miércoles 07 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA FUTURO ECONÓMICO

Ricardo Delgado: "Sin dólares en el Banco Central, estabilizar es una quimera"

El director de la consultora Analytica se refirió a la posibilidad de aplicar un plan de estabilización. "Es un Gobierno con poco margen político y poca espalda para llevarlo adelante". Además, habló en Modo Fontevecchia acerca de las políticas que se deberían implementar para bajar una inflación "mucho más compleja que la de los últimos años".

01-11-2022 11:26

El destacado economista, Ricardo Delgado, analizó la coyuntura económica y afirmó que "no hay mejor política salarial de recuperación de los ingresos que una baja inflación". A su vez, al respecto del nuevo programa de Precios Justos, dijo descreer de buenos resultados. "En esta economía compleja, diversificada y con un Estado que no tiene el músculo suficiente para realizar controles profundos, no es auspiciosa", sostuvo en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Hay un informe de tu consultora que dice que en los últimos 75 años el salario real sólo mejoró en 41 años por encima de la inflación, y casi siempre cuando la misma no superaba el 30% anual, por más paritaria que haya. En ese sentido, ¿la única solución para ganar las elecciones es un plan de estabilización?

Efectivamente. Cuando uno mira, desde el ´46 hasta hoy, la evolución de los precios y los salarios con alta inflación, los salarios no logran recuperarse. No hay mejor política salarial de recuperación de los ingresos que una baja inflación. Hay que atacar con políticas consistentes el flagelo de la inflación en Argentina, ya que vamos a estar muy cerca de los tres dígitos y eso complica toda la estructura de consumo, gastos e ingresos de las familias. 

Sergio Massa no tiene en mente algún programa de estabilización, pero sí algunos intentos sobre cómo avanzar en algunos esquemas de ciertos congelamientos, que replican esquemas que anteriormente no funcionaron en este mismo Gobierno. Hay una señal de alarma que hay que atender.

Inflación al extremo: noviembre comienza con nueve aumentos

¿O sea que no lo ve posible al plan antiinflacionario?

Van a internar, con este programa de Precios Justos, congelar por un tiempo algunos precios básicos de consumo, como los alimentos. Pero, en esta economía compleja, diversificada y con un Estado que no tiene el músculo suficiente para realizar controles profundos, no creo que de los resultados esperados. No están dadas las condiciones para que suceda ese proceso de reducción de precios tan precipitado.

Es su último informe señaló que, en la tercera semana del mes, el gasto primario real cayó 33% respecto de septiembre y fue un 24% menor respecto de un año atrás. ¿Esto indica que Massa está haciendo realmente un ajuste? 

Sin dudas, Massa está haciendo un ajuste. Se ve en la evolución del gasto primario, donde todas las partidas están corriendo en pesos constantes, sacándole a la inflación a una velocidad inferior a la de un año atrás, e incluso a la que se tenía antes de que llegara Massa al Ministerio. Eso es una señal saludable.

Más que pensar qué tan bueno es el déficit para el funcionamiento de una economía, con una demanda de pesos tan baja en el país, inevitablemente el Estado tiene que ajustar sus gastos. Esto provoca un enfriamiento de la economía, y se supone que en el mediano plazo va a bajar la inflación. Llevamos casi cinco años de inflación alta, empieza a tomar una morfología diferente, y la bestia se vuelve muy difícil de dominar.

Sergio Massa lanzó el plan Precios Justos
Sergio Massa lanzó el plan Precios Justos

Es difícil pensar que este Gobierno, por sus decisiones políticas, pueda llevar adelante un programa de estabilización, porque eso le generaría conflictos internos importantes. Es un Gobierno con poco margen político y poca espalda.

¿Usted ve a los sindicalistas convencidos de que las paritaria no resuelven el problema de la inflación y que sólo un plan antiinflacionario permite que los salarios no pierdan tanto?

Estamos en la lógica del "sálvese quien pueda", donde hay relaciones bilaterales entre cada sector y el Estado. Hace falta una lógica más de conjunto. El salario es parte de la estructura de costo de las empresas, por eso los aumentos salariales se van a trasladar a los precios. Eso va a generar un nuevo salto inflacionario. Si no cortamos esta inercia, no se va a resolver el problema de fondo.

¿No se podría resolver de la misma manera que se congelaran salarios y precios y que, al haber un bono, se equipare lo que vendría de lo que queda de las paritarias de enero, febrero y marzo?

Hay una pata que no estamos incluyendo y es central. Sin dólares en el Banco Central, estabilizar es una quimera. Estabilizar implica darle certidumbre al tipo de cambio y, para aquellos que necesitan importar, asegurarle dólares. La estructura productiva argentina es muy demandante de importaciones. Se estima que acá, 8 de cada 10 productos necesitan algún insumo importado.

Jóvenes que no ven futuro

Por ejemplo, esta idea del Gobierno para que las empresas puedan usar sus propios dólares, es parte de una gran discusión que nos debemos: qué hacemos con todos los dólares que están fuera del sistema. Si no le damos circulación, también va a ser complejo poder estabilizar.

Dicen quienes escucharon a Rubinstein en la Comisión de Presupuesto, que se podría llegar hasta 40% de inflación el año que viene, no 60%, con un plan antiinflacionario que estaban preparando. ¿Usted, yendo al plano de la conjetura, cree que sea posible?

Van a intentar avanzar en una lógica de congelamientos parciales, pero no van a tener la consistencia que se requiere en esta coyuntura. Esta inflación no es la que teníamos hace cinco o 10 años atrás, es más compleja. Hay que coordinar un montón de actores, sectores y factores que no creo que el Gobierno pueda hacerlo. Más allá de algunos funcionarios con buena intención.

AO JL