jueves 23 de septiembre de 2021
OPINIóN Nuevas actualizaciones
11-11-2020 11:46
11-11-2020 11:46

El ajuste jubilatorio desenmascara el relato

Después de haber tomado la decisión de suspender la fórmula de movilidad previsional aprobada en diciembre del 2017, el gobierno finalmente decidió enviar al Congreso una nueva fórmula, que no es ni más ni menos que la que existía durante la gestión kirchnerista.

11-11-2020 11:46

El relato del gobierno de que esta fórmula generará un incremento del poder adquisitivo de los haberes, gracias al aumento combinado del salario real y de los recursos de la Anses, no es cierto. Por un lado porque cuando se aplique por primera vez, en marzo del 2021, no se considerará la dinámica inflacionaria de los últimos meses de este año, y los haberes jubilatorios habrán perdido en términos reales una vez más porque los salarios y la recaudación fueron inferiores a la inflación, y por otro porque al atar las actualizaciones jubilatorias a la recaudación tributaria y al mismo tiempo ponerle un tope a la misma, termina licuándose los aumentos que les hubiera correspondido a los beneficiarios del sistema previsional para mantener el poder adquisitivo de sus haberes.

Hay que tener en cuenta que la fórmula vigente desde diciembre del 2017 actualizaba los haberes jubilatorios cada tres meses en un componente que estaba formado en un 70% por la evolución de la tasa de inflación y en un 30% por la variación del Ripte más un incremento del 5% en función del aumento del PBI. Esta fórmula protegía mucho más a los jubilados de las fluctuaciones de la inflación, además de otorgarles un componente asociado y los coparticipaba en las mejoras del crecimiento de la economía. Esto daba certidumbre y una mayor garantía de previsibilidad al sistema previsional.

El relato del gobierno de que esta fórmula generará un incremento del poder adquisitivo de los haberes, gracias al aumento combinado del salario real y de los recursos de la ANSES, no es cierto

Actualmente los sistemas jubilatorios en el mundo están en crisis por el progresivo envejecimiento de la población, por lo que han venido realizando modificaciones en sus sistemas para atenuar la dinámica demográfica. A esta situación se adiciona que en nuestro país durante el gobierno kirchnerista se tomaron una serie de medidas que en lugar de tratar de mejorar el sistema previsional lo empeoraron.

Así, errores de diseño en medidas como el incremento de la cobertura a través de moratorias, provocaron importantes  inequidades que se tradujeron en menores niveles de correspondencia entre los aportes realizados durante la vida activa y lo percibido por la jubilación, atentando contra el valor del esfuerzo y el trabajo, además de provocar un importante achatamiento de la pirámide previsional. Ni que hablar que nunca se puso como objetivo serio reducir la alta tasa de trabajo no registrado que conspira claramente con la sostenibilidad del sistema previsional.

Los beneficiarios del sistema previsional tuvieron que soportar un elemento más de incertidumbre por la suspensión de la fórmula de movilidad y la fijación discrecional de los aumentos

Nuevamente el gobierno acude al relato para disfrazar el ajuste que se aplicará para los jubilados, y aunque se pregona que en la negociación con el FMI no se prevé ningún ajuste, está claro que el mismo ya se implementó este año con los aumentos discrecionales que se otorgaron que permitieron un ahorro fiscal del 0,25% del PBI. Para el 2021 con la fórmula propuesta el ajuste continuará.

En un momento de mayor incertidumbre sanitaria y económica como el que estamos atravesando como consecuencia de la pandemia y de los errores propios del gobierno, los beneficiarios del sistema previsional tuvieron que soportar un elemento más de incertidumbre por la suspensión de la fórmula de movilidad y la fijación discrecional de los aumentos que significaron la pérdida de 17 puntos, que difícilmente los puedan recuperar en el corto plazo con la propuesta del gobierno.

En un contexto inflacionario siempre terminarán perdiendo los jubilados si se ata la actualización de los haberes al aumento de la recaudación tributaria y se pone un tope a los recursos de la ANSES, además al establecer un esquema de incrementos semestrales en lugar de los trimestrales en donde el ajuste se termina profundizando.

*Dirigente de Juntos por el Cambio.

En esta Nota