martes 27 de julio de 2021
OPINIóN Opinión
13-07-2021 12:18

La tribuna del Instituto Patria se prepara para señalar a Alberto Fernández como responsable del fracaso

El Presidente pareciera estar rogando que le saquen los atributos de poder que alguna vez le concedieron. Cansado y con la brújula descalibrada.

13-07-2021 12:18

En agradecimiento por salvar y recibir con honores a su mentor Silenos, Dioniso (dios griego del vino) le concedió a Midas un deseo. Este no dudó y dijo: “quiero que todo lo que toque se convierta en oro”. Midas creyó  que había elegido perfectamente su don, pero cuando quiso comer pan  descubrió que también el pan se convertía en oro. Finalmente: hambriento, sediento y solo, suplicó al dios que le quitara ese don que había demostrado ser una maldición.

Esta famosa historia muchos entienden que trata acerca de cómo el oro no es valioso por sí mismo. Pero en el fondo nos enseña acerca de la soledad de una persona poderosa que no puede evitar transformar todo en algo deseado aunque no lo necesite. 

El ser humano es, como decía Aristóteles, un animal social, y como tal uno de sus mayores miedos es al rechazo social y a la soledad sin más. Los multimillonarios que parecen poder comprar todo, no pueden comprar la aceptación, los famosos que son conocidos y perseguidos por el público masivo, temen perder todo cuando los reflectores dejen de iluminarlos. El miedo a la soledad sigue presente porque no es fácil distinguir si los aceptan genuinamente o solamente por interés mientras que en el fondo los rechazan.

Reunión clave: Cristina Kirchner y Alberto Fernández acordaron el rumbo económico de la campaña

El rechazo duele porque es fundamental la interacción genuina para sobrevivir, Les gustaría tener el respeto de un cura de iglesia de barrio o de cualquier colaborador social importante para poder tener una muestra de que son personas nobles y buenas. Por más esfuerzo que hagamos para lograr aprobación, si la reputación de alguien es negativa seguramente la campaña será negativa, la gente se dará cuenta y terminarán rechazándolo de la peor manera  Al final de cuentas solo  festejarán la campaña los alcahuetes y chupamedias que están ahí por interés.

Como Midas, Alberto Fernández salvó a Cristina Kirchner entregándole la vía del medio de recuperación del peronismo y recibió de ella el encabezar la candidatura. A veces parece no haber deseado ese don, pero otras veces parece que Cristina fue como Dioniso con Midas. La comunicación verbal del presidente tiene mucho de soledad , dudas  voz, tus gestos,  postura, forma de mirar y moverse delatan muchas veces la necesidad de ser aprobado por los otros y principalmente por Cristina . A veces pareciera que está suplicando que le saquen ese don del poder que se convirtió en un maleficio y lo dejó convertido en un midas que al tocar las cosas con su bastón presidencial, las convierte en un sinsentido que imita un acto de poder. 

El autoritarismo sin respaldo  de un presidente que anuncia en reportajes y a pedido del Instituto Patria,  medidas drásticas, irreflexivas y no consensuadas vacía de poder su figura. Las declamaciones autoritarias de un presidente impuesto por el "cristinadedismo" lo empujan a un proceso cada vez más acelerado de pérdida de credibilidad de su poder de mando que seguramente sería menos grave de haber surgido su nombre de un proceso de elección interna.

Protestas contra Alberto Fernández en Tucumán: manifestantes se enfrentaron con la policía

Vacío de poder y peleado con casi  todos los actores de la sociedad nacional e internacional. Como para imitar a Cristina, Alberto desde el principio de su mandato sostenía que el sistema sanitario era comparable y mejor que Suecia, Australia, Alemania o cualquier país de renombre. Esta vanidad los llevó a afirmar que nunca llegaríamos a 100.000 muertos.

A la medida de su voluntad de líder omnipotente y como si haber expulsado a los “unicornios” del país, se peleó con los empresarios, luego con el campo y, por último hasta con el personal de salud. Lejos de su fantasía solucionista de “poner a la economía de pie” apenas asumiera, les da polenta a los que esperaban asado y a los ahorristas les corre el arco todos los días con tasas atrasadas y nuevas restricciones. 

La realidad deshace las pantomimas de autoridad presidencial y, mientras en los organismos internacionales rechazan todos los candidatos propuestos por el gobierno (el último CAF Banco de Fomento), el mundo  recibe cada vez a más jóvenes argentinos que tratan de recomponer sus ilusiones rotas lejos del país.

Como no nos entendemos con el Club de París o con el Fondo Monetario Internacional, decidimos prohibirlos y condenarlos para quedarnos con quienes nos dicen lo que queremos como Bolivia, Nicaragua, Venezuela o Cuba.

Máximo está, Macri no

Pero como el diablo sabe más por viejo, en el instituto Patria ya están muy preocupados porque ya no solo baja el su imagen si no que empieza a cotizar a la baja su principal activo. La imagen de su jefa política y mentora empieza a desplomarse y ven amenazados su futuro político y el proceso de transformación que idearon.

Los partidos políticos, tradicionalmente son espacios de discusión pública e interacción que generan nuevos contenidos que sirven para interpelar y convencer a la opinión pública. En el pero-kirchnerismo esto no existe, y, mientras a Cristina no se la discute, Alberto está afuera de la discusión. Si todo sale como muchos en todo el arco político prevén, tras próximas elecciones el presidente será un prematuro pato rengo. Con un fracaso electoral a cuestas: ¿irá por todo y profundizará el modelo de la Cámpora o cambiará? Pero si no profundiza el modelo porque entiende que no se sostienen más restricciones sociales , económicas y empresariales. Si negocia su plan para salvar su imagen, no tardará en descubrirse la debilidad oculta detrás de este falso consenso.

Por eso se intensifican las diferencias en el frente y van fuerte contra Alberto: Máximo Kirchner, Milagro Sala, Hebe de Bonafini, etc. La tribuna del Patria se prepara para señalarlo a él como el responsable del fracaso. Una vez consumado, comenzarán a probarse el traje Massa, Axel Kicillof y Sergio Berni pero terminará siendo candidato cualquiera que Cristina crea funcional para no perder el poder y asegurarle impunidad.

“Solo, fané y descangayado”, como decía el tango, se lo vio a Alberto tras ser rechazado en los festejos de la selección de fútbol este domingo. Tres palabras temibles para vivir el día a día ahora que se acercan las elecciones . Un hombre con síntomas de cansado , brújula descalibrada ausente en opiniones fuertes , y algunos lo ven casi vencido, un ex de todo; sin público, sin escenario y sin amigos sino rodeado de los aduladores más heredados que propios que, por ahora, están a su lado. Mientras crece la soledad más temida, pocos ya creen en su poder ni en sus predicciones. 

"La interpretación de la vida con esquemas ajenos, en cualquier rincón del mundo, solo puede conducir a un malentendido terrible y hacer a los hombres cada vez más aislados, solitarios y menos libres". (Gabriel García Márquez)