MODO FONTEVECCHIA
Avances científicos

Los logros científicos del año: parte II

Supercomputadoras capaces de diseñar materiales de alto rendimiento, vacunas contra la malaria y nuevas revelaciones sobre los agujeros negros, entre los avances destacados de 2023.

Agujeros Negros 20220905
Agujeros Negros | Gtlza. NASA

Además de premiar el desarrollo de una droga contra la obesidad y ponderar el uso potencial del hidrógeno como fuente de combustible y fertilizante, la revista Science destacó tres grandes avances que la ciencia alumbró en 2023.

Nuevas supercomputadoras

Después de una década de trabajo, en 2023 empezó la era de las computadoras a exaescala, capaces de procesar un quintillón (un uno seguido de 30 ceros) de operaciones matemáticas por segundo. Aunque hay rumores de que China ya cuenta con ellas, este año se habilitó la primera para uso científico a nivel oficial. Se llama Frontier (Frontera) y está en el Laboratorio Nacional de Oak Ridge de Tennessee, EE.UU.

Los primeros resultados son alentadores. Un grupo de científicos logró predecir el comportamiento de hasta 600.000 electrones en una aleación de magnesio, lo que podría llevar al desarrollo de materiales ultralivianos y más eficientes para autos y aviones. Frontier permitió a otro grupo de expertos incorporar a sus programas las leyes físicas que dan forma a las nubes en todo el planeta, lo que -con la ayuda de la inteligencia artificial- podrá mejorar en forma sustancial los pronósticos del cambio climático. Para el año que viene se espera la inauguración de más supercomputadoras en Alemania, Francia y Japón.

Ya funciona "Clementina XXI", la nueva supercomputadora argentina | Perfil

El combate a la malaria

Aunque en 2021 hubo 247 millones de casos de malaria, un aumento atribuible a la interrupción de los servicios sanitarios durante la pandemia, la enfermedad tiende a erradicarse cada vez en más países, entre ellos la Argentina. Pero ese escenario todavía está lejos de concretarse en África, que aporta el 95% de los contagios. Los esfuerzos para combatirla se redoblaron este año.

Una evaluación a gran escala mostró que Mosquirix, la primera vacuna, logró bajar de forma significativa las muertes, aunque con una protección de baja duración. La segunda vacuna, R21, ya tiene la aprobación de la Organización Mundial de la Salud. Con efectos similares a su predecesora, es más barata y fácil de producir, lo que debería contribuir a achicar la brecha que persiste entre la oferta y la demanda para curar una enfermedad que, solo en África Subsahariana, mata a casi 500 mil niños al año.

Hallaron en Perú un virus que causa síntomas de malaria, dengue y enfermedades infecciosas tropicales

El sonido de los agujeros negros

El registro de un ruido sordo y leve que los astrofísicos captaron este año era, en verdad, el rastro de masas titánicas en movimiento: dos agujeros negros supermasivos entrelazándose en violentos pares orbitales. Millones de veces más pesados que el Sol, su movimiento es imperceptible a los instrumentos disponibles en nuestro planeta, pero cuando se aproximan a unos pocos años luz uno del otro, emiten ondas gravitacionales.

En junio, cinco equipos repartidos por todo el mundo anunciaron que habían logrado eliminar el ruido de datos recopilados a lo largo de 15 años, para concluir que lo que se escuchaba era el estrépito combinado de esos agujeros negros. El trabajo no está concluido: los científicos siguen buscando ondas para mapear el zumbido de esas masas danzantes, y así acercarse un poco más a uno de los grandes misterios de la astronomía moderna.

FM