miércoles 06 de julio de 2022
POLICIA Femicidio en cuarentena

Mató a golpes a su mujer, avisó en el hospital y escapó con su hijo

La víctima tenía 37 años. Fue asesinada en la localidad de La Madrid, provincia de Tucumán. El femicida está prófugo. 

20-04-2020 19:00

Natalia Coronel es el nombre de la nueva víctima de femicidio en cuarentena. Tenía 37 años y vivía en la localidad de La Madrid, en la provincia de Tucumán. La mató a golpes su marido, quien dio aviso en el hospital y después se fugó con uno de sus hijos.    

"Era una chica tan humilde, simpática, que se acercaba a saludar con un fuerte abrazo y un beso", la describe en las redes sociales una de sus amigas, Sofía Santillán

El femicidio despertó una enorme conmoción en la provincia de Tucumán, donde en lo que va del año fueron asesinadas otras cinco mujeres.  

El caso se descubrió cuando el marido de la víctima, identificado como Juan Carlos Salvatierra, se presentó en la guardia del Hospital "Ramos Massa" y avisó que su mujer se había lastimado en su casa. 

Pandemia de género: en 27 días de cuarentena hubo 21 femicidios

Una ambulancia llegó hasta la casa pero los médicos no pudieron ingresar porque la puerta estaba cerrada. Encima el denunciante nunca apareció. Por eso, los médicos decidieron llamar a la policía. 

Los efectivos ingresaron al domicilio por la parte trasera y encontraron el cuerpo de la mujer en el patio. Tenía golpes en distintas partes del cuerpo. Todavía respiraba. 

Voceros policiales señalaron que Natalia fue trasladada de urgencia hasta el hospital pero falleció antes de ser intervenida. 

El marido de la víctima y principal sospechoso por el caso se encuentra prófugo. Los investigadores indicaron que escapó con el hijo de la víctima y hasta esta tarde no los habían podido ubicar.

Según el registro que lleva la ONG la Casa del Encuentro, desde el 30 marzo -día en el que el gobierno decretó el aislamiento social y obligatorio- hasta el jueves 16 de marzo hubo 21 femicidios.   

Campaña contra la pandemia de femicidios

En el informe hay víctimas de todas las edades: desde un bebé de dos meses hasta una mujer de 53 años. En doce de los casos existía un vínculo de pareja con el asesino. 

De los 21 femicidios cuatro mujeres fueron asesinadas a golpes, seis apuñaladas, dos ahorcadas, tres prendidas fuego, dos baleadas y una estrangulada, entre otras causas. A ocho de ellas las atacaron en sus propias casas, cinco en la vivienda que compartían con el femicida, dos en la vía pública, una fue encontrada en un acantilado y otra fue asesinada en un calabozo.