jueves 19 de mayo de 2022
OPINIóN Inteligencia emocional
13-05-2022 23:55

Explotación cívica

13-05-2022 23:55

Desde que nacemos hasta que dejamos este mundo, estamos inmersos en un juego. Un gran juego de explotación cívica. A veces, creemos que jugamos bien, por ejemplo en las elecciones, pero en realidad la mayoría siempre pierde. Es un juego salvaje, son los “Juegos del poder” que nos hunden en los juegos del hambre.

Este juego es de “Clanes”. Clanes dirigentes, sobre el gran tablero terrestre. Es un juego de promesas que no se cumplen, discursos de mentiras, avaricia, enfermedad de poder y robo a los demás participantes, sobre todo a los observadores que apostaron votando.

En Argentina, tenemos una población cada vez más pobre. Una clase media que está desapareciendo y aumenta la pobreza y la desocupación. Falta de empleos y una población mal preparada para alcanzar los puestos de trabajo disponibles es un panorama terrible. Comerciantes desamparados y  delincuentes libres en las calles. Un país con reglas de un juego ilegal. Falta de confianza general en todos los ámbitos provocada por la forma de explotación cívica que le hacen en este juego macabro a la población.

En este panorama algunas cosas han quedado al descubierto: las deficiencias sanitarias, la inoperancia de los Clanes dirigentes y algunos cómplices del silencio.

Si se escuchan en todas las épocas electorales los mismos discursos políticos, como combatir la  inseguridad y la pobreza es porque nunca antes nadie lo hizo realmente.

Vamos al plano mundial. A primera vista veremos: conflictos, asesinatos, corrupciones, guerras, pandemias, multimillonarios robos, regímenes dictatoriales que han llevado a los ciudadanos  al hambre, a la muerte, a la desesperación, al miedo, abandono, inseguridad, analfabetismo y a la emigración. Acontecimientos que desesperan a los ciudadanos,  destrozan las esperanzas y desunen las familias  Este macabro juego lo vemos desde las primeras civilizaciones . Han cambiado los decorados, la tecnología, la moda, pero el Juego de Clanes es igual. Excepto por una nueva oportunidad que es el voto y los candidatos a quienes los clanes permiten presentarse al juego.

Es evidente que si administras mal el dinero de una empresa, esta se fundirá. Llevar adelante un  país es una de las más grandes empresas que podemos dirigir dentro del mismo. Para ello se necesita conocimiento, eficacia, eficiencia y un balance lo más justo posible entre los diferentes aspectos de organización, planificación y ejecución sin olvidar la equidad en todos los ámbitos. Si lo administras mal como lo hacen los Clanes Dirigentes, enriqueciéndose ellos, traerás pobreza y ésta trae la inseguridad y todas las demás catástrofes. Ante estos panoramas y el juego de los Clanes Dirigentes me pregunto: ¿y ahora, quien podrá defendernos?

Algunos buscarán la respuesta en la fe, pero el Papa Francisco dijo que “todos somos culpables” hablando de la guerra en Ucrania. Si somos culpables de algo tan lejano ¿cómo evadir culpas de nuestro país?

¿Qué nos queda? Combatir nuestro analfabetismo  emocional y creativo, desarrollando nuestra Inteligencia Emocional  y Creativa, buscando en las herramientas del conocimiento innato y en las adquiridas que usos darles. Indagar en internet, por ejemplo,  donde escuchar y participar en clases gratis sobre casi cualquier tarea, oficios, programas, ciencias y arte. Animarse a crear usando estos medios actuales, moverse, intentar, fracasar y aprender, escucharnos a nosotros mismos, conocernos y valorarnos, porque la culpa nos paraliza. Aprender a colocarnos en ganadores, usando los instrumentos de capacidad congénitos y aprendidos. Hay muchos ejemplos de personas de todas las edades y en variados temas que en medio de una crisis, triunfaron, y no es resiliencia. Es el despertar y desarrollar la Inteligencia Emocional y Creativa que todos tenemos y que no pudimos desarrollar antes.

*Escritora uruguaya.

En esta Nota