar a cabo esas transformaciones y que sea una transición justa, es decir, con la gente adentro, cerrando las brechas de desigualdad y de pobreza.

FM JL