lunes 19 de abril del 2021
POLICIA Escándalo
30-03-2021 09:04

Una enfermera fue esposada porque se negó a extraerle sangre a un detenido

La mujer priorizó atender un infarto en lugar de hacerle una extracción de sangre a un convicto. "El preso estaba suelto", dijo la enfermera.

30-03-2021 09:04

Una enfermera de la Unidad de Pronta Atención 5 (UPA) fue esposada por una policía en el mismo momento en el que debía atender a un paciente infartado. La mujer se habría negado a realizarle un examen de sangre y orina a un preso. El hecho derivó en una discusión entre ambas y requirió la intervención de la directora del lugar.

El suceso ocurrió en la unidad sanitaria ubicada en el partido de Longchamps, partido de Almirante Brown. De acuerdo a las versiones de los integrantes del nosocomio, la enfermera decidió no realizar el análisis al convicto al ser informada de una urgencia. La alerta roja se había disparado porque en ese momento un paciente estaba sufriendo un infarto, razón por la cual la enfermera habría determinado correr a esa sala y no atender al convicto.

"Me quedaron las manos hinchadas y me pusieron las esposas del detenido", dijo Claudia, la enfermera esposada, en declaraciones de esta mañana a TN. Luego, explicó que radicó la denuncia en la Jefatura Departamental de Burzaco. "El preso quedó suelto", dijo la mujer, mientras detalló que el paciente infartado esperaba por atención.

Además, describió que eran cuatro los policías que participaron del hecho y aseguró que el convicto quedó desposado mientras ocurría el suceso. De acuerdo a las fuerzas policiales, sobre el hombre pesa una condena por tentativa de homicidio. 

"Me soltó gracias a la directora Vallejos", dijo la mujer, en referencia a la directora de la UPA 5, Virginia Vallejos, quien se comunicó con la policía para que dejen en libertad a la enfermera. 

Los hechos

De acuerdo a los trabajadores de la unidad de atención, la policía que llevó al detenido a la UPA terminó esposando a la enfermera por no realizarle la extracción de orina y sangre al preso. En el video, se puede observar como la trabajadora de salud se queja de la detención y la policía, que habla por teléfono, le dice "ya me está cansando". 

Entre gritos, los trabajadores de la unidad de atención esgrimían "abuso de autoridad". Finalmente, y con la intervención de la directora del lugar, la enfermera fue desesposada. De acuerdo al relato de Claudia, la sargento fue desestimada por la fuerza policial luego de conocerse el video.

Embarazada murió atropellada por motochorros: "Atendieron primero al ladrón"

Por otro lado y de acuerdo a la versión de las fuerzas policiales, el convicto fue trasladado a la UPA "a fines realizar extracción sanguínea y orina, siendo esta medida solicitada por magistrado de intervención”. Luego, explican que “son mal recibidos por una enfermera, la cual se niega a realizar dicha labor en virtud a que el personal debía traer los elementos, para luego comenzar a insultarlos a los gritos, por lo que se intenta calmar a dicha mujer, quien no acababa los dichos y se le abalanza al personal policial”.

Luego, las fuerzas de seguridad indican que pasados algunos minutos y al calmarse la enfermera "es que los efectivos le sacan las esposas y se retiran del lugar”. Finalmente, y de acuerdo al relato de la enfermera, la policía fue desestimada de su cargo.

GI/FL