viernes 20 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA
12-05-2022 12:57

El nuevo plan de Alberto Fernández para sobrevivir a la embestida K

El Presidente realizó un giro 180 grados en su política. Del “no contesten”, a mandar a sus ministros a responder, a salir él mismo. Final abierto.

Antes del discurso de Cristina Kirchner en el Chaco, Alberto Fernández repetía la misma idea a todos los funcionarios y ministros que le pedían, de una vez por todas, declararle la guerra al kirchnerismo. “No es el momento, no salgamos a responder”, les decía el mandatario a los que pedían devolver fuego con más fuego. Pero el acto de la Vicepresidenta y algunas palabras, que dolieron por demás, cambiaron la política albertista a la hora de combatir la interna. Hay un giro 180 grados.

La primer sorpresa fue que Alberto mandó a sus ministros, los más apuntados por el kirchnerismo, a responder. Las entrevistas, con incisivas declaraciones hacia el ala K, que dieron el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el de Producción, Matías Kulfas, en la jornada del lunes fue un reflejo de eso.

Para ser claros: no fue para nada una acción espontánea de los funcionarios apuntados, sino que hubo una decisión presidencial de salir al cruce. Las declaraciones de CFK, en especial la de que “no estaban haciendo honor a tanta confianza depositada”, por los votantes del Frente de Todos, dolieron en el entorno albertista.

Pero, cuando parecía que la escalada iba a llegar hasta ahí, fue el propio Alberto el que recogió el guante, en una acción que desconcertó hasta los propios. “Si querés responder, mandá a los tuyos, no le podés hacer críticas a Cristina cuando estás paseando por Europa”, se quejaba un ladero presidencial. Es que, desde allá, el Presidente cargó como nunca contra su Vice: “Tiene una mirada parcial”, dijo, entre otras declaraciones picantes.

Final abierto, pero el giro albertista, en la interna oficial, dará que hablar.

JLG PAR