sábado 25 de septiembre de 2021
OPINIóN Primera encuesta de Argentina
28-08-2021 23:55
28-08-2021 23:55

Pastores evangélicos realmente existentes

28-08-2021 23:55

El pastor evangélico es una de las figuras más caricaturizadas e incomprendidas por la industria cultural en Argentina. Es habitual que se lo escenifique como un sujeto corrupto, manipulador, multimillonario, patrocinado por agentes extranjeros. La serie El reino no aporta ninguna novedad y vuelve a caer en este lugar común. Pero ¿cómo son los pastores realmente existentes? Según los datos de la primera encuesta a pastores de Argentina, los liderazgos evangélicos emergen de las mismas bases populares en que las iglesias evangélicas se extienden. Seis de cada diez pastores complementan su labor pastoral con un trabajo rentado por fuera de la comunidad de fe. Además de ser pastores, son electricistas, remiseros, comerciantes, empleados. Y esto se explica porque una mínima parte de ellos (28,1%) recibe un sueldo fijo por parte de sus organizaciones religiosas, mientras que el resto (66,6%) recibe ofrendas esporádicas o realiza su tarea pastoral ad honórem, es decir, sin percibir retribución económica alguna.

¿Cómo llegan a ser pastores? El acceso al liderazgo no es anárquico ni está digitado por agencias de poder del exterior. El 73,7% de los especialistas encuestados llegó a su cargo por mecanismos institucionales de selección propios de su comunidad de fe. Solo un 17% se consagró pastor “por decisión propia”. En cuanto a su formación, el 65,6% estudió en un seminario o instituto bíblico y un 10,5% en ministerios de formación pastoral, mientras que el 24% indicó haber recibido instrucción de su propio pastor. Únicamente el 5,2% se definió autodidacta.

De modo que la abrumadora mayoría de líderes evangélicos acceden a espacios jerárquicos con algún tipo de entrenamiento formal, tendencia que sugeriría la consolidación de circuitos estables de capacitación pastoral y, consecuentemente, de profesionalización de la autoridad religiosa dentro del mundo evangélico.

¿Cómo son las iglesias que pastorean? El 75% se emplaza en salones medianos y pequeños que generalmente son parte de la casa de la familia pastoral (garaje) o son locales comerciales alquilados, y el 80% tiene menos de 300 miembros que mayoritariamente son familiares (39%) y vecinos del pastor (55%). Esta composición revela el “gran secreto” del crecimiento, dinamismo y potencialidad política de las iglesias evangélicas en la región: su anclaje territorial.

Los pastores son expertos barriales. Conocen como la palma de su mano las problemáticas sociales que rodean su templo, y las abordan. En nuestra encuesta, el 62,1% de los pastores declaró que su iglesia se inserta en sectores de bajos ingresos e identificó como principales áreas de conflicto e intervención las adicciones y la delincuencia (55%), la pobreza (40%) y la violencia familiar (30%). La expertise en el manejo de las dificultades de su entorno coloca a los pastores como referentes reconocidos en sus zonas de influencia y, por ello, frecuentemente son contactados por funcionarios públicos (51,4%), políticos (43,1%), organizaciones sociales (30,6%) y medios de comunicación (30,3%). En efecto, desde el primer día de la declaración del confinamiento por covid-19 en Argentina, el Estado nacional integró a las iglesias evangélicas a un comité de crisis junto a otras organizaciones de la sociedad civil para abordar la contención social en zonas de mayor criticidad del país.

Estas características que hemos señalado generalmente no aparecen en ninguna de las “escenificaciones” sobre pastores disponibles, y consideramos que son claves para comprender el crecimiento y la potencialidad política de las iglesias evangélicas en Argentina.

*Investigadora Adjunta del Conicet. Profesora Adjunta de la Universidad de Buenos Aires CBC y FSOC.

En esta Nota