miércoles 08 de diciembre de 2021
POLICIA
06-10-2021 11:24
06-10-2021 11:24

En el peor momento de inseguridad en Rosario, la escuela que forma futuros policías está en “estado de abandono”

Docentes del Instituto de Seguridad Pública, ex Escuela de Policía, denuncian que no cobran hace más de un año. “Los aspirantes salen con una deficiencia absoluta en el manejo de armas, educación precaria y obligan a promoverlos.”

06-10-2021 11:24

En el peor momento de inseguridad que padece Rosario, la escuela que forma a los futuros policías está en “estado de abandono” según relatan los más de 50 docentes que forman a los futuros suboficiales y oficiales del Instituto de Seguridad Pública (ISeP) y que llevan más de un año sin cobrar sus sueldos. Más de 1500 aspirantes se forman durante dos años, los que se gradúen el próximo diciembre serán unos 700 hombres y mujeres que en un 90 por ciento son del norte de la provincia de Santa Fe. “Son chicos que vienen en busca de una salida laboral rápida, en su mayoría sin vocación para ser policías, los pocos que vienen de familia policial son rosarinos”, afirma uno de los instructores.

En el año 2006, bajo el gobierno de Jorge Obeid se decretó la Ley 12.521 donde se reemplazó la vieja Escuela de Policía por el IseP y desde entonces, se unificó la carrera de oficiales y suboficiales y la formación que era de tres años, es solo de dos “y al año y medio salen a la calle”. Cuando era Escuela de Policía, en el predio ubicado en Alem al 2000 de Rosario, los cadetes estaban pupilos, “desde hace unos años ya no hay internados, sino que los cadetes alquilan entre varios un departamento”, dice uno de los docentes que afirma además hace un año no hay gas en las instalaciones.

En el ISeP se realizan cursos de actualización obligatorios para que los integrantes de la fuerza puedan ascender; cursan las mismas materias que “cursaban cuando eran cadetes, pero actualizadas, como derecho penal, procesal, derecho administrativo, educación física, defensa personal, conducción, tiro, oratoria y seguridad pública. Los cursos de actualización son destinados para suboficiales, oficiales, subinspectores e inspectores”, explicó uno de los docentes que hace más de un año no cobran.

Nota ISeP (Ex escuela de Policía) 20211006

Otro de los reclamos de los docentes e instructores del ISeP es que “ya no vienen fiscales y jueces a dar clases, ese era un plus para los cadetes, hace años que se nivela para abajo y se trata de que rápidamente los muchachos salgan a la calle con un arma y sin haber practicado tiro”. Históricamente la provincia proveía los uniformes, “hoy se los tienen que comprar cada uno, para la semana que viene tienen que juntar 25 mil pesos, sino los sancionan y no saben cómo hacer, una locura”. Además, los cadetes, en el mes de mayo pasado, dejaron de percibir las magras becas de 2800 pesos.

Por su parte, Edgardo Mariotti, fue docente de las tres escuelas de policía que había en Santa Fe: de Agentes y Suboficiales, la Escuela de Cadetes, de donde salían egresados los oficiales y la Escuela Superiores, donde los oficiales hacían cursos para ascender en jerarquías. Las tres escuelas se cerraron por una cuestión política bajo el gobierno de Obeid y “creó un engendro que se llama ISeP, cambiaron la jerarquía que estaba dividida entre oficiales y suboficiales, quisieron copiar a Buenos Aires, y al día de hoy es un esperpento: no se sabe qué salen, cómo salen, no se saba dónde van destinados…hay más oscuros que claros. Salen con una deficiencia absoluta en el manejo de armas y en el manejo de calle, procedimientos, actas…Es muy precaria la educación en la policía. Hay leyes no escritas que te obligan a promoverlos, la presencialidad no es obligatoria, es decir, no corresponde a lo que debería ser una fuerza de seguridad. No existe la verticalidad, que es fundamental en una fuerza”.

Nota ISeP (Ex escuela de Policía) 20211006

En la actualidad Mariotti es profesor e instructor de tiro, es juez internacional de tiro deportivo y trabaja en la escuela no formal de tiro, el Centro de Estudios Balísticos Rosario (Cesba) al que asisten “más personal de las fuerzas de seguridad que civiles. Vienen a aprender lo que el Estado no les da de forma gratuita en el ISeP, donde no les enseñan tiro. Allí no le enseñan tiro porque para ellos, entrenar a un policía en tiro no es una inversión, es un costo. Lo tienen que hacer por su cuenta y pagando. Vienen a Rosario todos integrantes de distintas fuerzas de varias provincias. Hay cursos elementales, medios, avanzados, tiro estático, tiro dinámico en función de lo que necesiten. Es una escuela que ya tiene 15 años”.

El instructor del Cesba conversa diariamente con los policías que allí se instruyen pagando de su propio bolsillo. Mariotti plantea la preocupación de los agentes más jóvenes. “Esos muchachos están totalmente desamparados. Saben que en la vereda de enfrente están los malos y lo peor del caso, es que en la vereda de ellos también hay malos. Hoy en día no saben en quién confiar. Años atrás, cuando había códigos, si un agente se mandaba una macana, el jefe ponía la cara por él y después, si estaba mal o bien se arreglaba puertas adentro. Hoy te tiran a la arena y que te coman los leones. Los muchachos te dicen: ‘si yo trabajo de tal manera salgo mal parado, si trabajo de esta otra manera también salgo mal parado ¿qué hago?’, se preguntan. Los que piensan un poco piden traslado a un pueblo donde hay poca actividad, muchos están optando por irse. Al comando radioeléctrico nadie quiere ir. Las jefaturas policiales son todas políticas. Asuntos Internos no responde al jefe de policía, responde al poder político, División Judiciales no responde al jefe de policía, Drogas Peligrosas tampoco, responden al poder político. Es decir que la policía no controla nada”, finalizó.