lunes 16 de mayo de 2022
OPINIóN Análisis
19-11-2021 13:39

Geografía de las elecciones en Argentina

Pareciera existir una correlación entre determinadas variables objetivas y particulares de cada región del país, y la preferencia electoral. En ese sentido, el nivel de pobreza y la asistencia estatal podrían ayudarnos a entender la distribución geográfica del voto con más claridad.

19-11-2021 13:39

El resultado de las elecciones legislativas ha dejado al descubierto una nueva geografía electoral de la Argentina. Se observa una preminencia del color amarillo (Juntos por el Cambio) en las zonas centro y sur del país (con excepción de Neuquén y Río Negro donde triunfaron fuerzas locales); mientras que en la región NOA y parte del NEA (Chaco y Formosa), predomina el color celeste (Frente de Todos). Hagamos un análisis más profundo.

¿Cómo podría explicarse la distribución geográfica del voto?¿Existen variables objetivas por región que contribuyan a explicar en parte la preferencia electoral? Podríamos intentar esbozar algunas respuestas, con la aclaración de que sólo nos van a permitir entender una pequeña parte de un asunto que es más complejo, ya que implica también un cúmulo de cuestiones subjetivas y que deben ser objeto de estudios cualitativos. Pareciere existir una correlación entre determinadas variables objetivas y particulares de cada región del país, y la preferencia electoral. En ese sentido, el nivel de pobreza y la asistencia estatal podrían ayudarnos a entender la distribución geográfica del voto con más claridad.

La polémica propuesta de Jorge Capitanich: "Hay que regular los medios"

Sí miramos el nivel de pobreza por ingresos que mide el INDEC, las provincias del NOA, donde en casi todas triunfó el Frente de Todos, presentan en promedio un nivel de pobreza del 45%, siendo Santiago del Estero la provincia con mayor porcentaje de población por debajo de la línea de pobreza (50%), seguida por Tucumán (46%). Por su parte, en la región centro y sur del país, donde triunfó la coalición Juntos por el Cambio, observamos niveles promedio de pobreza inferiores, siendo del 42% y 34% respectivamente.

En el caso de la asistencia estatal, si ponemos el foco en el plan Potenciar Trabajo, destinado a personas en situación de desocupación, provincias como Tucumán, Chaco, Salta y Santiago del Estero, se encuentran entre las 10  provincias con mayor cantidad de beneficiarios a nivel nacional. En el conurbano bonaerense, donde el Frente de Todos triunfó en 24 de los 40 distritos, se encuentra la mayor cantidad de beneficiarios del Potenciar Trabajo del país y la pobreza es del 45%. Por su parte, las provincias de la Patagonia son las menos beneficiadas con dicho plan.

La imagen de Alberto Fernández es tan mala que ahora celebra derrotas

¿Son las provincias más pobres y con mayor nivel de asistencialismo aquellas donde predomina políticamente el peronismo? Si bien la pobreza es un problema transversal a toda la Argentina, no se puede desconocer el hecho de que en las regiones más pobres del país (Norte Grande y conurbano bonaerense), el peronismo viene gobernando y triunfando en elecciones desde hace décadas. No por nada Steven Levitsky expresa que el justicialismo ha dejado de ser el partido sindical para convertirse en el partido del asistencialismo. ¿En cuánto ha contribuido el peronismo a arraigar una cultura de la dependencia estatal en las provincias del Norte Grande? ¿La asistencia estatal actúa cómo un condicionante para el elector que la recibe?

La región centro del país es la más productiva; allí esta concentrado el 80% del PBI nacional y el 70% de la población argentina. La Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, en algunos casos duplican y triplican el Producto Bruto Geográfico (PBG) por habitante de las provincias del Norte Grande. En otras palabras, son estructuralmente más ricas. Si bien los niveles de pobreza son elevados, en términos relativos son inferiores a las provincias del Norte Grande (con excepción del conurbano bonaerense). La concentración de la industria y la productividad del campo, sumado a la minería y los hidrocarburos un poco más al sur, la vuelven a esta la región más pujante del país. ¿Existe en esta región una cultura social menos dependiente del Estado? ¿La mayor presencia del sector privado determina el direccionamiento del voto hacia un modelo más productivista y menos asistencialista? ¿Los diseños institucionales en distritos como CABA, Córdoba y Mendoza, son diferentes a los del Norte Grande?

Elecciones 2021: Es solo una cuestión de actitud

 

Estudiar la distribución geográfica de las preferencias electorales nos ayuda a entender algunos fundamentos objetivos del voto, conocer las diferentes realidades sociales del país, observar las desigualdades económicas regionales y conocer con más profundidad el universo de representación de los principales partidos políticos de la Argentina. Cómo ya se aclaró, existen variables subjetivas que inciden en la preferencia del votante y que no son objeto de este análisis. Por último, nos quedan una serie de interrogantes: ¿Se ha convertido el peronismo en un movimiento que representa principalmente a los sectores de la informalidad y la pobreza? ¿Es un modelo de gobierno arraigado en las provincias del Norte Grande y en el conurbano bonaerense? Son inquietudes que deben invitarnos a reflexionar y a pensar en clave geopolítica la Argentina.

 

* Julio Picabea. Máster en Políticas Públicas y maestrando en Relaciones Internacionales de la Universidad Austral. Docente Universitario.