martes 17 de mayo de 2022
OPINIóN opinion
20-03-2022 05:49

Trabajo híbrido: más que flexibilidad, un cambio cultural

20-03-2022 05:49

Si hay algo que quedó claro después de dos años de pandemia es que las personas que experimentaron el trabajo 100% remoto de manera inevitable durante 2020 ya no son las mismas que antes. Los últimos años dejaron una huella duradera, que redefinió la forma en que las personas conciben la manera de trabajar y el rol que tiene el trabajo en su vida diaria. Aparece, entonces, una pregunta por el sentido: ¿para qué ir a la oficina? ¿Por qué trabajo? ¿Cuál es el propósito de lo que estoy haciendo?

El trabajo híbrido se presenta como una respuesta posible, casi inevitable, a todos estos interrogantes. Por ejemplo, el estudio de Microsoft junto con la UdeSA “El futuro del trabajo (híbrido): un modelo que se consolida en las empresas argentinas”,  el 77% de los argentinos prefiere trabajar de manera híbrida por la mayor productividad de los equipos y el aumento del bienestar y el equilibrio personal. Este número da cuenta de un cambio cultural que implica, en primera instancia, desandar viejas estructuras.

Es necesario aclarar que, cuando hablamos de trabajo híbrido, no solo nos referimos a la modalidad que permite combinar presencialidad y trabajo remoto, sino a un cambio más profundo, que replantea el concepto mismo de trabajo. Este último pasa a ser, además de un intercambio, una experiencia que involucra tanto a los empleados como a las organizaciones y trata de conciliar, de la mejor manera posible, ambas expectativas para un crecimiento en conjunto.

Entonces, aparece de nuevo la pregunta ¿cómo hacer para que el trabajo híbrido funcione? No hay una sola respuesta para este interrogante, una fórmula única y efectiva. Por el contrario, la pregunta por el trabajo híbrido demanda a las organizaciones la formulación de una pregunta más profunda, vinculada con el propósito. Por ejemplo, ¿cuál es el aporte de la compañía a las personas que trabajan en ella? ¿por qué ellas elegirían trabajar en la organización?

Es necesario comprender que el trabajo híbrido no es solo flexibilidad, es una cultura, un propósito común en el lugar de trabajo. Este es el primer paso. De ahí, cada organización podrá encontrar la mejor manera de implementarlo escuchando, fundamentalmente, a las personas.

*Gerente general de Microsoft Argentina.

En esta Nota