miércoles 06 de julio de 2022

Bilderberg 2022 reunió en Washington, de manera discreta, a los más selectos dirigentes globales de Occidente

Como cada año, el selecto club pasó revista a las principales preocupaciones del poder más concentrado a nivel global, analizando la coyuntura mundial y coordinando acciones y narrativas, muchas de las cuales luego terminan siendo acríticamente asumidas por las élites políticas, académicas y empresariales de los países de Occidente.

21-06-2022 11:00

El pasado domingo 5 de junio culminó en Washington, en la mayor discreción, la 68ª reunión del elitista Club Bilderberg. Su crónica no fue parte de prácticamente ningún medio importante de comunicación a pesar de haber reunido durante 4 días a algunos de los dirigentes más influyentes de la economía y la política de los últimos tiempos.

Tras dos años de impasse tras la emergencia global sucitada por el Covid-19, Bilderberg 2022 contó con la presencia de un nonagenario Henry Kissinger (ya con 99 años a cuestas), y cerca de 120 participantes de 21 países. Los invitados al selecto club incluyeron al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; al rey Guillermo Alejandro de Holanda; al director actual de la CIA, William Burns; al ex CEO e histórico ejecutivo de Google/Alphabet, Eric Schmidt; al presidente y CEO de Pfizer, Albert Bourla; al presidente de la junta supervisora del Deutsche Bank, Paul Achleitner; al presidente de Goldman Sachs International, José Manuel Barroso; a la editora en jefe de The Economist, Zanny Bedoes; a la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin; al ex director de la CIA, David Petraeus; al editorialista del Financial Times, Gideon Rachman; al ex director del MI6 británico, John Sawers; al presidente de la histórica banca Wallenberg, Marcus Wallenberg; a la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland; y al presidente ejecutivo del grupo de medios PRISA, Carlos Núñez; entre otros.

Un club secreto de empresarios, militares y políticos discute los destinos del mundo

Cada año, el selecto club pasa revista a las principales preocupaciones del poder más concentrado a nivel global, analizando la coyuntura mundial y coordinando acciones y narrativas, muchas de las cuales luego terminan siendo acríticamente asumidas por las élites políticas, académicas y empresariales de los países de Occidente. Como para tener una somera idea de los temas de discusión de Bilderberg 2022, los principales tópicos que se filtraron de su temario fueron:

1. Realineamientos geopolíticos

2. Desafíos de la OTAN

3. China

4. Realineamiento del Indo-Pacífico

5. Competencia tecnológica chino-estadounidense

6. Rusia

7. Continuidad del gobierno y la economía

8. Disrupción del Sistema Financiero Global

9. Desinformación

10. Seguridad y sostenibilidad energética

11. Salud pospandemia

12. Fragmentación de las sociedades democráticas

13. Comercio y desglobalización

14. Ucrania

 

El primer encuentro Bilderberg se realizó entre el 29 y el 31 de mayo de 1954 en el hotel del mismo nombre en Oosterbeek, Holanda. En 1955 hubo dos encuentros, en Francia y en Alemania. En 1956 se desarrolló en Dinamarca. Los temas tratados en esos primeros encuentros, que contaron con la presencia del patriarca petrolero David Rockefeller, fueron, entre otros: la actitud hacia la Unión Soviética y el comunismo; la actitud hacia la integración europea y la Comunidad de Defensa Europea; la infiltración comunista en países occidentales; las políticas y aspectos estratégicos de la energía nuclear; la reunificación de Alemania; el rol del anti-colonialismo en las relaciones entre asiáticos y occidentales; y una aproximación común hacia China.

Un fundador destacado del grupo fue Joseph Retinger, lobbista de origen judío-polaco, ex asesor del primer ministro del Gobierno de Polonia en el exilio en Londres durante la Segunda Guerra Mundial, miembro del MI6 británico, promotor de entidades organizativas previas a la formación de la futura Unión Europea, como el Movimiento Europeo, el Congreso Europeo de la Haya y el Consejo de Europa, en las que conoció de manera cercana al entonces delegado Giovanni Montini, futuro papa Pablo VI.

 

Tras dos años de impasse tras la emergencia global sucitada por el Covid-19, Bilderberg 2022 contó con la presencia de un nonagenario Henry Kissinger (ya con 99 años a cuestas), y cerca de 120 participantes de 21 países.

 

El propio Retinger fue quizá quien más tempranamente escribió sobre este club en un breve texto titulado "The Bilderberg Group", en agosto de 1956. Un ejemplar de su escrito se conserva en los archivos de la Hoover Institution, en la Stanford University, de California. Allí describe Retinger la idea que motivó la creación de Bilderberg: "Unos pocos años atrás, comenzó a aumentar la preocupación sobre la creciente desconfianza hacia los EEUU en Europa Occidental, y un fenómeno similar hacia esta última en EEUU. Comencé a sentir que era de primera importancia remover estas sospechas y falta de confianza que amenazaban con poner en peligro el trabajo de posguerra de los Aliados Occidentales. Por esto me acerqué a Su Alteza Real el príncipe Bernardo, al Dr. Paul Rykens (presidente y fundador de Unilever) y a Paul van Zeeland (primer ministro belga), con la sugerencia de que debíamos organizar encuentros privados no oficiales para discutir las dificultades y peligros que nos estaban causando preocupación. A esos encuentros debíamos invitar a aquellos que trabajaran en los campos de asuntos nacionales e internacionales y que su contacto con personas de actividad pública en los encuentros pudiera ayudar a superar esas dificultades". Si bien no menciona en su texto a David Rockefeller, este sí aparece en el listado de participantes de esas primeras reuniones.

"Debíamos asegurar conversaciones francas, sin el riesgo de ser malinterpretadas por la prensa y que no habría discursos interminables por motivos de publicidad. Estaba claro que estas conversaciones debían ser conducidas en privado, de manera no-oficial y confidencial, por este motivo no admitimos a la prensa en nuestros encuentros, restringiendo su publicidad en general a uno o dos pequeños comunicados sin abundar en detalles ni mencionar a oradores individuales", relata Retinger.

Casi setenta años más tarde, 120 miembros de una élite que nadie eligió, siguen decidiendo en medio de un total secretismo, aunque en nombre de la democracia, buena parte del rumbo que tomará este atribulado mundo en el que viven más de 7000 millones de habitantes.

 

* Fausto Frank. Periodista, director del sitio Kontrainfo.com.