Ligeras lluvias
Temperatura:
20º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 17 de diciembre de 2018 | Suscribite
POLICIA / Aniversario
miércoles 14 noviembre, 2018

A 26 años del día en que Ricardo Barreda asesinó a toda su familia

Amantes, herencia y misoginia ¿qué lo llevó a asesinar a todas las mujeres con las que vivía?. El análisis del primer perito que lo entrevistó durante un año.

Galería de imágenes

por Florencia de Sousa


Fotogalería
Ricardo Alberto Barreda asesinó en 1992 a su esposa Gladys McDonald; a sus dos hijas; Cecilia y Adriana Barreda y a su suegra, Elena Arreche. Foto: Cedoc

"Aquel domingo bajé lo más tranquilo. Ellas acababan de almorzar. Pasé por la cocina y le dije a mi esposa: voy a pasar la caña en la entrada, el plumero en el techo, porque está lleno de insectos atrapados que causan una muy mala impresión. O sino, le digo, voy a cortar y atar un poco las puntas de la parra que ya andan jorobando. Voy a sacar primero las telas de araña de la entrada, que es lo que más se ve. Me dice 'mejor que vayas a hacer eso. Andá a limpiar que los trabajos de 'conchita' son los que mejor te quedan, es para lo que más servís'. No era la primera vez que me lo decía y me molestó sobremanera (...) Al contestarme ella así, sentí como una especie de rebeldía y entonces le digo: el 'conchita' no va a limpiar nada la entrada. El 'conchita' va a atar la parra. Para hacer eso había que sacar una escalera del garaje. Voy a buscar un casco que estaba en el bajo escalera (...) y encuentro que afuera del bajo escalera, entre una biblioteca y la puerta, estaba la escopeta parada (...) Y ahí, bueno, fue extraño. Sentí como una fuerza que me impulsaba a tomarla. La tomo, voy hasta la cocina, donde estaba Adriana, y ahí disparo".  Esta fue parte de la minuciosa declaración que el odontólogo Ricardo Barreda dio durante el juicio donde se lo condenó por haber asesinado a su mujer; sus dos hijas y su suegra; el 15 de noviembre de 1992, hace exactamente 26 años. 

Ese día Ricardo Barreda se convirtió en uno de los asesinos más conocidos de la historia argentina. Y es que este -hasta entonces- respetado odontólogo de La Plata a sus 56 años, decidió poner fin a la vida de su esposa, Gladys McDonald,  sus dos hijas, Cecilia y Adriana  y su suegra, Elena Arreche al asesinarlas a escopetazos. Luego, se fue del lugar, pasó a buscar a su amante y juntos estuvieron en un hotel alojamiento. Al regresar a su casa, dio aviso a la Policía y aseguró que habían entrado a robar y matado a todas las mujeres de la familia. Sin embargo, luego confesó ser el autor del aberrante hecho.

El cuádruple homicidio ocupó las principales portadas de los diarios de la época e hizo de que el apellido de este hombre, que en la actualidad tiene 82 años, resuene entre los casos policiales más emblemáticos de la historia argentina. Enjuiciado en 1995, sentenciado a prisión perpetua, y con la obtención de la prisión domiciliaria en 2008, volvió a prisión en 2011 por salir del domicilio en el que se encontraba, sin autorización judicial. Sin embargo, un mes después  la la Sala I de la Cámara Penal de La Plata le otorgó la libertad condicional por considerar que el cómputo de tiempo transcurrido en prisión “excedía” el de la condena impuesta. Pero, ¿qué lo llevó a deshacerse de toda su familia?.

ricardo barreda 09222018
Barreda fue condenado a prisión perpetua. A principios de 2008 le concedieron el arresto domiciliario por su buena conducta y por ser mayor de 70 años. El beneficio fue revocado en 2011 cuando salió de la vivienda que ocupaba sin dar aviso a la justicia, y con la excusa de necesitar ir a una farmacia. FOTO: CEDOC

Miguel Maldonado, uno de los primeros peritos de parte que entró en acción a los días de los crímenes, relató en diálogo con PERFIL: "Sus abogados se contactaron conmigo para que sea perito de parte y yo acepté. Lo entrevisté en la comisaría 1° de La Plata donde permaneció detenido los primeros días y comencé a sorprenderme con algunas aristas de su personalidad. Ricardo (así le decía yo) era un tipo con acentuados rasgos obsesivos que no estaba para nada conmovido con lo que había hecho, como si el diablo hubiera poseído su cuerpo y lo hubiera llevado a actuar. Fue un caso que me marcó la vida, porque empecé a ver este tipo de criminalidad, que no es por motivos económicos, aunque alguien dijo que él tenia interés por quedarse con la propiedad  y demás, pero no tenía el perfil previo para eso".

Primeras pruebas. "Algunos peritos sostuvieron que no había patología en Barreda, sin decir qué lo había llevado a cometer ese delito. Otros, como yo, dijimos que en realidad tenía una patología que consistía en un delirio de reivindicación, él estaba queriendo volver a ser el padre de familia que prácticamente nuca pudo ser por algunas inconductas que él cometía, por ejemplo, sabiendo que su mujer y sus hijas iban a ir al Teatro Argentino de La Plata, él iba con la novia de turno. Era un galán a la antigua Barreda, hacía todo el cortejo como un novio, tanto que tenía una novia en Mar del Plata, a quien visitaba periódicamente y allí tenia una bata y unas pantuflas, clásico del amante antiguo que dejaba en la casa de la amada esto, como si eso fuera el sello de posesión", completó el profesional.

"Barreda relató el periplo que hizo el día del hecho, donde figuraba una visita a sus padres en el cementerio y luego una salida con su amante de turno"

En ese marco, agregó: "Cuando se sumaron más peritos, Barreda relató el periplo que hizo el día del hecho, donde figuraba una visita a sus padres en el cementerio y luego una salida con su amante de turno, Hilda Bono, que fue muy nombrada en el juicio. Una mujer grande como él, con dos hijas. Él la pasó a buscar donde siempre la buscaba, fueron a un hotel alojamiento que está camino a Magdalena, localidad vecina a La Plata, y cuando salieron fueron a comer pizza. Luego él volvió a la casa donde, antes del mediodía había cometido el cuádruple homicidio, se hizo el sorprendido y denunció en la comisaría correspondiente la situación como un robo. Cuando revisan la casa, llama la atención que todos los ambientes estaban desordenados y la única habitación que no había sido tocada era la de Barreda. Cómo si el hubiese preservado eso, no atendiendo que eso daba indicios inculpaotorios, de alguna manera".

"En el caso de haber sido declarado inimputable hubiera ido a un centro psiquiátrico durante unos años"

Asimismo, recordó: "La última vez que vi a Barreda fue durante el juicio oral, porque tuve que ir a declarar. Después no lo vi más. Él no estaba contento con nosotros, con sus peritos, porque nosotros habíamos adherido y ampliado la posición del perito oficial que había dicho 'Barreda estuvo, está y estará loco'. Y él decía que no, que de ninguna manera. Argumentamos con los abogados de ese momento que lo queríamos convencer, cuando lo entrevistamos antes del juicio, de que entendiera que es lo que nosotros habíamos encontrado como para aliviar su situación. En el caso de haber sido declarado inimputable hubiera ido a un centro psiquiátrico durante unos años".

ricardo barreda juicio 11152018
Ricardo Barreda durante una de las audiencias del juicio en su contra, por haber asesinado a su esposa; hijas y suegra.  FOTO: Cedoc

Las otras mujeres en la vida de Barreda. Además de Bono y de su "novia" de Mar del Plata, "Barreda tenía una amiga de muchos años del barrio, ahí en La Plata, amiga con privilegios dado que de vez en cuando se consolaban de sus años de soledad afectiva. María Mercedes Guastavino, alias 'Pirucha', era su nombre. También tuvo a Berta André -conocida como 'Pochi'-, a quien conoció mientras él estaba en la cárcel y con quien convivió cuando le concedieron la prisión domiciliaria y luego la libertad condicional", detalló Maldonado.

berta andre caso barreda 11142018
Berta 'Pochi' André fue la última pareja que tuvo Barreda y con quien convivió. En una entrevista con  PERFIL, la mujer reconoció: "Él es muy gruñón y yo esperaba que cambiara”. FOTO: Pablo Quarterolo.

En una entrevista con PERFIL seis meses antes de morir (en julio de 2015), la mujer reconoció: "Estoy desilusionada de la cosa. Es como cuando un chico está esperando algo del adulto, que le dé un regalo y se porta mal para que le den atención. Bueno, ésa era yo. Esperaba que cambiara y no cambió nunca. Una lástima. El es muy gruñón, vuela una mosca y se enoja".

En ese sentido, el perito señaló: "El periodista Rodolfo Palacios, autor del libro 'Conchita: Ricardo Barreda, el hombre que no amaba a las mujeres', cuenta que cuando lo visitaba a Barreda notaba cómo trataba a su concubina (Berta) con quien se ponía muy hiriente y la llamaba 'chochán' (chancho al revés)". Y amplió: "Durante el último tiempo la maltrataba porque decía que no lo atendía como correspondía y que estaba muy gorda y que no se cuidaba. Él quería una modelito".

Las mujeres que asesinó. "Al hablar de su esposa (Gladys McDonald), Barreda me dijo durante una de las entrevistas que le hice, que era una buena mujer y a sus hijas las recordaba siempre de chiquitas. Cuando llegaba a explicar las características de la suegra, decía 'era una persona, humana, que tenía derecho a vivir', y yo lo miraba, pero tenía esas cosas Barreda", explicó Maldonado. 

barreda domiciliaria 11152018
Imagen de archivo | El odontólogo salió de la cárcel de Olmos a finales de 2015 y se mudó a Troncos del Talar, en el partido de Tigre. FOTO: Marcelo Silvestro.

Deteriorado estado de salud. En mayo de 2016 fue hallado con otro nombre y un aspecto deteriorado en un hospital de Tigre, cerca de donde había fijado su domicilio cuando consiguió el beneficio de la libertad condicional. Lo insólito en esta oportunidad fue cómo se conoció la noticia. Fue a raíz de que una mujer compartiera en su muro de Facebook un pedido que acompañó con la foto de él: "Este señor abuelo se llama Alberto Navarro. Dice que no tiene parientes, pero yo creo que sí. ¿Cómo pueden abandonarlo a su suerte? Si usted lo conoce y conoce a su familia, está en el hospital de Pacheco. Compartí esta foto y, quién dice, la familia se arrepiente y lo va a buscar", publicó, a la vez que describió su mirada como "perdida, buscando amor, cariño". 

ricardo barreda 2016 11142018
En mayo de 2016, Ricardo Barreda fue encontrado en un hospital de Pacheco, notablemente desmejorado y registrado con otro nombre. FOTO: Facebook

"Apareció en el hospital y dijo que no tenía dónde ir. Tenía un problema en la próstata. Dijo que su familia lo había abandonado. Trató mal a una enfermera y quiso quedarse a dormir. Alguien le preguntó si era Barreda y dijo que se llamaba Alberto Navarro. Al rato se fue, apenas podía caminar, tenía los pantalones bajos", contó un testigo en declaraciones al medio Big Bang News en esa ocasión.

Allí, y con motivo de su cumpleaños número 80, los vecinos se acercaron al centro de salud a saludarlo y a alcanzarle una torta. El momento quedó registrado en una serie de fotos y videos que fueron publicadas en las redes sociales.

Una de las últimas veces que la prensa pudo dar con Barreda fue este mismo año en un hotel de San Martín donde vive. Allí, en ese barrio, fue interceptado por una cronista de Telefé Noticias que le consultó qué hará con la casa de La Plata, en la que mató a toda su familia y de la cual le pertenece un 50 por ciento. Ante el interrogante, sólo atinó a omitir la respuesta y contestarle: “Cuidado porque te voy a empujar".

ricardo barreda nota teefe noticias 11152018
Una de las últimas veces que Ricardo Barreda habló con la prensa fue en septiembre, cuando lo interceptó una cronista de Telefe Noticias. FOTO: Captura de pantalla

La casona, su obsesión. Para algunos especialistas, la propiedad ubicada en la calle 48, entre 11 y 12 de La Plata, donde vivía con su familia, y el lugar escenario de sus crímenes ha sido para Barreda una obsesión. Al ocurrir la masacre, comenzó un litigio legal con los familiares de la esposa del odontólogo, quienes reclamaban la propiedad. En la actualidad, se encuentra en sucesión. A su vez, hubo un proyecto para que la misma sea  expropiada y utilizada como un centro dedicado a la prevención de la violencia de género. "La propiedad está cerrada y con los dos coches que tenía Barreda adentro: un Ford Falcón y un DKW. Está muy deteriorada, incluso ha crecido vegetación dentro de los ambientes, lo que pasa con una casa abandonada tanto tiempo", contó Maldonado.

barreda casa 11142018
Imagen de archivo del frente de la casona de La Plata donde Barreda mató a su esposa, sus hijas y su suegra. FOTO: Cedoc

En septiembre de este año el cuádruple homicida volvió a ingresar a la vivienda, esta vez acompañado por un equipo de filmación y funcionarios judiciales y permaneció allí cerca de cuatro horas. En la historia criminal argentina, sin dudas el caso Barreda se encuentra entre los que más trascendencia tomó aunque haya pasado ya, más de un cuarto de siglo.

C. P. 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4481

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard