domingo 09 de mayo de 2021
POLITICA COVID-19: segunda ola
29-04-2021 11:50

Axel Kicillof: "Ya nos tienen un poco podridos con estas cosas de amesetar la curva"

Tras el zoom con Alberto Fernández y Rodríguez Larreta, el gobernador bonaerense dijo que "en la Ciudad de Buenos Aires ya desbordó" la situación sanitaria y que "una parte" fue "hacia la provincia".

29-04-2021 11:50

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, volvió a insistir sobre la necesidad de volver a una cuarentena estricta ante la segunda ola de COVID-19 en Argentina. Tras la reunión por Zoom de los mandatarios provinciales con Alberto Fernández, y mientras sus ministros advierten sobre una posible "tercera ola", el exministro de Economía sostuvo: "Ya nos tienen un poco podrido con estas cosas de amesetar la curva. No nos podemos resignar a que la gente se contagie".

"Resulta que si tenemos 30 mil casos, pero no aumentan, estaríamos bien. 30 mil casos significa una cantidad equivalente proporcional de enfermos, enfermos graves y fallecidos", advirtió Axel Kicillof este jueves 29 de abril en diálogo con el canal de noticias C5N. Fue tras una recorrida por un vacunatorio instalado en el Parque de la Cervecería Quilmes, junto a la intendenta local, Mayra Mendoza.

En ese sentido, el mandatario provincial pidió "volver a tierra firme y dejar de estar a 6.000 metros de altura". Y pese a la buena sintonía del zoom del miércoles, volvió a apuntar contra la gestión sanitaria de Horacio Rodríguez Larreta: "En la Ciudad de Buenos Aires ya desbordó", reprochó Axel Kicillof. "Desbordó obviamente una parte hacia la provincia de Buenos Aires. Nosotros encantados y dispuestos  de  recibir a todo aquel que necesita ayuda, pero tiene limite", agregó.

Intendente bonaerense volvió de Estados Unidos con Covid y pasea por su pueblo rompiendo el aislamiento

"El otro día escuchaba a Quirós (Fernán, ministro de Salud porteño) que tenían más del 80% de ocupación de camas. Más allá de la discusión del número, es importante que reconozcan eso porque significa que está lleno y no se puede sostener con ese nivel de atención", argumentó el gobernador bonaerense.

En declaraciones al canal C5N, el gobernador dijo que las últimas restricciones sirvieron "para detener la curva de contagios", pero fue tajante al asegurar que "ahora hay que bajarla".

En ese sentido, subrayó que la situación es "muy preocupante", y agregó: "Resulta que si tenemos 30 mil casos, pero no aumentan, estaríamos bien. 30 mil casos significa una cantidad equivalente proporcional de enfermos, enfermos graves y fallecidos".

"Cuando la curva crece a esta velocidad no hay sistema que aguante. Había que detener la evolución de la curva. Ahora que está un poco más estabilizada, lo que hay que hacer es bajarla porque sino vamos a seguir en la ocupación el 80 o 90 por ciento", enfatizó.

El gobernador bonaerense afirmó que el sistema sanitario "en la Ciudad de Buenos Aires ya desbordó", y apuntó: "Desbordó obviamente una parte hacia la provincia de Buenos Aires. Nosotros encantados y dispuestos  de  recibir a todo aquel que necesita ayuda, pero tiene limite". 

"El otro día escuchaba a (el ministro de Salud porteño, Fernán) Quirós que tenían más del 80% de ocupación de camas. Más allá de la discusión del número, es importante que reconozcan eso porque significa que está lleno y no se puede sostener con ese nivel de atención", enfatizó.

Kicillof destacó que "la Ciudad de Buenos Aires tiene el sistema de atención de salud más robusto de la Argentina, porque buena parte de los 33 hospitales que hoy son municipales eran hospitales nacionales que pasaron cuando la Ciudad se volvió autónoma", dijo y se preguntó: "Si la Ciudad que tiene uno de los sistemas de salud más robustos está así, ¿Qué le queda al resto del país?".

El mandatario bonaerense participó de la reunión virtual que ayer encabezó el presidente Alberto Fernández para evaluar nuevas medidas para reducir la circulación junto con otros 11 gobernadores, entre quien también se encontraba el jefe de Gobierno Porteño Horacio Rodríguez Larreta.

"Si no detenemos el paso del virus, la verdad que va a ser muy complicado. No dan mas los trabajadores de la salud", advirtió además Kicillof para pedir que los controles sean más rigurosos en donde el riesgo epidemiológico es alto.

"Se tomaron medidas oportunas que permitieron reducir la velocidad del aumento de casos, que se estancara, y hace falta bajar la curva", dijo en referencia al último DNU que redujo la franja horaria permitida para la circulación y suspendió, entre otras medidas, las clases presenciales en el AMBA.

Kicillof dijo que su gestión coordina el operativo con las Ciudad por lo que indicó: "No quiero adelantar medidas y que parezca que estamos presionando". 

FF

En esta Nota