martes 31 de enero de 2023
POLICIA Un polmico especialista en seguridad

Macarrón contrataría a un ex espía que se fue con denuncias

Se trata de Horacio French, quien durante una década fue el jefe de los agentes de la SIDE y dejó su cargo en medio de denuncias de mal desempeño. Hoy es titular de una empresa de seguridad privada.

19-12-2006 12:37
El viudo de Nora Dalmasso, Marcelo Macarrón, se presentará hoy como querellante en la causa que investiga el crimen de Río Cuarto. Para realizar su propia investigación, habría contratado al ex titular de la filial cordobesa de la Secretaría de Inteligencia Del Estado (SIDE), quien actualmente dirige una empresa de seguridad privada, motivo por el cual, en su momento, fue desplazado de su cargo.

El viudo, a través de su vocero y amigo, Daniel Lacasse, contactó a un ex agente de la SIDE para realizar su propia pesquisa o al menos supervirsar la investigación oficial. Se trata de Horacio French, quien fue durante 10 años el delegado de la inteligencia en la provincia de Córdoba y que actualmente se desempeña en la agencia de seguridad privada Mediterránea S.R.L, según dio a conocer el diario Clarín en su edición de hoy.

French siempre mantuvo una excelente relación con José Manuel De la Sota y con distintas personalidades del escenario político local. Lacasse también mantiene estrechos vinculos que el gobernador y fue funcionario en el área de lucha del narcotráfico durante la presidencia de Carlos Menem.

En 1999, French tuvo problemas por su doble trabajo en el organismo oficial y en el ámbito privado. La fiscal Graciela López de Filoñuk lo imputó por incompatibilidad entre ambas funciones, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La investigación se abrió a raíz de una denuncia presentada por el entonces diputado cavallista y luego titular de la Aduana, César Albrisi, quien indicó que French tenía como testaferros de la empresa a su esposa Nora Felisa Viale y su madre, Lidia Lozano.

Ese año, la jueza federal Cristina Garzón de Lascano realizó un procedimiento en las oficinas locales de la SIDE durante el que se secuestraron ficheros y carpetas que contendrían información sobre personas desaparecidas entre 1976 y 1983, en el marco de la causa Menéndez.

Esta situación habría generado malestar en el entonces titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy, quien lo desplazó de su cargo por “violación de secreto de Estado”. Sin embargo, nunca se supieron los motivos reales de la decisión, ya que French indicó que él mismo había decidió alejarse del cargo.

Al año siguiente, el nuevo jefe de la inteligencia, Fernando de Santibáñez, directamente cerró la filial cordobesa del organismo, ante numerosas denuncias de espionajes ilegales realizados a políticos, empresarios y jueces locales. Desde entonces, French se mostró como “especialista en temas de seguridad”, al tiempo que se dedicó a la práctica del golf, el deporte favorito del viudo de Dalmasso.

Ahora, aportará sus conocimientos en el equipo que asiste a Macarrón y que forman los abogados Rubén Tirso Pereyra, Benjamín Sonzini Astudillo y Lacasse, vocero y amigo del viudo. Tendrán por delante esclarecer un caso donde ninguna hipótesis se descarta: ni el asesinato por encargo, ni la violación seguida de muerte, ni el amante despechado son del todo dejadas de lado.

A medida que pasan los días , se complica cada vez más la resolución del caso del asesinato de Nora Dalmasso, la mujer de 51 años estrangulada en la madrugada del 25 de noviembre en la cama de su hijo, luego de mantener relaciones sexuales con por lo menos un hombre.

En esta Nota