martes 31 de enero de 2023
OPINIóN Opinión

El operativo "Messi es el nuevo Maradona"

Pese a que sea políticamente incorrecto, que creo que Messi es el mejor jugador argentino de todos los tiempos, porque además de ser un fuera de serie en la cancha, lo es también más allá del juego. Creo que estamos en el punto en el que sabremos si se devela por fin esta incógnita o se mantiene ya para siempre.

15-12-2022 06:30

Parece un lugar común, pero es bastante difícil no pensar en las formas de conexión entre Messi y Maradona que se esfuerzan muchos en establecer a partir del fervor que despierta la Selección en este Mundial.

Teniendo esto en mente, el operativo “Messi es el nuevo Maradona” se vuelve más evidente y la comparación se muestra más ridícula aún. Es verdad que ambos son jugadores fuera de serie y difícil de pararlos cuando tienen la pelota en los pies, pero también es cierto que ambas figuras son diferentes respecto de su liderazgo. Maradona bien extrovertido y queriendo siempre sobresalir mientras que a Messi, pese a demostrarse bastante abierto a recibir a los fans y llevarse bien con sus compañeros, se lo nota siempre incómodo y vergonzoso en las entrevistas. El primero no perdía oportunidad para sembrar la polémica, mientras que el segundo casi siempre prefiere callar o bajarle el tono a las polémicas.

Por otra parte, las carreras de ambos son bien distintas aunque ambos empezaron jóvenes. La de Maradona es más bien corta y llena de tropiezos y sorpresas afuera de la cancha, mientras que la de Messi lleva ya más de veinte años de brillar y sorprender cada día con algo nuevo dentro de la cancha.

Messi poseído por el espíritu de Maradona

Por eso, pretender que Messi sea como Diego, es demasiado y hablar de que “el Diego” impulsa a la Selección desde el cielo es una descortesía al trabajo de este equipo y sobre todo al más grande jugador de todos los tiempos quien tiene la mayor cantidad de Balones de Oro (7) y de Botas de Oro (6) ganadas. Además de esto, por sí mismo, lleva ganados, un premio a mejor jugador del Mundial, fue 8 veces “Pichichi” de La Liga, donde se lo coronó 9 veces MVP, mientras que fue 6 veces máximo goleador y 2 veces mejor jugador de Europa. En su carrera ganó 4 Champions League,10 títulos en La Liga, 7 en la Copa del Rey, 3 Mundial de Clubes, 3 Supercopa de Europa y 8 Supercopa de España.

Podríamos agregar que con Argentina, pese a un mito que ya quedó viejo respecto de su desempeño en la Selección, ganó también varios títulos: Un Mundial sub-20, una medalla de oro en los JJOO de Beijing 2008, la reciente Copa América y la Finalissima. Además, alcanzó varias finales de la Copa América y dos de la Copa del Mundo.

Podrá haber miles de comparaciones y en definitiva puede gustar más o menos el estilo de cada uno. Pero aunque ambos son de una calidad extrema, el asunto trasciende a los números y a la estadística porque un deportista se mide por muchos factores.

Messi y Maradona
Messi y Maradona.

Muchos decían que Maradona, a diferencia de Messi, no necesitaba excusas porque las cosas sucedían a su voluntad. Pero lo cierto es que montado sobre algunos logros y sobre todo, en un culto al egocentrismo, Maradona se creó a sí mismo hasta llegar a lograr entronizarse como Dios.

Por eso, pensados en su integridad, vemos que además de otras diferencias, la principal es lo que pudo hacer cada uno de ellos con su fama y su habilidad. Mientras Messi es un ejemplo a seguir para niños, jóvenes y adultos, sean deportistas o no; Maradona fuera de la cancha tuvo una vida poco ejemplar que terminó truncando su carrera. También son conocidas y numerosas sus declaraciones polémicas sobre temas dentro y fuera del fútbol que le ganaron grandes enemistades. Estas polémicas y un montón de otros detalles de su vida mostraban cómo abusaba del poder que le daba su trascendencia pública sostenida también por manejos que invadían constantemente la esfera política.

Por eso debo decir, pese a que sea políticamente incorrecto, que creo que Messi es el mejor jugador argentino de todos los tiempos, porque además de ser un fuera de serie en la cancha, lo es también más allá del juego.

Un Messi maradoneano y el video que muestra el apriete de los neerlandeses a Lautaro Martínez

Porque dejando de lado los recuerdos y las emociones y viendo solamente los logros del rosarino, vemos no solamente sus premios sino también su vida privada, sus hijos y su familia como logros irrefutables.

Ahora parece que a Messi todo le sale según lo que espera, pero a diferencia de Maradona, él logró ganar una simpatía generalizada y sin grises porque supo ser contundente pero humilde. Sin alardear ni inflar su nombre con polémicas, lleva años en la élite mundial del fútbol. Y pese a que lo daban por muerto luego del Mundial de Rusia, él mostró en la Copa América y está mostrando en Qatar que tiene mucho para dar todavía. Aún así hay quienes se siguen preguntando si es más grande Messi o Maradona. Creo que estamos en el punto en el que sabremos si se devela por fin esta incógnita o se mantiene ya para siempre.