jueves 17 de junio de 2021
OPINIóN Chile
26-10-2020 09:46

Una Constitución nacida del reclamo popular

Una reforma que nació desde el reclamo de los habitantes chilenos.

26-10-2020 09:46

El 8 de noviembre de 2019, analizando la crisis chilena, escribí una columna cuyo título fue: Un buen momento constitucional.

La cuestión es que en esas líneas sostuve que aquello que, desde mi opinión, había quedado expuesto era la necesidad de un nuevo pacto social, lo cual significaba una reforma total de su Constitución nacional, pues solo un nuevo texto constitucional tendría la potencia para satisfacer el reclamo popular no por “nuevos” derechos, sino directamente por el reconocimiento de derechos fundamentales como a la salud, a la educación o a la seguridad social que no se hayan reconocidos ni asegurados para todos por igual en el -todavía vigente- diseño constitucional chileno.

Este domingo el pueblo chileno concretó el momento constituyente que reclamó, es decir, las protestas que el mundo vio en las calles de Santiago, los reclamos a viva voz de estudiantes y trabajadores, los rostros ensangrentados, los llantos y los miedos

Pues la Constitución -que siempre vale recordar fue pensada, redactada y sancionada en el esplendor de la dictadura pinochetista- no reconoce ni garantiza a la mayoría de la sociedad derechos básicos y fundamentales.

Finalmente, este domingo el pueblo chileno concretó el momento constituyente que reclamó, es decir, las protestas que el mundo vio en las calles de Santiago, los reclamos a viva voz de estudiantes y trabajadores, los rostros ensangrentados, los llantos y los miedos fueron más fuertes que los palos, los golpes y los camiones hidrantes.

Chile: terminó el referéndum con rotundo apoyo a una nueva Constitución

El pueblo fue en busca de su Constitución y construyó su momento constituyente, pues una reforma constitucional solo nace de dos maneras:  de abajo hacia arriba o de arriba hacia abajo y esta diferencia es sumamente importantes porque define prioridades, derechos y sobre todo porque propone nuevas estructuras, mecanismos y relaciones de poder.

En conclusión: se define nada más ni nada menos que el perfil democrático de la Constitución. No es lo mismo una Constitución motivada por un reclamo popular que una Constitución nacida a partir de intereses y pactos originados desde el poder.