viernes 20 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA Salud
20-04-2022 07:50

La ciencia confirma los beneficios de andar en bicicleta

Luchar contra la obesidad, mejorar el estado cardíaco y un bienestar general son claves para ejercitar en este medio de transporte.

20-04-2022 07:50

Mejor estado general, menos obesidad y riesgo cardiovascular, incluso una perspectiva vital más optimista. Los beneficios de andar en bicicleta son una realidad incontrastable. Así lo recuerda el libro City Cycling, de John Pucher y Ralph Buehler, según el resumen que hizo en su cuenta de Twitter el ciclista y divulgador Tucu en Bici.

Con una intensidad que duplica a la de las caminatas, la bicicleta tiene beneficios múltiples. A mayor pedaleo, menor colesterol, acumulación de grasas y circunferencia de cintura. Las personas que la usan para ir al trabajo tienen muchas menos chances de padecer sobrepeso (el 39,8% de los consultados en un estudio de Preventive medicine) que aquellos que van en auto. Desde Dinamarca, otro trabajo asegura que hacer ese trayecto reduce las causas de mortalidad en un 28%.

Movilidad sustentable: cada vez más personas apuestan a la bicicleta

Los beneficios se extienden a la salud mental. En base a un estudio sobre ciclistas italianos de edades prolongadas, la revista Medical Anthropology concluyó que ese deporte los hizo sentir más saludables, felices y jóvenes.

Como contrapartida, otras investigaciones dan cuenta del estrés que generan los peligros reales y percibidos de andar en bicicleta -un medio de transporte vulnerable- en medio del tráfico.

El libro Cycling and society recuerda que durante buena parte del siglo XX se trataba del vehículo más habitual en las rutas británicas. La tendencia fue declinando a medida que las ciudades se masificaban. Si en 1949 esos viajes representaban el 37% del total, en 2002 habían caído al 1%. Toda una paradoja: nunca se compraron tantas bicis, pero nunca se usaron menos.

Bicicleta en la ciudad, un cambio cultural que llegó para quedarse

Pero andar en bici no sólo acarrea beneficios individuales. También mejora la calidad del aire que respiramos y contribuye a disminuir el ruido, lo que redunda en menos estrés y una mitigación del cambio climático.

Las ciudades que la impulsan también fomentan los compromisos comunitarios. “El hecho de tener diseños urbanos más permeables y compactos que promueven el ciclismo lleva a la reducción del crimen a través de mayor actividad en las calles”, recuerda Tucu en Bici. Demasiados puntos a favor, muy pocos en contra.

AVS PAR