lunes 20 de enero de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Desposeídos
lunes 24 diciembre, 2018

Macrismo y Kirchnerismo: improvisaciones escénicas

El presente hipotecado y el balance del pasado cuestionado en algunos aspectos encuentra al votante bajo un ansiolítico estado de generalizada desorientación.

por Gretel Ledo

Mauricio Macri y Cristina Kirchner Foto: Cedoc
lunes 24 diciembre, 2018

Enfrentados. Director de la obra y actores. El Doctor Hinkfuss los exhorta a improvisar. El texto original se transforma en una mera guía y el accionar en el producto de la propia inventiva. La obra escrita y conclusa en tanto construcción inerte, sólo recobra vida a partir de la actuación y de su reinterpretación.

Esa alternancia entre texto escrito (permanencia) y texto actuado (devenir) constituye la mágica fórmula de la vida.

Un programa de gobierno, una planificación elocuente, una proyección a mediano término; todas ellas obras muertas desde el momento de su gestación, desde esa concepción inicial retórica, mental, intangible que contempla límites trazados. Atraviesan esas vallas condicionantes y entonces devienen en acciones. He aquí la improvisación.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando los programas, las planificaciones quedan sumidas en el mundo de los papeles, en el plano de las entelequias mentales o, lo que es aún peor discursivas?

Si para Luigi Pirandello el único conocimiento vivo es el actuado, para nuestro país la política actual es una mera representación escénica de obras muertas.

El Presupuesto Nacional debería considerarse una carta de navegación. Hoy el país está sin rumbo.

El director de la obra nos aseguró que estaba escrito el relato. Ahora se improvisa. ¿Qué improvisamos? No se sabe. Ni siquiera hay texto.

Desposeídos del mundo de las ilusiones. Desencantados de la política. Navíos averiados y pese a ello navegamos sin destino cierto.

Desafío no sólo para el Gobierno. Le comprende la generalidad de la ley a la oposición. El presente hipotecado y el balance del pasado cuestionado en algunos aspectos encuentra al votante bajo un ansiolítico estado de generalizada desorientación. Una cuestión es certera: las cifras de pobreza, de indigencia, de inflación, la pulverización del sector productivo, un dólar inmanejable  y el riesgo país por las nubes.

El G-20 pareciera que quedó atrás en el tiempo. Delante, las elecciones 2019 alertan a cualquier sector político en búsqueda de estabilizar las variables económicas. Inflación aún no controlada, pérdida del poder adquisitivo, aumento de tarifas.

Mauricio D'Alessandro vinculó las denuncias de abuso con el kirchnerismo y lo cruzaron

La meta de déficit cero y base monetaria constante conforme a los compromisos adquiridos con el FMI permean hoy en la solvencia de la economía doméstica. El BCRA acentúa el escenario de recesión económica. En vilo, el sector productivo en su conjunto.

El enfrentamiento de objetivos entre política monetaria y política cambiaria nos encuentra como sociedad, en calidad de víctimas del desmanejo estratégico.

Uno de los datos alarmantes publicados por el INDEC arrojan derrumbe de la inversión. Cayó 11,2% en el tercer trimestre respecto a 2017. El mismo FMI descree de la Argentina al prever una caída de 9,5% para 2019.

El estimador mensual de actividad económica presenta dos trimestres consecutivos de caída del PBI lo cual técnicamente es recesión. La estanflación es hoy el grillete del macrismo. Para el kirchnerismo, la justicia. Aún así, la polarización claramente es el relato.

Más allá de la cantidad de bilaterales donde se lució la Cancillería Argentina, las inversiones continúan en “stand by”. La eterna espera en pos de conocer quién será el próximo color político al frente del Ejecutivo nos encuentra en el eterno envase como ciudadanos “desposeídos”.

La mecánica electoral paraliza la gestión de gobierno. Cada dos años se coloca en funcionamiento el aparato proselitista considerando que las legislativas terminan propulsando al frente de la campaña al propio Presidente en búsqueda del voto de confianza.

El eje reeleccionista de Mauricio Macri elude la economía. “La gente entendió que este es el rumbo”, enfatizó en la cumbre de Cambiemos.

En tanto el kirchnerismo se refugia en el pragmatismo electoral: “Con nosotros, estaban mejor”, aseveró la ex Presidenta.

Como argentinos nos merecemos un nuevo capítulo en las hojas de nuestras vidas donde la verdad traiga libertad (Juan 8:32).

Analista Política. Magister en Relaciones Internacionales Europa – América Latina (Università di Bologna). Abogada, Politóloga y Socióloga (UBA).

Twitter: @GretelLedo | @influenciarORG


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4880

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.