jueves 05 de agosto de 2021
OPINIóN
11-06-2020 15:36

31 años de The Miracle, el disco que no llegó a la película de Queen

Para los fans argentinos más veteranos, este disco lo tenemos como "El milagro". La diferencia idomática tiene que ver con la versión nacionalista del cassette de época, con los temas mencionados en castellano.

11-06-2020 15:36

Recientemente se cumplieron 31 del lanzamiento del décimo segundo álbum de estudio de Queen, The Miracle. Para los fans argentinos más veteranos, este disco lo tenemos como “El milagro”. La diferencia idomática tiene que ver con la versión nacionalista del cassette de época, con los temas mencionados en castellano.

Los que nos metimos de lleno a escuchar a fondo la banda entre 1989  y 1992, espacio de tiempo en el que salieron los dos últimos discos de estudio, la edición del popular Greatest Hits II, la muerte de Freddie Mercury, el concierto tributo y el lanzamiento del disco solista de Brian May, Back to the Light, tenemos esta curiosidad lingüística. Los primeros cassettes estaban descatalogados y los vinilos ya habían salido del circuito. Por esos años convivían los discos en cinta de rotación del momento y la discografía completa en cds importados. Los cassettes disponibles, con los nombres traducidos, pertenecían a los discos A kind of magic (1986), Live magic (1986), The Miracle (1989), Innuendo (1991) y Greatest Hits II (1991). La primera edición del grandes éxitos de 1981 también se seguía editando, junto a la excepción de A night at the opera (1975). De esta manera, nuestro subconsciente nos lleva a relacionar los nombres de las canciones de esos discos en nuestro idioma, mientras las demás las tenemos en la cabeza en inglés.

Este dato puede resolver el misterio de algún fan millenial que no comprenda porqué los que peinamos alguna cana le decimos a The invisible man, “El hombre invisible”, pero a las canciones de los setenta las llamamos por el nombre en inglés. Para los que venían de la época los vinilos originales, los nombres son todos en español. No importan que hablen inglés a la perfección. Así se grabó en la cabeza de cada uno.

Freddie Mercury: ese tren que pasa más de una vez

La multipremiada película Bohemian Rhapsody culmina la historia antes de este disco. En una licencia del guión, Mercury les cuenta a May, Taylor y Deacon que tenía Sida en la previa del Live Aid, lo que se muestra como el gran concierto despedida en 1985. Los hechos fueron algo distintos. Lo que Mercury sospechaba de su enfermedad por esos días es un secreto que se llevó a la tumba. El diagnóstico real y la confesión a los íntimos tuvo lugar recién en 1987, dos años después del show que se muestra al final de la película.

Para 1986 la banda edita A kind of magic y se lanza a una exitosa gira europea, donde llegaron a tocar en la Budapest socialista (con el “comunismo a la húngara”, algo más laxo que el resto de los países detrás de la Cortina de Hierro), llenaron dos veces Wembley y se despidieron en Knebworth Park ante 120 mil asistentes. Ese concierto, del 9 de agosto de ese año, sí fue el último show de Mercury.

La película toma de este álbum la canción Whowants to live forever, asociando su sugestivo nombre a la enfermedad y el diagnóstico de Freddie, pero eso tampoco es exacto. El tema se hizo para la película Highlander y en lugar del Sida del cantante, la cuestión eran los inmortales que se cortaban la cabeza entre ellos, luchando para ser el último.

Bohemian Rhapsody: el repertorio histórico de Queen es inoxidable y es de ese conjunto de canciones que entusiasma a cualquiera con dos compases

Otro tema que en el imaginario colectivo hace referencia a otra cosa, y que también tiene que ver con las traducciones de los temas es You´re my best friend, de 1975. Aunque el tema se editó aquí como “Eres mi mejor amigo”, la traducción exacta hablaría de una “amiga”. En la canción, Deacon le dice a su flamante esposa, Verónica, que, además de su amor, es su compinche preferida. Vagancia de los traductores que no se dedicaron a escuchar la letra. Pero nada puede ser peor que el “Por favor, por favor yo” de Los Beatles, para el clásico Please please me. ¿Hace falta alcarar que el “please me” es para “compláceme? Por las dudas lo hacemos.

 

queen mick rock 0228109

 

The Miracle es el disco que marca el inicio de la última etapa de Queen con Freddie, que inicia con ese álbum, sigue con Innuendo y termina con Made in Heaven. Este último disco, editado en 1995, lo terminaron el resto de los miembros de la banda con las pistas que dejó el cantante en sus últimas sesiones y tracks de archivo retocados para la ocasión. Alrededor de ese nombre también hay mucho mito. Parece una obra enviada desde el más allá, pero lo cierto es que el tema que da nombre al disco hace referencia a Heaven, un boliche gay londinense abierto en 1979, del que Freddie era habitué. En las fotos de los shows de Buenos Aires de 1981, se lo puede ver con una remera del nombre del bar. Cuando fui a visitar el mítico sitio hace unos años, y le conté al propietario la anécdota, me hizo mostrarle la foto en internet. No me creía. Cuando vio las imágenes llamó a su staff para que lo vieran. No podían creer lo que estaban viendo. Es raro que haya tanto por develar todavía alrededor de Queen y su historia.

El disco que salió en mayo de 1989 es el primero que no tiene ni gira ni actuación en vivo. Aunque se pensó en un pequeño show controlado, que se podía llegar a filmar, Mercury consideró que ya no estaba para conciertos. Al día de hoy, los fans especulan en internet sobre lo que pudo haber sido un set list de un hipotético “Miracle tour”. Incluso parece que miles han buscado estas canciones en directo, ya que todos los buscadores revelan que muchos nuevos fans se lanzaron, sin éxito lógicamente, a buscar lo que nunca pasó.

Cuando Freddie era Farrockh

Mientras que grandes bandas se han separado por cuestiones de ego y dinero, Queen mostró otra cosa. Todas las canciones, tanto de The Miracle como de Innuendo, último disco con Freddie vivo, fueron firmadas como “Queen”. Ya no había espacio para discusiones de egocentrismo, de singles, ni de regalías. Todo era compartido por igual entre sus miembros. Ya estaban más allá de todo. Un reflejo de esta actitud de unidad es la portada del disco, con los cuatro rostros fusionados. La imagen, que hoy puede resultar poco llamativa, fue absolutamente innovadora hace más de tres décadas, sin Photoshop de por medio, claro.

El primer sencillo del disco fue I wantitall, que, a pesar de ser el mejor rankeado del álbum, no alcanzó el primer puesto en el Reino Unido. Dando una lucha más que digna al pop hegemónico del momento, la canción llegó al número tres del chart británico. El disco sí pudo llegar al tope. Los otros cortes fueron The invisible man, Scandal, Breakthru y el tema que le da nombre al LP.

Mientras la prensa indagaba sobre la salud de Freddie, los periodistas preguntaban insistentemente por la falta de conciertos. La excusa de la banda era que estaban cansados de hacer siempre lo mismo y que no tenían ganas de seguir con la temática de álbum-gira, pero que en un futuro podrían volver a los escenarios. Tras la muerte del cantante, May y Taylor reconocieron que mintieron sistemáticamente y descaradamente y que sabían que ese milagro en particular no tenía ninguna posibilidad.

Un año más de la triste partida de Freddie Mercury

Pero la vida y la música sí tienen milagros inesperados y hoy, a 31 años de la salida de TheMiracle, Queen está más vigente que nunca. Hoy la banda tiene más seguidores alrededor del mundo de los que Mercury imaginó y disfrutó en vida. Próximamente, la banda o, lo que queda de ella y sus herederos, lanzarán un boxset conmemorativo con material referido al disco. Los más fanáticos lo compraremos, con las mismas expectativas que compramos el cassette con los temas en castellano hace 31 años.