5th de March de 2021
POLICIA la violencia machista no cede
18-04-2020 03:45

Creían que murió por Covid-19 y ahora investigan un femicidio

Soledad Carioli Lespade tenía 25 años. La internaron en Chivilcoy con síntomas de coronavirus, pero detectaron que tenía golpes y fracturas.

Leonardo Nieva / Nadia Galan
18-04-2020 03:45

Soledad Carioli Lespade tenía 25 años. La internaron en el Hospital Municipal de Chivilvoy con síntomas de coronavirus, pero detrás de ese cuadro había una historia de violencia oculta. Le hicieron una tomografía y detectaron que presentaba traumatismos en la mandíbula, en dos costillas y una contusión en la cabeza. Su pareja explicó que los golpes eran producto de una caída de la moto, pero el fiscal que intervino en el caso no le creyó y decidió imputarlo por el delito de lesiones graves calificadas, mientras investiga si la causa de la muerte son los golpes o el problema respiratorio.

Los antecedentes del acusado no ayudan: tiene una denuncia por violencia de género en una causa que se tramitó en Córdoba. Flavio Emiliano Pérez (35) fue detenido por orden del fiscal Pedro Illanes. 

Fuentes judiciales indicaron que el cuerpo de la joven fue cremado sin la realización de la autopsia. Por eso no pudieron establecer si Soledad murió por los golpes y las fracturas sufridas en distintas partes del cuerpo o si falleció por cuestiones de salud vinculadas a su cuadro gripal. 

El coronavirus demanda más recursos contra la violencia de género

La cremación fue ordenada siguiendo el protocolo del Covid-19 para los casos sospechosos y positivos. Soledad fue internada el miércoles 8 de abril, y su deceso se produjo al día siguiente. Recién este lunes se confirmó que no tenía coronavirus. 

El fiscal intervino a partir de la denuncia que radicó el director del hospital e inmediatamente decidió allanar la casa en la que Soledad vivía con Pérez y sus dos hijos, y posteriormente ordenó la detención del hombre. 

Sin freno. El encierro parece haber agravado las situaciones de violencia contra las mujeres. Desde el viernes 20 de marzo pasado –día en que el Gobierno decretó el aislamiento social obligatorio– hasta este jueves hubo 21 femicidios en todo el país.

El dato surge de un informe elaborado por el Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano”, que es coordinado por la asociación civil La Casa del Encuentro. La ONG lleva la estadística basada en la difusión de los casos en los medios de comunicación.  

Aumentaron las denuncias por violencia de género en medio de la cuarentena

En el informe hay víctimas de todas las edades: desde un bebé de dos meses hasta una mujer de 53 años. En doce de los casos existía un vínculo de pareja con el asesino. También figura el femicidio vinculado de un varón. 

De las 21 víctimas, cuatro fueron asesinadas a golpes, seis apuñaladas, dos ahorcadas, tres prendidas fuego, dos baleadas y una estrangulada, entre otras causas. A ocho de ellas las atacaron en sus propias casas, a cinco en la vivienda que compartían con el femicida, a dos en la vía pública, una fue encontrada en un acantilado y otra fue asesinada en un calabozo.

Las últimas. Camila Tarocco tenía 26 años. Estaba desaparecida desde el 4 de abril. Este miércoles apareció asesinada en un descampado de Moreno. El cuerpo estaba dentro de una bolsa, enterrado a 200 metros de la casa de su ex pareja, Ariel González, quien quedó detenido como sospechoso del femicidio.

Desde el viernes 20 de marzo pasado hasta este jueves hubo 21 femicidios en todo el país

Priscila Martínez era una adolescente de 15 años. Había desaparecido el 23 de febrero pasado en la ciudad La Banda, provincia de Santiago del Estero. Este miércoles apareció muerta. Su tío, quien ya estaba detenido, es el principal sospechoso. 

Olga Verón, de 37 años, fue estrangulada en su casa de la localidad de Cuartel V, partido bonaerense de Moreno. Si bien inicialmente se pensó que había sufrido un accidente, la autopsia confirmó hoy que se trató de un femicidio, por el que fue detenido su marido. Tenía cuatro hijos. 

La maestra Jésica Minaglia es la última de la lista. Vivía en la ciudad santacruceña Comandante Luis Piedrabuena. Tenía 37 años y un hijo. La encontraron asesinada en el interior de su casa. Creen que el crimen habría sido cometido por su pareja.