jueves 02 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA Crisis política

Perú arde: cómo fue el intento de la toma de Lima

El analista político, Javier Gutiérrez, caracterizó la difícil situación social que está atravesando el país vecino. El rol de la presidenta Dina Boluarte y las manifestaciones constantes.

20-01-2023 11:34

Javier Gutiérrez, consultor político, destacó que la situación en Perú es muy compleja, y que ni el Gobierno ni el Congreso parecen estar a la altura de las circunstancias. “Muchos manifestantes llegaron a la capital a reclamar debido a la inacción que ha tenido el Gobierno en el manejo de esta crisis”, afirmó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Nos podría hacer una síntesis de cuál es la situación actual en Perú?

Estamos viviendo una ola constante de protestas que se originaron en las regiones del sur, y que poco a poco han ido escalando. Al día de hoy hay más de 100 puntos en carreteras tomadas en todo el país.

Ayer se dio lo que se denominó “la toma de Lima”. Muchos manifestantes llegaron a la capital a reclamar debido a la inacción que ha tenido el Gobierno en el manejo de esta crisis, una crisis que ya ha dejado 51 muertos desde que iniciaron las protestas.

Este jueves, nuevamente, la presidenta Dina Boluarte ha dado un mensaje vacío, sin saber aquilatar lo que está sucediendo en el país. No tomó ninguna medida concreta. Se espera que hoy continúen las protestas en la capital.

"La toma de Lima": miles de personas protestan contra el gobierno en la capital de Perú

Lo más grave ha sido la cantidad de muertos que se han producido a raíz de las protestas, y no se ve una salida a corto plazo, porque las demandas de la ciudadanía, que son la renuncia de la presidenta, el cierre del Congreso y la convocatoria a una Asamblea Constituyente, son medidas inviables de acuerdo a nuestro marco legal.

¿Cuál cree que es el pronóstico de lo que va a suceder a lo largo de este año? ¿Cómo cree que se va a resolver la crisis?

Creo que las protestas van a seguir. Es probable que se intensifiquen y que tengan un correlato un poco más violento de lo que estamos viendo ahora.

La salida que espera la ciudadanía no es viable según nuestro orden constitucional. Si bien la presidenta puede renunciar y asumir el presidente del Congreso, los manifestantes tampoco se van a quedar contentos con eso, porque consideran que el Congreso es parte del problema, y es verdad que no está actuando a la altura de la situación que estamos viviendo.

Todavía no se realizó la votación para la convocatoria a las nuevas elecciones fijadas para abril de 2024. Se pensaba que el adelanto de las elecciones podía calmar las demandas, pero no ha sido así.

Las protestas en Perú afectan el suministro mundial de cobre

La ciudadanía quiere que esta presidencia, que es la responsable de estas muertes, por el mal manejo que ha tenido de la crisis, renuncie. Todavía se está evaluando que esas elecciones se adelanten para fines de este año, pero el Congreso no ha activado aún el mecanismo constitucional para esta modificación.

Si pensamos en una salida fuera de los marcos de la Constitución, podríamos hablar de que las Fuerzas Armadas tomen el poder en el país, instaurando una dictadura militar. Esa es una medida que nadie quiere en el Perú. Tampoco sería una salida, porque la crisis igual continuaría. El escenario es bastante complicado.

FM JL