miércoles 29 de junio de 2022
MODO FONTEVECCHIA TV abierta vs. plataformas digitales

Diego Guebel: “La televisión abierta está viva, tal vez tenga menos relevancia pero está lejos de morir”

El productor de "MasterChef", programa que se llevó el Martín Fierro de oro, habló en "Modo Fontevecchia" y dijo que el exitoso reality fue "una luz en medio de la pandemia". Mirá la entrevista completa.

18-05-2022 12:05

Diego Guebel, productor de MasterChef, fue entrevistado por Jorge Fontevecchia por Radio Perfil (FM 101.9) y Net TV, y remarcó qué, en la puja por las audiencias con las plataformas digitales, la televisión abierta  “está muy lejos de morir”.  

¿Cómo fue recibir el premio Martín Fierro de oro después de haber vivido muchos años fuera de Argentina? 

Es una alegría grande, es un reconocimiento al trabajo, por supuesto que el  primer reconocimiento es que las cosas funcionen y que el programa se vea, y el mimo extra es el que te da la industria reconociendo ese mérito. MasterChef fue una luz en medio de la pandemia.

Tu ex socio Mario Pergolini sostiene que la televisión abierta murió, ¿estás de acuerdo con esta premisa? 

No creo que la TV abierta haya muerto. Es lo mismo que la radio. La televisión abierta está viva, puede que tenga menos relevancia pero está lejos de morirse y eso pasa por las plataformas digitales.

O sea, al haber más plataformas, pierden algo, pero la TV sigue siendo la plataforma con mayor cantidad de audiencia, ¿a eso te referís? 

El 50% de lo que se ve es televisión abierta, y el resto, constituye el fenómeno de las plataformas que canibalizan más al cable que a la TV abierta. 

Los momentos más destacados de la gala de los Martín Fierro 2022

¿Qué es crear un formato? ¿Crearlos es más importante que cualquier otra cosa creativa en la industria? Vos lo hiciste hace veinte años y no sé si tenían la importancia y grado de difusión que tienen hoy. ¿Por qué el formato es más importante que la estrella?  

Formatos hubo desde hace muchísimo tiempo. Hace 40 años tal vez no sabíamos tanto de formatos, pero hace 20 ya había una cantidad de formatos establecidos. El mundo globalizado hace que la gente consuma productos parecidos en todos lados. Un formato es una matriz, una estructura donde localmente se pueden adaptar. Cada país cree que tiene una unicidad con el sabor local, pero el formato es el mismo.

Cuando comprás un formato comprás experiencia porque hay otro que ya cometió los errores y va a ser un camino con más certeza. En el primer país que se hace, el formato siempre es más un trabajo en progreso que se termina de afinar. Eso sucede con El Hotel, que se va armando y sofisticando y después se puede vender a cualquier parte del mundo.


Diego Guebel: "No creo que a la gente le interese ver un Hotel de los políticos"

¿Por qué el formato pasa a tener esa importancia que hace tres décadas no tenía? ¿Se está volviendo cada vez más importante?

Por ejemplo, 100 argentinos dicen es un formato que se llama originalmente Family Feud y se creó en 1976. Que eso haya empezado a viajar es un fenómeno que tiene 25 años en el sentido de que empiezan a haber compañías  de producción globales que, en vez de empezar de cero, compran un formato. La toma de decisiones muchas veces tiene que ver con una perspectiva comercial de un programa.

El formato hace más fácil y acelera el proceso de rentabilidad. Un formato te da satisfacción instantánea y no es que al que lo vea le importa que haya funcionado en otros lados. Son mecanismos que la globalización hace que eso pueda pasar con más frecuencia. 

Masterchef Celebrity ganó el Martín Fierro de Oro 2022

JUANI FERNÁNDEZ JUVÉ: En cuanto al consumo de la Argentina, en el que por momentos va cambiando la tendencia, a veces, con los realities o las novelas turcas, ¿qué tiene en particular MasterChef o Bake Off Argentina, que ocupan el prime time y la rompieron en términos de rating, no así lo que ocurría con Marcelo Tinelli que "tenía la vaca atada y se le desató"?

Cuando empezamos con MasterChef tuvimos la particularidad de que lo querían diario y salía con una falta de edición total y pensaba que no iba a funcionar. Pero fue una falta de visión porque funcionó mucho. Pero lo que tiene de particular es que trata de algo que atraviesa a todos que es la comida, no como alimento sino como hobbie o celebración o para compartir.

Es extraño, al mismo tiempo, porque toda la experiencia está mediada por el chef. Vos no podés probar, solo ves el plato y aun así funciona. También tiene que ver con esa cuestión hipnótica de que todo el tiempo pasa algo con lo que el público se queda mirando. En cuanto a lo de Tinelli, él venía hace 15 años haciendo lo mismo y bastante tiempo duró, no está mal. 

CB PAR