miércoles 28 de septiembre de 2022
OPINIóN Análisis

El dilema de la riqueza extrema ante la pobreza creciente

Hace un tiempo, un sector de la dirigencia política que aspira volver a conducir los destinos de nuestro país, viene instalando en la agenda pública argumentos perversos cargados de prejuicios, estigmatización y discriminación sobre los sectores más vulnerables de nuestro país. 

23-08-2022 16:22

Desde hace un tiempo, un sector de la dirigencia política que aspira volver a conducir los destinos de nuestro país viene instalando en la agenda pública argumentos perversos cargados de prejuicios, estigmatización y discriminación sobre los sectores más vulnerables de nuestro país

De este modo, por ejemplo, proponen el control de natalidad, la eliminación de asistencias sociales, el establecimiento de aranceles para quienes utilicen servicios de salud o educativos y no residan en la Ciudad, o la quita de subsidios a las niñas, niños y adolescentes más pobres de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Estos discursos políticos y mediáticos, reaccionarios y beligerantes, intentan generar un clima de enfrentamiento y división entre las y los argentinos que seguramente tienen un fin, aunque no está muy claro cuál. 

Más de un millón de chicos y adolescentes se saltea una comida diaria por falta de ingresos

Nunca escuchamos de parte de estos sectores referirse de los mismos modos al empresariado que fue y es subsidiado por el Estado Nacional. Durante la pandemia, el Gobierno salió al rescate de la producción y el trabajo, asistiendo mediante diversas medidas a las empresas y sus trabajadoras/es. Por poner un ejemplo, a través del ATP se implementaron la asignación compensatoria del salario; los créditos a tasa 0% para monotributistas, autónomos y actividades vinculadas a la cultura; los créditos a tasa subsidiada convertible; el reintegro de los créditos a tasa subsidiada convertible; y el sistema integral de prestaciones por desempleo.

¿Preplaneros?

Tampoco hablan de “planeros” cuando se refieren a los millones de personas que utilizaron el Programa del Ministerio de Turismo y Deportes “Previaje”, que no es otra cosa que un subsidio del Estado nacional, y que tiene como objetivo brindar la posibilidad de viajar por el país, y a su vez dinamizar y reactivar al sector turístico.

Esas medidas que tomo el Gobierno nacional son reflejo de un Estado presente, que en distintos momentos de nuestro país asumió el rol de garante de los derechos del pueblo, que estuvo y está cerca de quienes más lo necesitan, buscando paliar los momentos críticos actuales producto del endeudamiento del gobierno de Cambiemos, la pandemia y la guerra. 

Un ejemplo de políticas nacionales que buscan acompañar a los sectores más vulnerables es el programa Potenciar Trabajo, creado con el fin de asistir a aquellas personas que desarrollan sus actividades laborales en el sector de la economía informal y popular. Se busca contribuir en el empleo y en las propuestas productivas que realizan las personas que participan del programa, promoviendo la inclusión social. 

Quitate las dudas sobre el Previaje 3 “contratemporada”

Está claro que en ninguno de los casos los subsidios permanentes son buenos ni solucionan los problemas estructurales de nuestro país. Por eso se vienen tomando medidas que reorganicen este tipo de programas: favoreciendo el acceso y la inserción de las personas al trabajo registrado; segmentando las tarifas de los servicios de gas, agua y energía; desarrollando obras públicas que mejoren la calidad de vida.

El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, advirtió públicamente ante los ojos de todos, en un mensaje más para sus adherentes electorales que para solucionar un problema de fondo, con la quita de un subsidio a aquellas niñas, niños y adolescentes que no cumplan un determinado porcentaje de asistencia a clase. Se trata del programa Ciudadanía Porteña, un subsidio que llega a 40 mil familias aproximadamente, 24 mil niños y niñas en edad escolar. El monto del subsidio va de $5000 a $15000 como máximo. Mientras tanto, el Gobierno de Rodríguez Larreta, año a año deja a miles de niñas y niños sin vacante en las escuelas. Porque si una niña o niño no concurre a la escuela, lo que tiene que hacer un Estado presente es acompañar, asistir y cuidar a esa familia, no sancionar, ni quitar un subsidio.

Por qué el empleo privado crece en cantidad pero no en calidad

Hablamos de la ciudad más rica de la Argentina, del ingreso por persona más alto de nuestro país, donde la desigualdad entre el norte y el sur cada día es mayor, donde la calidad de los alimentos escolares es cuestionada por toda la comunidad educativa y el GCBA volvió a adjudicar a la misma empresa ese servicio. En la ciudad de la abundancia hay 49 villas, 5 asentamientos y 2 barrios populares, en donde viven alrededor de 400.000 personas en condiciones de vulnerabilidad y/o falta de acceso a servicios básicos.

¿Dónde está el Estado de la ciudad en estos casos? ¿A dónde van los recursos de los contribuyentes?

Siempre nos quieren hacer discutir la pobreza y nunca discutimos la riqueza en términos extremos, ni su redistribución. ¿Está bien tener ganancias exorbitantes?; ¿Alguien puede disfrutar de una riqueza extrema en medio de una pobreza creciente?; ¿Qué rol tienen que asumir los Estados frente a la desigualdad y la injusticia social?; ¿Por qué en los medios de comunicación no se plantean estos temas? 

No solo la discusión se concentra en la pobreza sino también se apunta a quienes la padecen, acusándolos de vagos, de no querer acceder a un empleo, como si no realizarán ninguna tarea o actividad. ¿Alguna vez nos preguntamos quiénes atendieron los comedores y merenderos de todo el país que se abrieron durante la pandemia?; ¿Cuántas mujeres expusieron sus vidas para cuidar y dar un plato caliente a otros?; ¿Quiénes realizan los trabajos que muchos rechazan por ser peligrosos o por sus consecuencias?; ¿Quiénes realizan el trabajo doméstico y las tareas de cuidados?; ¿Quiénes cartonean y realizan las tareas de reciclado? Hay miles de trabajadoras y trabajadores que desarrollan actividades laborales en condiciones de precariedad, flexibilización e informalidad. Y el rol del Estado es promover políticas que acompañen a estas personas, políticas que favorezcan la generación de trabajo con todos los derechos laborales.

Pobres con trabajo: la amenaza que acecha a la clase media argentina

En contextos de pobreza los conceptos de familia y comunidad ocupan un lugar trascendental. Se construyen y desarrollan lazos de solidaridad, donde lo colectivo y las redes de acompañamiento son muy importantes. El trabajo entre Estado y organizaciones se suman a esa red, conformando la comunidad organizada. 

Cuando se habla de pobrismo, además de estigmatizar y discriminar a la población más vulnerable, se carga de prejuicios a ese sector de la sociedad. Esto muchas veces ocurre por desconocimiento o por ignorancia del real problema. Sería bueno que aquellos que tienen ideas y preconceptos sobre la pobreza conocieran y compartan encuentros, no en modo electoral, con vecinos de los barrios populares. 

Estamos ante una realidad difícil, viviendo momentos críticos. Es momento de reafirmar derechos para no tirar todo por la borda y que prevalezca lo colectivo por sobre el individualismo. Que se implementen acciones que desarrollen la industria nacional y generen puestos de trabajo genuino. Es momento de avanzar en la construcción de un país con igualdad y justicia social para todas y todos. La única manera de conseguirlo es con un Estado presente que está en las buenas, pero sobre todo en las malas, tanto para empresarios, para la clase media, como para quienes menos tienen. 

*Víctor José Colombano. Secretario (UE) Articulación Social para el Área Metropolitana Buenos Aires-Ministerio Desarrollo Social. Dirigente Frente de Todos CABA . Dirigente del NEP.