martes 15 de junio de 2021
OPINIóN Fallo de la Corte
06-05-2021 11:24

Clases presenciales: "Finalmente no era un mamarracho"

Que la presencialidad de clases dispuesta por un juez de CABA fuera un mamarracho jurídico queda en el olvido y desestimada por la Corte Suprema de Justicia, que falló a favor de las clases presenciales en la Ciudad porteña.

06-05-2021 11:24

Nos explotó en la vida cotidiana de un día para otro. Argentina -ni el mundo-, estaban preparados para una nueva pandemia, menos con las características tan agresivas que presenta el Covid-19. Las primeras semanas, la creatividad estuvo a la orden del día, la inventiva para distraer a los mas pequeños de la familia también. Claro que, se comenzó a recrudecer a medida del paso de los días y luego de las semanas y luego de los meses.

Un año después, el virus no dio tregua y generó más relajamiento y ansiedades que el numero de víctimas que se llevó. Vale aclarar: este 2021 presenta una cantidad muchísimo mayor de infectados (y reinfectados), que lo que fue el primer año de aislamiento y distanciamiento social del 2020. Nuestro primer año de pandemia.

Martín Soria tildó de "mamarracho" el fallo porteño y diputados lo cruzaron

Nadie, desde el desconocimiento y el miedo, se cuestionó la problemática educativa de lo que fue el ensayo de clases virtuales en todos los niveles, -amen de las universidades que ya desde hace más de una década, proponían sus sistemas online en las más variadas carreras-. Era el miedo, fue el desconocimiento, una especie de terrorismo del temor, lo que mantuvo calladas a las familias durante tanto tiempo. Un año de silencio que se hizo oír.

Aprovechar la lucha de los padres, es de un aberrante aprovechamiento político. Muchísimos tuvieron que reinventar su vida por 10 meses, algunos dejando sus trabajos, los que no los perdieron, otros mudándose a la cercanía de familiares para el cuidado de los niños que además también se esforzaron por tener clases, desde una fría y aburrida pantalla. Sin mencionar a ellos con dificultades en el aprendizaje, cognitivos, y ni hablar de aquellos con enfermedades como el T.E.A.

No, Horacio Rodríguez Larreta no ganó. No, Alberto Fernández, no ganó. Pulseada política no fue ni lo será, porque sólo hay perdedores.

Qué dice el fallo de Corte Suprema que avala la presencialidad de las clases en la Ciudad

Ganó nuestra Carta Magna, ya harta de tanto Decreto de Necesidad y Urgencia, del exceso de potestades que el Presidente se arrogó. Nos educaron, por lo menos a los que nacieron después de 1994, con una nueva modificación constitucional.

Quedó plasmado en el Art. 129° de la Constitución Nacional que: “La ciudad de Buenos Aires tendrá un régimen de gobierno autónomo, con facultades propias de legislación y jurisdicción, (…) Una ley garantizará los intereses del Estado nacional, mientras la ciudad de Buenos Aires sea capital de la Nación”.

Clases presenciales y facultades extraordinarias: "Alberto Fernández se equivoca y mucho"

El artículo mencionado Ut Supra no tiene medias tintas ni doble lectura, asimismo después de que algún funcionario dijera que la presencialidad de clases dispuesta por un juez de CABA fuera un mamarracho jurídico, queda en el olvido y desestimada por la Corte Suprema de Justicia, que falló a favor de las clases presenciales en la Ciudad porteña. Esto así por sencillas razones: el Gobierno Nacional no puede violar la autonomía porteña dispuesta en la Constitución. Que las razones expuestas por Presidencia no son sólidas para ordenar una medida contraria a lo que se dispone desde 1994. Este fallo puede aplicarse a todo el territorio, porque la misma Constitución Nacional expresa en su art. 5 la autonomía de las provincias en materia de educación primaria:

Artículo 5º.- Cada provincia dictará para sí una Constitución bajo el sistema representativo republicano, de acuerdo con los principios, declaraciones y garantías de la Constitución Nacional; y que asegure su administración de justicia, su régimen municipal, y la educación primaria. Bajo de estas condiciones el Gobierno federal, garante a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones.

La autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, se mantiene incólume frente al DNU del Ejecutivo, como así también se mantendrá, si desde Presidencia enviaran un proyecto de Ley al Congreso de la Nación, que de hecho, ya fue adelantado que se realizará en las próximas semanas.

Clases presenciales en la Cuidad de Buenos Aires

Fuera de toda discusión política y de que algunos hayan expresado que fue un “golazo de la Ciudad”, el fallo manifiesta un resultado jurídico y no político, muy alejado de que lo que puede llegar a pensarse como confrontación, es mas bien concertación.

 

* Brenda Salva. Periodista. Abogada. Asesora Congreso de la Nación.