martes 15 de junio de 2021
POLICIA femicidio en san luis
06-06-2021 02:05

El sindicalista que mató a su mujer le pegó un tiro de gracia

06-06-2021 02:05

El brutal femicidio de Johana Galdeano, la joven de 28 años asesinada por su marido gremialista en la ciudad de Villa Mercedes, todavía conmueve a la provincia de San Luis. Según la abogada de la familia, el último de los cinco disparos que recibió la víctima fue “a modo de ejecución o tiro de gracia”. 

En base a las pruebas reunidas, la jueza Mirta Ucelay dictó en las últimas horas la prisión preventiva del presunto femicida, Juan Carlos Solalinde, el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra). 

El crimen ocurrió el pasado miércoles 26 de mayo. Johana fue baleada por su marido en la calle Sarmiento, entre Nelson y Tallaferro. La víctima y su marido se encontraron cerca de las 3 de la tarde. Y enseguida comenzaron a discutir. En un momento, el femicida extrajo un revólver, la mató de cinco disparos y escapó sin llamar a una ambulancia.

Según fuentes policiales, una hora después se presentó en la Comisaría 8ª. Les dijo a los policías que le había disparado a su mujer y entregó el arma que utilizó para cometer el crimen.   

“Los cargos contra Solalinde son por los delitos de homicidio doblemente calificado por haber mantenido una relación de pareja y femicidio”, detalló la magistrada.

Además, la jueza dispuso que el sindicalista sea trasladado a una dependencia del Servicio Penitenciario Provincial.

La abogada de la familia de la víctima, Leticia Latini, sostuvo que el arma utilizada fue un Magnum 357, considerada arma de guerra, y que Johana recibió cinco disparos, el último en su cara y a 30 centímetros de distancia, “a modo de ejecución o tiro de gracia”.

El acusado, apodado “Kuki”, era secretario general de la Uocra de San Luis. Además de su actividad gremial y política, es dueño del restaurante The Night, ubicado en General Paz y Tucumán.

En agosto de 2018, fue designado jefe del Programa Relaciones Laborales del Gobierno puntano. Luego del hecho Solalinde declaró en la policía y en la justicia que se acordaba de haber efectuado un disparo para defenderse de su exesposa y que no recordaba más.

La pareja tiene un nene de 2 años que encabezó la marcha “Ni Una Menos” del pasado 3 de junio llevado en un cochecito para bebé por su abuela con un cartel que decía “justicia por mi mamá”.