jueves 23 de septiembre de 2021
OPINIóN Cuarentena
11-05-2020 14:50
11-05-2020 14:50

Educación | El día después del coronavirus

Cómo pensar algunas cuestiones innovadoras en el ámbito educativo.

11-05-2020 14:50

Algunos filósofos sostienen que, si bien es cierto que el presente construye el futuro, es más correcto afirmar lo contrario: el futuro es el que crea el presente.

El hombre por naturaleza es proyectivo y nuestras acciones están impulsadas por lo que creemos o queremos que suceda. Estudiamos para ser profesionales, trabajamos para poder vivir bien, nos casamos para ser felices y hasta los creyentes, soportamos los sufrimientos y la cruz porque creemos en la vida eterna. La idea que tenemos del futuro determina absolutamente nuestras decisiones actuales.

San Ignacio de Loyola decía que no sólo el amor nos moviliza, también lo hace el temor. Cerramos nuestras casas con llave por temor a los ladrones, controlamos nuestras comidas por miedo a engordar, usamos incómodos barbijos para no contraer el Covid-19… Y así se desarrolla nuestra vida presente, preparándonos e impulsados (por amor o por miedo) por las imágenes buenas o malas que tenemos de nuestro futuro.

Por eso es tan devastadora la pandemia del coronavirus. Nadie había imaginado que podía pasar algo así y consecuentemente, nadie estaba preparado.

Frente a esta desagradable e inesperada experiencia de toda la humanidad, seguramente son muchos los cambios que van a producirse en la economía, el trabajo, la política y la mayoría de las actividades humanas. Se va a modificar nuestro futuro obligando a modificar, al mismo tiempo, lo que veníamos haciendo hasta ahora.

No es lo mismo vivir en tiempos de catástrofe que en tiempos "normales" y todos soportamos como podemos, esperando que termine la  pandemia y, al fin, se vuelva a la normalidad sin saber cómo será esta nueva "normalidad".

No es lo mismo vivir en tiempos de catástrofe que en tiempos "normales" y todos soportamos como podemos, esperando que termine la  pandemia y, al fin, se vuelva a la normalidad sin saber cómo será esta nueva "normalidad".

No pretendo predecir el futuro, pero me permito ofrecer algunas cuestiones hipotéticas frente a posibles escenarios que, eventualmente, podrían ocurrir luego de  la pandemia, como por ejemplo:

¿Cómo respondería el actual sistema educativo si empresas como Google, Microsoft, Alibaba, y otras, luego de la masiva experiencia mundial de más de 1200 millones de estudiantes educados en la virtualidad, diseñaran, con la ayuda de la Inteligencia Artificial, sencillas y atractivas aplicaciones que ofrecieran formación alternativa de bajo costo (o incluso en forma gratuita como sucede hoy con varios de sus productos) a toda la población?

¿Qué sucedería con la infraestructura educativa  si este y otros virus que podrían seguir apareciendo, obligaran a un modo de convivencia dónde debamos respetar permanentemente una distancia de 1 o más metros entre las personas?

La educación post coronavirus

¿Cómo se articularía una estrategia pedagógica si la conectividad se agregara a la lista de los derechos humanos garantizados por el Estado y  en lugar de prohibir el uso de celulares en las aulas, fueran obligatorios desde el nivel inicial?

Más allá de las provocativas especulaciones, pase lo que pase, después del coronavirus, la educación no volverá a ser la misma.

Entonces: ¿Cómo nos imaginamos que sería la educación en estos casos? ¿Qué se puede/debe hacer para que la inminente innovación educativa que viene no me sorprenda otra vez distraído?

 

*Director de Innovación y Calidad del Espacio Excelencia y una Maestría en Nuevas Tecnologías de la UCCuyo.