POLICIA
una condena a perpetua a 13 años del femicidio

“Volvimos a creer en la Justicia”, dijo la mamá de Marianela Rago

2023_12_02_patricia_marianela_rago_telam_g
Alivio. Patricia celebró el fallo que condenó al asesino de su hija. | télam

La condena contra el femicida de Marianela Rago despertó alivio y una sensación de justicia tardía en la familia de la víctima. Patricia Zapata, mamá de la estudiante de periodismo fueguina asesinada hace trece años en un departamento del barrio de Balvanera, celebró el fallo contra Francisco Amador, expareja de la chica: “Volvimos a creer en la Justicia, tardó, pero por fin llegó”, dijo horas después del fallo a perpetua. 

“Después de 13 años de idas y vueltas, realmente muchas veces perdíamos las fuerzas, pero sabíamos que esta muerte no podía quedar impune”, le dijo Patricia a la agencia Télam. 

Para la mamá de Marianela, el único acusado que tuvo el caso siempre fue el culpable. “Tanto la familia como yo estábamos convencidos de que Amador era el culpable de este femicidio y se pudo demostrar en este juicio con la pericia de la data de muerte y también con los testigos que realmente aportaron mucha información”, señaló la mujer. 

Durante el juicio, que terminó este miércoles, Patricia Zapata, se enteró de muchos más episodios de violencia que había sufrido su hija. “No enteramos de situaciones, de peleas que nosotros desconocíamos. Nos impactó mucho la carta que ‘Marian’ le había escrito a Amador y que se la mandó por mail con copia a la mejor amiga, Martina. No sabíamos de su existencia y fue un momento que nos dolió”.

La mamá de Marianela destacó el fallo pero al mismo tiempo reconoció que la lucha no terminó. “Logramos esta condena y estamos preparados para lo que sea. A Amador lo condenaron por unanimidad. Creemos que la Justicia realmente abrió los ojos ante toda la abrumadora información que fueron recibiendo. Nunca bajamos los brazos y nunca los bajaremos. Estamos preparados si es que ellos apelan, que están en todo su derecho, y nosotros estaremos acá, preparados”, señaló.

Por último, le envió un mensaje a otras madres que atraviesan la misma situación: “Creo que no hay que bajar los brazos nunca, no hay que decaer. Hay que seguir luchando para que nuestro ser querido pueda descansar en paz.

Muchas veces se cierran muchas puertas y uno no sabe para dónde correr, pero no hay que bajar los brazos”.