jueves 06 de mayo de 2021
POLICIA El crimen de la arquitecta
13-04-2021 20:32

Una grabación revela cómo mintió el asesino que mató a la mejor amiga de su mujer

Fabián Lucini comenzó a ser juzgado por el femicidio de María Marta Toledo, asesinada con un matafuego en Neuquén. El audio fue reproducido en la primera audiencia del debate.

13-04-2021 20:32

Fabián Lucini (55) mató a la mejor amiga de su mujer, pero no se animó a decirlo. En el juicio por jurados, que comenzó esta semana en la ciudad de Neuquén, su defensa reconoció que el acusado asesinó a golpes a María Marta Toledo (46), pero que lo hizo con el solo objetivo de que su cliente evite una condena a prisión perpetua por el delito de femicidio.

Toledo era arquitecta. La encontraron asesinada el 31 de julio del año pasado en un canal de riego. Desde un primer momento la investigación apuntó contra el esposo de Juliana, la mejor amiga de la víctima. Dos días después, Lucini quedó detenido, acorralado por las pruebas en su contra. Entre ellas, los registros de las cámaras de seguridad que lo muestran circulando en dirección a la escena del crimen. 

Cuando la arquitecta desapareció, Lucini no contó que había estado con ella ese día. Recién lo admitió cuando Juliana, su propia mujer, lo identificó en una cámara de seguridad en la que aparecía junto a la víctima, horas antes de su desaparición.

Por estas horas, la estrategia del abogado Roberto Berenguer apunta a que su defendido sea declarado culpable por "homicidio en estado de emoción violenta", que prevé penas de uno a seis años de prisión. En el alegato de apertura, el letrado explicó que el crimen ocurrió en medio de una "discusión comercial", "un disparate que termina con un resultado gravísimo". 

Para Berenguer, su cliente no es una "fiera irracional, un asesino, un criminal”, aunque durante la desaparición de la arquitecta, ocurrida en julio del año pasado, hizo todo para evitar que lo descubrieran. 

De hecho, Cecilia Toledo, hermana de la víctima, grabó una conversación telefónica que mantuvo con el asesino cuando todavía nadie sabía lo que le había pasado a María Marta. A esa altura, ella sospechaba que el marido de la mejor amiga de su hermana podía tener relación con la desaparición y buscaba obtener alguna contradicción. 

20210411_rodolfo_lucini_femicidio_diariorionegro_g
Fabian Lucini está acusado por femicidio y enfrenta una condena a prisión perpetua (Foto: Diario Río Negro). 

La conversación, que dura poco más de seis minutos, fue reproducida en el juicio y muestra cómo el asesino mintió en el inicio de la investigación e intentó desviar la investigación, al punto que hasta alardeó sobre supuestos contactos que tenía para presionar en la búsqueda de María Marta. 

"¿Querés que mueva gente del gobierno? ¿Querés que hable con el ministro? ¿Querés que saquemos cosas en televisión?", le ofrece Lucini en el inicio de la charla. 

Más adelante, le cuenta que recibió dos llamadas de la víctima después de haberla dejado en el centro de Neuquén para que pagara la factura del gas y le aclara que no respondió porque había olvidado su celular en la camioneta.  

Lucini dice hizo capturas de pantalla del registro de esas llamadas y hasta se ofrece a enviarle las imágenes para que ella misma pudiera certificar que no le estaba mintiendo. 

En ningún momento parece nervioso o acorralado. Incluso se rie cuando le cuenta que le mandó un mensaje por WhatsApp a su hermana diciéndole "che, loca te está buscando todo el mundo porque nadie sabe dónde estás".

Las historias más impactantes de los cincuenta primeros femicidios del año
 

Además, y buscando ponerse en lugar de víctima, le cuenta que tuvo problemas con su mujer porque llevó a María Marta en su camioneta. "Y yo encima estoy con el tema de Juliana, que me dice para qué la llevaste hasta el coso. Pero si me pidió que fuera a pagar una boleta, ¿Cuál es el problema? Viste esas cosas que empiezan. Me dice 'me estas ocultando algo'. No, no te estoy ocultando nada. ¡La llevé a pagar una boleta!  De hecho, la dejé a dos cuadras", dice convencido de su mentira.

Desde el lunes Lucini está siendo sometido a un juicio por jurados que terminará el próximo viernes. Lo que sospechan los investigadores es la arquitecta fue asesinada por una deuda económica. 

Para la fiscalía, “el imputado y la víctima se conocían, tenían un vínculo de amistad, y él pasó a buscarla por la casa de ella en el centro de la ciudad de Neuquén. Lucini manejó por la ruta 7 hasta la zona del Parque Industrial y luego tomó caminos alternativos hasta llegar a la zona de chacras, en la calle 4, que es paralela a un canal de riego. Allí golpeó a la mujer con un objeto sólido en la cabeza y el rostro”.

Todo indica que el acusado actuó con premeditación, intentó desviar la investigación mintiéndole a la familia de la víctima y a los investigadores, y además se deshizo del cuerpo con la intención de lograr impunidad

En esta Nota