MODO FONTEVECCHIA
Recesión

Empleo: se alcanzó la mayor brecha entre despidos e ingresos desde la pandemia

La tasa de salida de personal creció hasta ubicarse 2,1 puntos por encima del promedio de los últimos 10 años, según el sondeo de una consultora privada.

Miguel Ponce: “Hay una recesión que se está consolidando”
Miguel Ponce: “Hay una recesión que se está consolidando” | TELAM

La recesión económica y el derrumbe de la actividad ciertamente tuvieron un impacto directo en el mercado laboral que se ve resentido en el nivel de empleo formal. Se conocieron los resultados del último relevamiento realizado por la consultora PxQ, dirigida por Emmanuel Álvarez Agis, que revelaron una ampliación significativa de la brecha existente entre los niveles de contratación y los de rotación de personal registrados en marzo de este año.

En concreto, el sondeo dejó en evidencia el profundo deterioro del mercado laboral, en cuanto a la creciente cantidad de despidos medidos en un contexto de fuerte recesión económica. Los indicadores de empleo para el tercer mes del año mostraron que la tasa de rotación (desvinculación) de trabajadores se ubicó 2,1 puntos por arriba del nivel promedio medido durante los últimos diez años. A la vez que, la brecha en la relación ingreso/egreso de personal alcanzó en marzo de 2024 la peor medición registrada desde la pandemia.

Cabe señalar, que desde marzo de 2020 cuando fue declarada la pandemia por Covid-19, la economía atravesó un largo proceso de paralización en la actividad a nivel país y global. 

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Álvarez Agis dijo que Milei evitó una hiperinflación, pero criticó el tipo de ajuste | Perfil

Tasas de salida y entrada 

El sondeo que hizo la consultora, reveló que los despidos que tuvieron lugar durante marzo 2024, se traducen como una falta de mirada optimista respecto de una posible reactivación de la economía. Pareciera reflejar que el empresario argentino no ve una recuperación con repunte en “V”, al menos no en el corto ni mediano plazo, y por ello desvincula personal y no opera nuevas incorporaciones a la planta de empleados.

Una lectura que va en consonancia con los sondeos de consultoras que indican que el proceso de salida de la recesión podría llevar hasta 20 meses, desestimando un repunto en V con inclinación hacia un modelo con forma de “U” o pipa y a ritmo más lento.

Según el sondeo de la consultora PxQ, realizado con base en los datos de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) publicada por el Ministerio de Trabajo, indica que en el mercado laboral la "tasa de salida" (desvinculaciones laborales) fue 2,1 puntos porcentuales superior al promedio registrado en la última década. En paralelo, la "tasa de entrada" (contrataciones laborales) se ubicó 2,6 puntos por debajo del promedio medido en el mismo período.

Cabe señalar que los indicadores para el último trimestre de 2023 (octubre-diciembre) la tasa de desocupación se ubicó en un mínimo histórico de 5,7%. El próximo dato oficial del INDEC se conocerá el 24 de junio próximo, y verá reflejado el deterioro por el impacto de la fuerte caída en la actividad de todos los sectores representativos de la economía del país. A lo que se suma los despidos en el sector público.

Radiografía de la recesión: cómo se resintió el consumo en los primeros meses de Milei | Perfil

Niveles críticos de pandemia

El contexto definió que, con un derrumbe en el poder de compra de los consumidores, hubo una fuerte retracción del consumo y derivó en un derrumbe en los niveles de la actividad económica. De hecho, la caída fue de tal magnitud que alcanzó el peor nivel de actividad registrado desde mayo de 2021, es decir con el impacto de la pandemia.

En las mediciones para los primeros tres meses del 2024, se refleja que los sectores más representativos de la economía sufrieron una fuerte contracción interanual en la actividad. Las principales caídas se vieron en los rubros de la industria manufacturera con el 13,4%, en la construcción con una caída del 23,3% y en comercio con el 10,8% de caída interanual, comparado con el primer trimestre de 2023.

Según el Índice de Producción Industrial (IPI) que elabora y publica el INDEC, los desplomes más pronunciados se registraron en la producción de maquinaria agrícola, acero, insumos para la construcción y productos de electrónica. Estos rubros que tienen la mayor incidencia en la actividad industrial fueron precisamente los que recibieron el impacto más fuerte y significativo del desplome por la recesión y caída de la actividad.

Por ende, respecto a la actividad de la industria, el tercer mes del año 2024 mostró una caída interanual que alcanzó al 21,2%, lo que representó la contracción más fuerte dentro del sector registrada desde mayo de 2021.

Con un desplome en las ventas

Además para empeorar el panorama en marzo 2024 se registró una caída interanual de casi el 10% (9,3%) en los consumos medidos en los supermercados. Dentro de este desplome, los rubros más impactados por la retracción fueron electrónica con una caída del 34% e indumentaria con el 26%. Al ser parte de una demanda elástica, es normal y esperable que sean los rubros con mayor impacto por el recorte del consumo y reajustes del presupuesto en los hogares, en épocas de alta inflación.

No obstante, ciertos productos de primera necesidad como son las frutas, verduras y carnes, también registraron caídas considerables, a la vez que los lácteos tuvieron una magra suba que alcanzó solo un 2% anual en los niveles de venta. Por su parte, según lo reportado por el relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las mediciones para abril dan cuenta de una caída anual que llegó al 7% en las ventas minoristas. Los sectores más impactados fueron: perfumería (-23,3%) y farmacia (-18%).

FM