jueves 07 de julio de 2022
POLITICA reencuentro en Tecnópolis

Ahora con buenos modales, Alberto Fernández y CFK volvieron a dejar expuestas sus diferencias

El Presidente y la Vicepresidenta se reencontraron en los 100 años de YPF después de tres meses sin hablarse. Hubo sonrisas pero también avisos de un lado y del otro. Cristina le reprochó una cena con empresarios y le pidió que “use la lapicera”. Fernández admitió su encuentro con los directivos de Techint y remarcó que prefiere mirar al futuro en vez de centrarse en el pasado que CFK resaltó. Encuentro previo de media hora con mediadores.

03-06-2022 23:55

El tono fue animado por momentos y las críticas a la gestión económica fueron dejadas de lado, pero los mensajes que deberían darse en privado llegaron a todos los argentinos por su reencuentro en un escenario después de tres meses sin hablarse. El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner se mostraron juntos y, con buenos modales, hubo espacio para los avisos: una hablando del pasado y otro eligiendo hablar del futuro.

La primera en llegar a Tecnópolis para celebrar los 100 años de YPF fue Cristina Kirchner. Cinco minutos después arribó Alberto Fernández y ambos se reencontraron en un salón detrás del escenario. Nunca estuvieron solos, ya que también ingresaron al VIP el senador, Oscar Parrilli, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, entre otros. “Se saludaron y hablaron con buen tono”, dijo uno de los presentes en el reencuentro previo privado que duró media hora.   

Massa y Máximo K  decidieron no asistir al acto protagonizado por CFK y AF

El titular de YPF, Pablo González fue quien compartió escenario con los protagonistas de la fórmula presidencial que ganó en 2019 y hoy atraviesan una fuerte crisis. En las horas anteriores al acto, González llamó al Presidente: “Cristina me dijo que si vos vas, ella va”. Sobre las tablas, los enojos buscaron ser tapados por los buenos modales y mientras González hablaba, el Presidente y la vicepresidenta intercambiaron algunas palabras y sonrisas.

“Mira Alberto”, “Vos te debes acordar Alberto”, “Alberto vos sabes”, fueron algunas de las frases de la vicepresidenta a buscar la complicidad del Presidente en su relato sobre la historia de YPF y la gestión económica del macrismo. CFK sorprendió al jefe de Estado cuando decidió mostrar un video en el que el ex ministro de Economía macrista, Nicolás Dujovne, elogia las cuentas fiscales de la gestión kirchnerista. “El conjunto de problemas que dejó la administración anterior también nos dejó una bendición. Era tan estrafalario, tan poco comprensible, tan poco homologable para el resto del mundo que nadie le prestaba plata. Entonces, la Argentina hoy tiene niveles de endeudamiento bajísimos tanto a nivel del gobierno como a las empresas como de las familias”, dice parte del discurso del ex funcionario. Al finalizar el video, la vicepresidenta arremetió: “Hola, ¿qué tal? Acá está la estrafalaria africana subsahariana”.

Cristina Kirchner centró sus críticas en la oposición y resaltó la gestión kirchnerista. “En esos 12 años y medio que no nos endeudamos hicimos que los salarios de los argentinos crecieran 78 puntos y cayeron 20 en los cuatro años posteriores y esto no va a escuchar nadie nada a la televisión”, dijo para inmediatamente después admitir: “Es cierto que no pudimos solucionar el problema de la inflación ni de la economía bimonetaria. Con errores, por ahí con modales que a muchos no les gustaban, pero habíamos encontrado la forma de desendeudar a la Argentina”.  

 20220604_cristina_fernandez_kirchner_alberto_fernandez_ypf_na_g

También habló de la “primera alianza” para señalar que hubo una segunda con el gobierno macrista. “Recuperamos YPF y además le pagamos el corralito a la primera alianza. A los millennials les cuento que se le quedaron a los argentinos con los ahorros en los bancos, la gente salió a la calle y cayó el gobierno”, disparó la vicepresidenta con un mensaje también dirigido a un sector joven que ve que cada vez más comulga con las ideas del diputado libertario, Javier Milei.

Avisos. El mensaje más duro de la Vicepresidenta hacia Fernández lo lanzó para recordarle una cena que el Presidente mantuvo junto al CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, y a su directivo, Luis Betnaza en los primeros días de mayo. “Hay que sentarse, no como amigos”, le dijo sobre ese encuentro sin nombrar a los protagonistas. Minutos antes había dicho: “Hay que pedirles que devuelvan... Hay que pedirles que las chapas de laminado las fabriquen acá. Pongan la línea de producción en la Argentina si han ganado fortuna, Alberto”, le advirtió al mencionar el gasoducto Néstor Kirchner a cargo de esta empresa que interviene en la extracción de gas de Vaca Muerta y en la obra que aún no inició para trasladar el hidrocarburo. Fue con esa anécdota que recordó una de sus cartas en la que aseguró que la lapicera y el control del gobierno correspondía al Presidente. “Yo te dije la otra vez, Alberto, que vos tenias la lapicera. Lo que te pido es que la uses”, dijo.

Esta vez, no mencionó la actual gestión económica a cargo de Martín Guzmán, a quien quiere afuera del gobierno y prefirió terminar su discurso con un mensaje por un nuevo aniversario del Ni Una Menos. “Se está llevando acabo una movilización del Ni Una Menos en solidaridad con las mujeres que sufren violencia física. Siempre antes hay una violencia simbólica, la de la palabra y como Presidenta mujer puedo dar cátedra de violencia simbólica. Tengamos fe y mucha esperanza en nuestra propia fuerza y trabajemos con enorme solidaridad para los que menos tienen”, fue el cierre de su discurso para darle la palabra al Presidente.

Fernández citó a Spinetta para marcarle a CFK que prefiere hablar del futuro

La respuesta. “Cristina, gracias por tus palabras”, arrancó Alberto Fernández y explicó: “Traje un discurso preparado, pero bien vale la pena sumarme a las reflexiones que he escuchado”. A diferencia de los discursos en los que se sube solo al escenario, esta vez, el Presidente no se mostró enojado: también con buenos modales, decidió contestarle cada uno de los mensajes que la vicepresidenta le dio.

La respuesta a Cristina Kirchner llegó por el encuentro con empresarios en la Quinta de Olivos. “Tiene razón también Cristina, estuve con el presidente de Techint y le plantee mi preocupación por el transporte”, dijo y siguió: “Soy de los que creen que ganar dinero no es una indecencia, lo que es indecente es que la ganancia quede en manos de pocos y la pobreza se distribuya en millones”.  

El  jefe de Estado aprovechó para citar al músico Luis Alberto Spinetta para marcar que la vicepresidenta no puede salir de citar el pasado mientras él elige el futuro. “A mí me parece que los 100 años de YPF bien sirven para llamarnos a la reflexión. Spinetta decía que no me vengan con que todo tiempo pasado es mejor. Lo que viene es mejor. Hay que recordar, no hay que repetir las malas experiencias. Es bueno que recordemos, pero mañana es mejor. Y el mañana, es hoy, como dijo Cristina”. Con una sonrisa, Fernández aclaró que tiene una “vena hippie”, algo que sabe que no le gusta a la titular del Senado.  

El jefe de Estado usó parte de su discurso para repasar su gira por Europa y la reunión con distintos líderes del mundo, algo que cree que también molesta a CFK.  Sin embargo, decidió volver a pedir unidad, tal como viene reclamando en los últimos días: “Lo que más debemos hacer es aunar esfuerzos” e insistió en “trabajar en unidad”.

Hubo dos grandes ausentes: Sergio Massa y Máximo Kirchner. El titular de la Cámara de Diputados puso de excusa un retraso por tomar mate con vecinos de Moreno. El titular del PJ suele ausentarse en los eventos que comanda la vicepresidenta.