viernes 07 de octubre de 2022
POLICIA Ira desmedida

Un policía atacó a balazos a los clientes de un bar porque lo habían echado

Ocurrió en Mercedes, provincia de Buenos Aires. El hombre era agente del Servicio Penitenciario y había sido echado del bar por provocar disturbios. Media hora después regresó y atacó a los presentes a escopetazos.

18-08-2022 13:17

Detuvieron a un agente del Servicio Penitenciario Bonaerense después de que este irrumpiera en un bar a los escopetazos contra los clientes y los empleados, pocos minutos después de ser echado por provocar disturbios.

Ocurrió el pasado domingo 14 a las 19hs en el bar "Uh Medá" en la localidad bonaerense de Mercedes, Colectora Sur y calle 178. Previamente, alrededor de las 18:30 personal de seguridad del local le pidió al hombre que se retirara ya que estaba generando disturbios, lo que desató su ira.

Según arrojó hasta el momento la investigación, el agresor, identificado como Adrián Saccella, al salir del lugar golpeó a uno de los trabajadores de seguridad y se dirigió hacia su vehículo, un Volkswagen Bora gris, mientras arrojaba amenazas hacia el custodio.

Acto seguido, un grupo de personas lo siguió, a lo que Saccella respondió exhibiendo un cuchillo que llevaba entre sus prendas y amenazando con apuñalar a los presentes, quienes finalmente lograron quitarle el arma punzante.

Luego del tenso momento, el hombre se retiró y la calma volvió al lugar. Sin embargo, poco menos de media hora después, regresó furioso y armado con una escopeta calibre 16, causando pánico entre las personas que estaban allí.

Tras un fallido forcejeo con un hombre que intentó detenerlo, el cual recibió un fuerte golpe del arma en una de sus piernas, Saccella comenzó a disparar desde el frente hacia el interior del local, donde se hallaba un grupo de personas escondidas.

Afortunadamente, a pesar del pánico y la gran probabilidad de que todo termine en tragedia, no se registró ningún herido.

Una vez terminado el ataque, el agresor se retiró del lugar, pero fue detenido por la policía y puesto a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción N°6 del Departamento Judicial de Mercedes. Así, fue imputado por robo agravado por el uso de arma de fuego agravado por haber sido cometido por un miembro del servicio Penitenciario en grado de tentativa, coacción agravada, portación ilegal de arma de fuego de uso civil. Abuso de arma de fuego agravado por ser personal del servicio Penitenciario, amenazas simples y amenazas agravadas por uso de arma de fuego.

Saccella era agente del Servicio Penitenciario en la Unidad Penitenciaria 41 de Campana, en el km6 de la ruta 6. Actualmente se encuentra en disponibilidad preventiva mientras se realizan las auditorias de Asuntos Internos del Servicio Penitenciario.

Loma Hermosa: policías detuvieron a delincuentes con 3 millones de pesos, compartieron el botín y los largaron

A su vez, según se le confirmó a Infobae, Asuntos Internos siempre procede bajo las mismos pasos en casos de este estilo, iniciando un sumario administrativo y pasando al agente a disponibilidad preventiva en el marco de causas penales.

Además, señalaron que "se toman declaraciones, se analizan videos, pruebas, etc.", y que "si la Justicia lo halla culpable (al agente en cuestión) lo exoneran de la fuerza”.

"Puede pasar que la justicia no lo condene pero igual lo exoneren por faltas graves a la ética profesional”, aclararon.

 

AS./fl