viernes 24 de septiembre de 2021
PERIODISMO PURO Entrevista
25-07-2021 16:18
25-07-2021 16:18

Miguel Pichetto: "Hay miradas cubanas que gravitan en la política argentina"

El Auditor General de la Nación afirmó que "Cuba es la síntesis más concreta de la pobreza extrema". Sus críticas al Papa Francisco.

25-07-2021 16:18

—Muchos intelectuales internacionales que analizan la Argentina usan las categorías “populismo” y “antipopulismo”. ¿Es válido? 

—No las tomo como análisis. Hay una mirada vieja, sobre revoluciones que no ocurrieron. Una nostalgia por hechos que no sucedieron, esa visión idílica de los 70. La gravitación de Cuba ya desde el 59. Miradas cubanas que también gravitan en la política argentina. Es muy negativo para el país. Cuba es la síntesis más concreta de la pobreza extrema. Un Estado comunista que no existe más. Desapareció, porque en China gobierna el Partido Comunista chino, pero es una economía capitalista cuyo PBI se explica por el 80% de la actividad privada.

—Uno de los intelectuales que utilizan estas categorías es Loris Zanatta. Asocia el pobrismo con la teoría de Max Weber en “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”. Los países protestantes e incluso los confucianos se desarrollaban antes que los católicos, que habían comenzado con pescadores pobres, este era el planteo. Asocia al populismo con el Papa y los jesuitas.

—Lo leo. Tiene alguna obsesión fundamentalmente con el Papa y la Iglesia argentina. Es cierto que para los americanos, los anglosajones, ser emprendedor, empresario, industrial, comerciante, generar empleo es muy bueno. La contracara es creer que el mundo será de los pobres. Que ser pobre da superioridad moral. Que es mejor una Argentina más uniformemente pobre. Son ideas realmente estúpidas, que indican la gravitación de la visión religiosa en la Argentina como hecho negativo. Cuando la Iglesia enfoca su mensaje en lo espiritual, es realmente muy importante y necesaria para los pueblos. Cuando trabaja sobre la política e interactúa con decisiones propias del Estado, se equivoca. La etapa de Francisco está signada por esta intervención. Sus últimas dos encíclicas son profundos documentos anticapitalistas.

—¿El Papa tiene ideas viejas? 

—Por supuesto. Y creo que hay un debate en el seno de la Iglesia. El otro día leí a monseñor Jorge Lugones, el jefe de la Pastoral Social, que juntamente con monseñor Oscar Ojea empiezan a hablar del mundo del trabajo. El dato es muy relevante porque ya no alcanzan los planes. Hasta los propios sectores más vulnerables de la sociedad argentina en el Conurbano profundo dicen que no alcanza con el plan, que lo que se necesita es trabajo. Se lo trasmiten a los interlocutores del Gobierno. Incluso los líderes de los movimientos sociales empezaron a hablar del trabajo. En la presentación de Diego Santilli como representante del espacio que está acompañando su candidatura, dije que no nos dejemos robar el discurso, que la salida es por la producción y el trabajo. Es correcta la posición de la Iglesia al lado de los pobres, aunque creo en una Iglesia más amplia, no sectaria únicamente. El debate es por dónde salimos. Si con más planes o por el mundo del trabajo, de los emprendedores, de los empresarios, de los que invierten, quienes asumen riesgo, generan empleo. Cómo hacemos para generar un modelo laboral moderno junto a los empresarios y sindicatos.