POLICIA
crimen y furia en flores

Caso Brian: capturan a otro acusado y piden bajar la edad de imputabilidad

El otro supuesto motochorro fue capturado en la villa 1-11-14. Como el otro sospechoso tiene 15 y es inimputable, la ministra Bullrich reclamó una reforma a la Ley Juvenil.

1231_brian_flores_cedoc
victima. Brian tenía 14 años. Lo balearon el sábado pasado. | cedoc

La causa que investiga el crimen de Brian Aguinaco, el chico de 14 años que hace una semana recibió un disparo en la cara en el barrio porteño de Flores, estaría encaminada. A la detención de un menor se sumó en las últimas horas la de un joven de 26 años.

Luis Gómez fue detenido en la madrugada de ayer en la villa 1-11-14 del Bajo Flores. Según se informó, se lo conoce por el apodo de “Yun” y cuenta con antecedentes penales por robo.

“Esta madrugada (por ayer) con la División Homicidios logramos la detención de un mayor de edad de 26 años con varios antecedentes por delitos contra la propiedad y una captura por robo”, informó a la prensa el jefe de la Policía Federal Argentina, (PFA), comisario general Néstor Roncaglia en el Aeropuerto de Ezeiza, donde recibió al primer detenido por este caso, apresado este jueves en la capital de Chile.

El menor, llamado Brian igual que la víctima, fue capturado en la casa de un familiar de su padre, en la ciudad de Santiago. A esa propiedad arribó el lunes pasado, el mismo día que Brian moría en el hospital después de dos días de agonía. La primera información que brindaron algunas fuentes decían que el presunto motochorro tenía 16 años, pero ayer Roncaglia confirmó que tiene 15, por lo que es inimputable, y no podrá ser condenado.

Ambos jóvenes están acusados de ser los motochorros que, luego de cometer varios robos en la cercanía de la villa 1-11-14 (en donde viven), dispararon contra el auto en el que circulaba Brian y su abuelo, el 24 de diciembre pasado. El chico recibió un disparo en la cara y murió dos días después en el hospital.

 Inimputabilidad. “Ante la posibilidad de que este pibe salga por tener 15 años, se me cae a pedazos un castillo que había construido”, expresó ayer el abuelo de Brian, Eduardo Dotto, en la puerta del Ministerio de Seguridad de la Nación, donde se reunió, junto a otros familiares de la víctima, con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich y el ministro de Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo. “Si lo dejan en la calle, la Justicia sería responsable de un gran problema”, advirtió.

“Espero que la Justicia actúe como corresponde y que esté a la altura de lo que está pasando hoy en la Argentina, no puede ser que los delincuentes entren y salgan todo el tiempo”, agregó Dotto.

La ministra Bullrich, por su parte, aseguró que el año próximo debería tratarse una reforma del Régimen Penal Juvenil. “Es una deuda que tenemos que encarar, porque es muy importante que aquellas personas menores, de entre 14 y 16 años, tengan una sanción cuando cometen este tipo de delitos”, opinó.


“Mi hijo es inocente”, dijo el padre del menor

“Mi hijo es inocente”, dijo el padre del chico de 15 años que llegó ayer a Buenos Aires deportado de Chile, como sospechoso de haber matado el sábado pasado a Brian Aguinaco en el barrio porteño de Flores.

“Fue a pasar las Fiestas conmigo, jamás pensé una cosa así, él no sabe nada de estas cosas. Vengo a ver, no sé qué pasó”, afirmó el hombre al arribar al aeroparque Jorge Newbery al mismo tiempo en que la Policía Federal trasladaba a su hijo.

El padre del adolescente contó: “Fui a ver a mis hermanas e invité a mi hijo a que pase las Fiestas conmigo. Yo no encubrí a mi hijo, lo esperé allá en Chile”. El hombre cumplió una condena por narcotráfico en Argentina.

Al ser consultado sobre si su hijo es inocente, respondió: “Sí señor, siempre está mal matar, pero que sea mi hijo el que lo haya hecho, es otra cosa. Creo en la palabra de mi hijo”.