miércoles 10 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA Análisis económico

Ismael Bermúdez: "A Guzmán lo castigaron por mucho menos de lo que dijo Batakis"

El periodista habló en Modo Fontevecchia y expresó que "hay un deterioro adicional al que ya habíamos presentado con Martín Guzmán". Además, manifestó que el futuro del país va a depender de las decisiones que tome la ministra de Economía y que "recordemos que el FMI le bajó el pulgar a Cavallo". Mirá la entrevista completa.

14-07-2022 13:47

El periodista y analista económico, Ismael Bermudez, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y aseveró que "hay fuertes estados de intereses de la deuda pública y, sobre todo, la privada". Por otro lado, aseguró que "hay una especie de silencio de apoyo tácito" hacia el plan de la ministra y, por último, opinó que "a Guzmán lo castigaron por mucho menos de lo que dijo Batakis".

Queríamos saber tu percepción sobre el discurso de Silvina Batakis, lo que está pasando con la economía y el Gobierno.

Hay un deterioro adicional al que ya habíamos presentado con Martín Guzmán. Esto tiene que ver con problemas políticos, económicos, cambiarios muy serios porque, hoy por hoy, vemos que el Banco Central tiene escasos dólares y los que tiene los empieza a racionar con las importaciones. Ahora, con esta medida que tomo la AFIP del dólar tarjeta, será insuficiente, por lo que el Banco Central, el Ministerio de Economía o la AFIP tendrán que tomar medidas adicionales. Se viene, estacionalmente, un periodo donde la única oferta de dólares que tiene la Argentina, que proviene de las exportaciones, tiende a desacelerarse.

Por lo tanto, lo más crítico es la falta de dicha moneda en el país y, al mismo tiempo, eso impulsa la cotización de los dólares alternativos, algo que causa que haya un nuevo salto en el dólar blue que actúa como una especie de referencia, ya que hay muy pocas transacciones en relación a todo el movimiento del comercio exterior que se mueve por todo el tipo de cambio oficial. Esto lleva a generar expectativas evaluatorias adicionales y una mayor remarcación en los precios.

Por otro lado, el silencio de Cristina Fernández de Kirchner y, en general, de su sector frente a las medidas que tomó la ministra son muy reveladoras porque a Guzmán lo castigaron por mucho menos de lo que dijo Batakis. Con el Fondo Monetario y ahora la ministra dice que va a cumplir a rajatabla con el acuerdo con el mismo. Además, va a cumplir con las metas fiscales, eso genera una postergación de muchos de los gastos que está teniendo un fuerte deterioro como consecuencia de la propia inflación.

Si bien es cierto que, estacionalmente, en el segundo semestre se liquidan menos exportaciones que son las mayorías provistas por el campo. Guzmán decía que podía ser más suave porque, al mismo tiempo, las mayores importaciones por el mayor precio de energía se acababan en junio y que no había que importa en la misma proporción, además de que había muchas retenciones de los productores agropecuarios, por lo tanto, tendrían que liquidar exportaciones que no habían producido en el primer semestre. ¿Es plausible esta hipótesis o es un disparate conformista de Guzmán?

En general, se estima que este año vamos a tener un superávit muy inferior al del año pasado. El año pasado anduvo alrededor de los 15 mil millones y este año se habla de menos de 10 mil millones habiendo en un encarecimiento muy fuerte, más allá de los costos de la energía, de los fletes que aumentaron entre el 80% y 120% en dólares. La Argentina sabe de esos dólares, a su vez hubo un crecimiento en el turismo hacia el exterior, es por eso que se toma esta medida que no creo que mueva mucho el amperímetro.

Nicolás del Caño: "Silvina Batakis anuncia el ajuste que soñó Martín Guzmán"

El que iba a hacer el viaje, lo va a hacer igual que son también salida de dólares. Hay fuertes estados de intereses de la deuda pública y, sobre todo, la privada. Hay pagos de vencimientos de capital del sector privado. Entonces, cuando uno mira lo que es el balance cambiario, lo que ve es que el año pasado con 15 mil millones, las reservas del Banco Central fueron deficitarias, negativas. Todo lo que queda de superávit comercial en el país se va por otras ventanillas, que son muchas, y el Banco se verá obligado a estar cerrar muchas de ellas sí quiere mantener el stock de reservas o sí los quiere acrecentar más aún.

El otro problema que hay es sí el Fondo Monetario va a seguir refinanciando los vencimientos haciendo esos desembolsos trimestrales con los cuales después la Argentina le paga al FMI. Es una economía muy condicionada a esas auditorias, las cuales hoy por hoy tienen más un componente político que económico.

El Fondo, en muchos casos, puede hacer la vista gorda, decir que deja de lado la auditoria, pero que se trate de corregir ciertas cosas. Sí por alguna razón, el Fondo, donde la reserva de Estados Unidos tiene mayoría, decide bajarle el pulgar a Argentina y no hace los desembolsos para que la Argentina le pague al FMI ahí vamos estar en un problema mayúsculo y hay antecedentes en donde se ha comportado de otras maneras con la Argentina. 

Concretamente, si no se cumplen las metas, se cae el acuerdo.

Si. Más que cumplirse las metas, es una decisión política. Es decir, sí el FMI sigue apoyando al Gobierno para que llegue al 2023 le va a aprobar las auditorias así el país no cumpla con las metas.

La excusa sería que podrían no cumplir las metas y seguirlo apoyando, y que sí no quiere seguir apoyando, dirá que porque no las cumple se cae el acuerdo.

Exactamente. En el 2001, recordemos el FMI le bajó el pulgar a Domingo Cavallo. No le renovó ese préstamo y él tomó medidas como lo del corralito, el famoso déficit cero que llevó a la baja de las jubilaciones en términos nominales y así estalló el país que tenía a la gente golpeando a la puerta de los bancos porque se habían quedado con sus ahorros. Esperemos que el FMI no le baje el pulgar a la Argentina porque ahí sí estaríamos en un problema que no me quisiera imaginar.

El FMI advierte sobre una crisis de deuda a nivel global

¿Tu palpito qué te indica de cómo va a seguir esto? ¿Qué posibilidades tiene la ministra de que esto funcione? 

Es muy difícil porque primero el escenario internacional se ha enrarecido mucho más. Hay un salto inflacionario y una crisis alimentaria, además de que no hay pensamientos alentadores de que se termine la guerra en Ucrania, por lo tanto, lo que pasa afuera no le da espacio al planeta. A la Argentina no le da espacio para poder tener un respiro ayudado por el tema del comercio internacional o las inversiones internacionales, sino todo lo contrario. En segundo lugar, el otro tema que hay es que Batakis está tironeada de dos frentes.

El sector financiero que dice que todo anda bien, que se quiere más, ver las resoluciones, que se avance con el equilibrio fiscal. La ministra tendrá unos desafíos muy importantes en lo inmediato, por ejemplo, ¿habrá bono para los jubilados en agosto teniendo en cuenta que hasta septiembre no van a recibir ningún aumento? ¿los jubilados docentes que recibieron un aumento en marzo y que tienen que aguardar hasta septiembre para recibir el otro, por lo que van a tener una pérdida del 30%, ¿se le va a dar algún anticipo para amortiguar esa caída?

El tema de la incorporación de empleados públicos, ¿se va a efectivizar a toda esa gente que hoy está de forma provisoria como se había prometido antes de que asuma Batakis o ella lo va a frenar? Va a depender de todas las decisiones que tome ella y, en función de eso, vamos ver cuál será el devenir que puede llegar a tener el programa económico. Es algo que sólo ella sabe y que evidentemente tiene una fragilidad muy fuerte por el escenario internacional. También por las condiciones difíciles en las que tiene que aplicarlo y las políticas que hay en el frente oficialista, en relación a los anuncios que hizo. 

BL PAR 

En esta Nota