martes 16 de agosto de 2022
OPINIóN Elecciones 2021

Elecciones legislativas y el 15 N

El lunes podremos conocer la composición del nuevo Congreso Nacional. Y desde entonces nuestros nuevos legisladores, aunque aún no asuman sus cargos, deberían ponerse a trabajar para organizar la ardua labor que les espera para que se debatan buenas leyes y se sancionen buenas leyes. 

11-11-2021 07:40

¿No les pasa cuando se acerca fin de año que uno espera ansioso que llegue ya el primer día de enero porque sentimos que de pronto todo va a cambiar? ¿Y qué pasa cuando llega ese día? Todo sigue básicamente igual.

Hace semanas que venimos escuchando que el 15 N (en alusión al 15 de noviembre) es la fecha clave, y que a partir de ese día Argentina experimentará un cambio brutal. Es cierto que, a partir del 15 de noviembre, o el 14 a la noche, conoceremos como quedó conformado nuestro Congreso de la Nación, y esto es un asunto que nos incumbe a todos los argentinos, y que sin duda puede implicar cambios en relación a la correlación de fuerzas de nuestros legisladores y de cara a las próximas leyes que se debatirán y sancionarán. Por supuesto que puede devenir un gran cambio político-partidario en unos de los dos poderes políticos del Estado argentino, y esto es muy importante.

Elecciones 2021: Ellos tienen claro lo que quieren, ¿nosotros sabemos en qué año estamos y qué vamos a votar?

Sin embargo, muchos viven esta elección y la fecha mencionada, con un vértigo desmesurado, como una suerte de punto de inflexión a partir del cual se terminarán todos nuestros problemas si ganan los legisladores que queremos que ganen. Y lamento desilusionarlos, pero los problemas que nos invaden seguirán acompañándonos el 15 N, y seguirán acompañándonos mucho tiempo más si luego de un cambio vital de composición en el Congreso, y de un posible fortalecimiento de la república si gana la oposición y resta poder hegemónico al oficialismo, no se empieza a legislar enfocando en los problemas más críticos que tenemos como sociedad, con responsabilidad, con espíritu de cooperación, con búsqueda de consensos allí donde predominan, y de mala manera, los disensos.

Argentina está padeciendo una crisis tremenda, atravesamos una pandemia por coronavirus y a pesar de haber sufrido la cuarentena más larga y severa del mundo, nos encontramos entre los países con mayor número de muertos por covid-19 por cada millón de habitantes, el desempleo formal e informal creció estrepitosamente, la inseguridad sigue abatiéndonos, la pobreza y la indigencia siguen incrementando las carencias de millones de argentinos, la inflación se volvió tan incontrolable que un nuevo Secretario de Comercio Interior decidió aplicar de modo imperativo un plan “parche” de congelamiento de precios por tres meses. En Argentina casi la mitad de la población no puede acceder a la canasta básica y 7 de cada 10 niños comen mal o no comen.

Elecciones 2021: una campaña de baja intensidad, poca credibilidad y alta incertidumbre

El 15 N podremos conocer la composición del nuevo Congreso Nacional. Y desde el 15 N nuestros nuevos legisladores, aunque aún no asuman sus cargos, deberían ponerse a trabajar para organizar la ardua labor que les espera para que se debatan buenas leyes y se sancionen buenas leyes. 

Si a partir de esa fecha lo que importa es si liderará más el albertismo, el massismo o el kirchnerismo en el Frente de Todos, y a qué funcionario peronista “le da más el cuero” para presidente 2023, el 15 N será un día más de una Argentina que no entiende nada. Si a partir de esa fecha, la oposición de Juntos por el Cambio debate si el ala blanda o dura el Pro, si el radicalismo o si Milei, y a qué funcionario de Juntos “le da más cuero” para presidente 2023, el 15 N será un día más de una Argentina que no entiende nada.

Elecciones 2021 | La mirada de los propios… y también de los ajenos

Y cabe destacar, que nuestros nuevos legisladores nacionales representarán distritos (provincias). Y si se sigue enfocando solo en lo que ocurre en el AMBA y no se presta y se brinda la atención requerida por las provincias del interior, seguiremos escuchando disparates como el que enunció el presidente de los argentinos días atrás, cuando manifestó que necesitamos que Córdoba sea parte de la nación. Estamos divididos en mil pedazos.

En época de campaña, se espera que la competencia sea la regla. Una vez ocurridas las elecciones, en una estructura de recia polarización partidaria, se espera que la competencia siga siendo la regla, aunque es necesario (frente a la gravísima crisis integral que atraviesa la Argentina) que la cooperación empiece a tomar forma. Necesitamos sumar fuerzas para restar padecimientos, y necesitamos que nuestros dirigentes políticos nos gobiernen y legislen aquí y ahora, porque aquí y ahora, estamos mal.

 

* Sandra Choroszczucha. Politóloga y Profesora (UBA). www.sandrach.com.ar.