1st de March de 2021
OPINIóN Festival de Arte Trabajador
18-09-2019 11:53

Unidad, identidad, resistencia

Más de 30 sindicatos reunidos en la reflexión y producción de teoría sobre la cultura popular y la centralidad del trabajo.

Por Alejandro Fagiani*
18-09-2019 11:53

En una Argentina Oficial, en la que el Mercado es investido de la facultad de determinar éticas y estéticas, sancionar como ilusorio el módico confort alcanzado alguna vez por hogares populares, aplicar pena de muerte preventiva a cualquiera que por exceso de pigmentos o escasez de pedigree haga dudar a los agentes del orden y, ya en el paroxismo, le otorga el poder de juzgar la calidad del voto y castigar con las 7 plagas de Wall Street al pueblo si osa contradecir sus deseos, la emergencia de la Argentina Vital es una manifestación de la cultura popular.

RADAR DE LOS TRABAJADORES es fruto de esa cultura en la que perviven los valores de la solidaridad, la justicia, la preeminencia de la unidad y la resistencia a toda opresión. Es por eso que a la primera convocatoria nos fuimos arrimando todos, como a un criollo fogón, sin necesidad de preguntarnos de don-de veníamos porque nos reconocíamos como parte de una misma memoria: la de las luchas de los trabajadores argentinos y sus organizaciones sindicales.

Sindicatos y poder: unos pelean y otros logran beneficios

Es así como hoy treinta y más sindicatos –de la CGT y las dos CTAs– a través de los responsables de las áreas de cultura de cada organización, coincidimos no sólo en la producción conjunta de hechos culturales, sino también en la reflexión y producción de teoría sobre la cultura popular y la centralidad del trabajo.

Indagar, registrar, exponer, compartir y difundir la producción cultural de los trabajadores afiliados a nuestros sindicatos es uno de los ejes estructurantes de RADAR y en ese marco nació el "Festival de Arte Trabajador" que este año está celebrando su tercera edición. Todo un gesto de resistencia: oponer al "sentido comunicado", divergente, individualista y homogeneizador, la diversidad del "sentido comunitario" que construye y reafirma identidad. A la lógica del competir, oponemos la lógica del compartir. A la de la meritocracia, la del derecho. Y frente a la lógica del mercado que nos reduce a sólo dos roles: vendedores o consumidores, los trabajadores nos reivindicamos como protagonistas.

* Secretario de Cultura de La Bancaria, seccional Buenos Aires.