martes 06 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA EL RESURGIMIENTO DE UN GRANDE

Un rayo misterioso: Carlos Gardel vuelve como holograma

La versión digitalizada del cantante se presenta en un show del Teatro Avenida. El rol de la inteligencia artificial y el desafío de crear una tecnología invisible.

En la línea mágica que inaugura Volver, Carlos Gardel canta: “Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno”. La profecía se volvió realidad.

Gracias a la inteligencia artificial y las últimas técnicas de digitalización, el Zorzal Criollo retorna como holograma en Por siempre tango, una mega producción en el histórico Teatro Avenida.

Además de la participación de artistas como Ariel Ardit, Ana Fontán y Néstor Fabián, la novedad será ese desarrollo del especialista en cine digital Sergio Neuspiller. Fue un diseño de dos fases. Para el sonido, se extrajo la voz de Gardel de las grabaciones originales. “Resultó muy difícil, por la baja calidad de los registros y la falta de frecuencias bajas y agudas”, reconoce. “Estaba todo muy empastado y lo logramos con varias pasadas y la ayuda de inteligencia artificial”.

A horas de su show, Airbag destacó a su público y recordó al cantante de Los Enanitos Verdes

Después de grabar al actor Mariano Depiaggi vestido con la ropa y el sombrero del ídolo, los especialistas le incrustaron la cara, tomada de registros fotográficos y películas de la época. Para lograrla se combinaron una máscara 3D en movimiento y técnicas de deepfake (permiten editar rostros ficticios), como las de la película de Star WarsRogue One, donde aparece una Princesa Leia rejuvenecida. La imagen se completó con el proceso de colorización, un requisito de la producción de Héctor Cavallero.

Los pasos finales fueron homogeneizar todas las capas de imagen y llevar la voz al tempo de la orquesta, para conseguir una expresividad alejada de lo robótico. “La gente se emocionó y olvidó que estaba viendo algo electrónico”, cuenta Neuspiller, que operó la ilusión durante el debut de este sábado. “Era lo que buscábamos: que se dejaran llevar por el arte y lo que Gardel transmite”. Con el objetivo logrado, el holograma quizá ya no tenga motivos para cantar esa otra frase inmortal: “Tengo miedo del encuentro con el pasado que vuelve a enfrentarse con mi vida”.

BL PAR 

En esta Nota