viernes 09 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA CHAU NAPOLEÓN

El Monumental despidió a Marcelo Gallardo, en una noche cargada de emociones

En el último partido del Muñeco dirigiendo a River como local, el mundo Millonario se paralizó para rendirle homenaje al técnico más ganador de la historia del club. Si bien Núñez fue una fiesta, Rosario Central se la arruinó al ganarle 2-1.

A partir de las 20:30 el aire, los ánimos y las sensaciones de la gente y de los protagonistas en el Estadio Monumental eran totalmente diferentes a cualquier otro partido de River. En lo que fue una fiesta de principio a fin, el Millonario despidió a Marcelo Gallardo, que luego de ocho años y medio al frente del club, decidió ponerle una pausa a su rol de DT.

De manera irónica el partido no quería terminar, parecía que el Monumental no quería que la última noche Gallardo como técnico de River llegue a su final ya que el segundo tiempo se jugó hasta el minuto 64’ en un partido con una definición llena de polémicas.

El particular tiempo que Fernando Echenique decidió agregarle al partido, el insólito cruce de Juanfer Quintero con el mismo Echenique y una pelota que se paseó por la línea del arco de Rosario Central sentenciaron la última noche del Muñeco a la par de la línea de cal dando indicaciones en Núñez. 

Si bien la noche solo tenía los ojos y la atención sobre Marcelo Gallardo, el equipo de Carlos Tevez le arruinó en alguna medida la fiesta, generando claro está una sonrisa para el fanático xeneize. River repitió los mismos errores que arrastró en el último semestre que le costaron caro impidiendo que llegue con más fuerza a la recta final del torneo para pelear el campeonato.

Gallardo, un entrenador que deja como herencia mucho más que copas

De esta manera, capitalizando al máximo los errores de River y mostrando efectividad en los últimos metros, el Canalla pegó en los momentos justos en una noche soñada para el jovencito Alejo Veliz que anotó los goles de la visita. Tanto los hinchas como los protagonistas mostraban cierta desconexión de la realidad en una noche cargada de emociones por la salida del Muñeco.

Tal fue la distracción, que a los 13’ los de Carlitos Tevez pegaron la primera piña, en un primer tiempo que nunca encontró a River en la cancha ante un Central prolijo y combativo. Ya en el complemento apareció de nuevo el delantero canalla de 19 años para estirar la ventaja.

Marcelo Gallardo y su despedida de River
Marcelo Gallardo y su despedida de River

En un partido que se le hizo cuesta arriba desde el comienzo a River por errores propios, finalmente llegó el gol del descuento en la cabeza de Matías Suárez que gritó el gol que todos los presentes querían gritar para desahogarse en una noche de emociones fuertes. El cordobés le dio el descuento a River, que se gritó y festejó como un empate, o incluso un gol de triunfo por la emotividad que pesaba en la noche de Núñez.

Así luego del gol, Suárez salió disparado al banco de suplentes a abrazar con el alma a Gallardo. Si bien la noche no tuvo un cierre épico con muchos momentos de la estadía del Muñeco como DT millonario, si tuvo acciones que lo hicieron intenso.

Los últimos 20’ parecieron años porque pasó absolutamente de todo: Damián Martínez se encargó de negarle el grito sagrado a Suárez y a todo River luego de sacarla en la línea en lo que era el 2-2, todo el Monumental se levantó del asiento para gritar por un presunto penal por un agarrón sobre Enzo Pérez, el gol anulado a Facundo Buonanotte y la expulsión del colombiano Quintero por el empujón a Echenique.

Rodolfo D'Onofrio elogió a Marcelo Gallardo y su trabajo en River: "Deja una huella enorme"

Luego de todas situaciones acumuladas en pocos minutos, llegó el pitazo final para bajarle el telón al último partido de Gallardo al mando de River en el Monumental. Claro está allí, a pesar del resultado, la fiesta continuaba para el último adiós del Muñeco. Luces, cantos y gritos para Marcelo bajaban de las tribunas para que luego Quintero le lea una carta del hincha de River al DT más ganador de la historia del club:

“Gracias por ganar, golear y gustar y gracias desde la platea y la popular.

Gracias por formar jugadores. Gracias, desde todas las filiales.

Gracias por tus ideales.

Y gracias, desde todas y todos los que enseñamos y soñamos creer.

Gracias, desde el club que te vio nacer y gracias por enseñarnos a creerlo.

Gracias por hacer el respeto del manto sagrado.

Y gracias eternas por tu legado.

Gracias por cada proeza y gracias por vivir y jugar con grandeza.

Gracias desde la Sívori, desde la San Martín, la Belgrano y la Centenario.

Gracias por los 14 títulos, por la gloria y gracias por el inolvidable capítulo de nuestra historia.

Gracias por el 9 de diciembre.

Y gracias por esa emoción que vivirá para siempre.

Gracias por asomarte al balcón.

Esta tarde que le ganamos a Boca.

Y gracias por esa alegría de ganarle a Boca y salir campeón”, sentenció en su lectura entre lágrimas el volante colombiano en la voz de todo River.

La emotiva despedida de Marcelo Gallardo: "Mi vínculo con River es de toda la vida"

Luego tomó la palabra el propio Gallardo para responderle al hincha que le recordó lo importante que fue su paso por el club durante toda la noche. “Sinceramente, no sé por dónde empezar… Mi vínculo con River… Realmente soy un privilegiado. Jamás en mi vida soñé con vivir algo así. Y si lo soñé, era algo muy mío. Y estar en este momento en este lugar, con un nudo en la garganta muy grande, con miedo de expresarme porque esto es demasiado. Más de lo que creía que podía tener", abrió el Muñeco su discurso para todo el Monumental.

De manera lógica su voz empezó a quebrarse a medida que corría el tiempo de discurso. Para cerrar su agradecimiento el técnico más ganador de la historia del club con 14 títulos cerró de la siguiente manera una noche que vivirá en el recuerdo del Millonario: "Gracias a ustedes (los hinchas), gracias a ustedes que desde hace más de ocho años me hacen sentir realmente de una manera especial. Gracias por cada homenaje al entrar a este campo, a este estadio, gracias por brindarme su corazón. Los voy a extrañar mucho. Mi vínculo como dije no es de un año de contrato, dos o tres u ocho como han pasado, mi vínculo con River es por toda la vida”.

JL PAR