viernes 28 de enero de 2022
POLITICA reacomodamientos en la oposición
21-11-2021 02:22
21-11-2021 02:22

Carrió se aleja de los presidenciables y será prescindente

Después de jugar cerca de Rodríguez Larreta y Vidal, ahora dice que “no es momento de sueños personales” por la Presidencia. El sábado próximo celebra los 20 años del ARI.

21-11-2021 02:22

Después de ya pasado el período electoral y entusiasmada por la celebración de los 20 años del ARI, Elisa Carrió ya está definiendo sus próximos pasos para marcar su impronta en la discusión interna dentro de Juntos por el Cambio. Y la primera decisión fue tomar distancia de todos los presidenciables que pelean por el liderazgo y declararse “prescindente”. Como complemento, asegura que es momento de trabajar en definiciones más de fondo para no repetir los mismos errores del pasado si logran regresar al poder.

Esta lógica la líder de la Coalición Cívica la empezó a plantear esta semana en una clase del Instituto Hannah Arendt que dictó en su casa de Exaltación de la Cruz. “Vayamos por una utopía de una sociedad más justa y no por el sueño personal de alguien de ser presidente de la Nación”, expresó ante la mirada de sus alumnos, tanto presenciales como virtuales. La clase fue compartida con el ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana, con quien mantiene una relación de confianza.

“Ella se corre de las discusiones de las candidaturas y va a una cosa mucho más profunda. Está en una lógica de ir hacia una comunidad de valores, con honestidad, contrato moral y cambios profundos para no repetir los mismos errores”, traduce uno de sus intérpretes.  

En el último armado electoral, Carrió jugó en sintonía con Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, e hizo campaña con ellos en las PASO. Sin embargo, los cierres de listas no fueron armoniosos y hubo resquemores que se taparon con el fragor de la campaña. El saldo dejó un sabor agridulce: logró renovar los tres diputados de la Provincia, pero solamente uno de dos en la Ciudad y dos de tres en la Legislatura porteña.

Ahora, con el inicio de la tensión entre todos los actores de Juntos por el Cambio con intenciones de pelear por la presidencia de 2023, Carrió decide dar un paso al costado y no dar ningún alineamiento por hecho. “Soy prescindente hasta nuevo aviso”, asegura Lilita. Y reafirma: “Por largos meses”.

"Siempre en años no electorales genera las tensiones para que salga mejor"

“Cree que es un momento de análisis en Juntos por el Cambio. Y siempre en años no electorales piensa una construcción agonal, donde genera las tensiones para que salga lo mejor del espacio”, vuelven a traducir. “Para que se generen las definiciones sobre qué caminos se van a tomar”, agregan.

Ese es el punto clave en el cual querrá influir en el capítulo que se abre ahora en la oposición. “A nuestro espacio político le queda un muy largo camino por recorrer. Debemos construir la fraternidad y erradicar toda forma de corrupción. No sirven los atajos”, expresó en su clase del jueves. Allí habló sobre el diálogo con duras críticas al oficialismo después de la convocatoria que lanzó Alberto Fernández: “El diálogo necesita de condiciones morales, de un contrato moral”. “Ante una derrota inapelable construyeron la ficción de un triunfo inapelable, con el convencimiento de que esto va a poder borrar la realidad de las urnas”, razonó.

Entre citas a Jürgen Habermas y otros pensadores, Carrió terminó hablando de la libertad. “Si es solo para algunos es un privilegio y se logra una casta privilegiada y una enorme masa sometida”, argumentó. E ironizó: “Si esto tiene algo que ver con el Frente de Todos es pura casualidad”. Sin embargo, no dejó de pasar factura y tensionar hacia adentro de su espacio: “Pero también hay algo de esto en Juntos por el Cambio, ¡eh!”.

Todas estas ideas Carrió empezará a volcarlas de manera pública el fin de semana próximo, en el Congreso Federal de la Coalición Cívica-ARI donde celebrarán los 20 años de la fundación del partido. El 25 de noviembre de 2001, en La Emilia, San Nicolás, Carrió junto a Alfredo Bravo y otros dirigentes le daban forma a Argentinos por una República de Iguales (ARI). Poco tiempo después, ya sin los socialistas adentro, se formalizaría el partido con otro nombre (Afirmación por una República Igualitaria), pero las mismas siglas.

La celebración será en la localidad de Open Door, donde ya están invitados los socios de la alianza opositora. “Será un momento para festejar y reflexionar sobre el camino que, desde hace tanto tiempo, transitamos juntos”, aseguran en el partido para convocar a la dirigencia. Veinte años atrás, en su discurso en La Emilia, Carrió dijo que “la lucha por la libertad, la Justicia y la parición de un nuevo país no es una batalla para débiles, no es una batalla para banales, no es una batalla para estar mirando la imagen todos los días a ver si sube o baja”. Con candidaturas presidenciales ya en danza, esa idea volverá a cobrar vigencia en el mensaje de Lilita.

El correntino Valdés levanta el perfil y pelea poder en la UCR

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, está dando los pasos para intentar pasar a ser uno de los actores determinantes en las definiciones de la Unión Cívica Radical a nivel nacional. Siempre cercano a Gerardo Morales, ahora empezó a marcar la cancha para que dirigentes de su espacio sumen puestos de poder en las definiciones que se vienen.

Esto es algo que incluso hablaron Morales y Valdés antes de salir de viajes que tenían previsto por inversiones que buscan para sus provincias. Uno a China, el otro a Europa. Y la conclusión de esas negociaciones serán claves tanto para la nueva conducción del Comité Nacional como en los bloques legislativos. Los tres principales lugares que están en debate.

En el bloque de diputados, por ejemplo, Mario Negri y Emiliano Yacobitti vienen peleando por la conducción y se cuentan los legisladores que los respaldan a uno y otro (el cordobés vendría con ventaja). Sin embargo, algunos de los que apoyarían a Negri responden a Valdés, y en ese punto Morales no quiere sorpresas.

El correntino empezó a levantar el perfil después de conseguir su reelección este año con más del 70% de los votos. El último domingo, lo ratificó con el triunfo más amplio de todos los gobernadores de Juntos por el Cambio. Y ahora quiere hacer pesar esa performance, al punto tal que algunos lo mencionan como posible presidente del Comité Nacional desde diciembre, cargo para el que también pelean Morales y Martín Lousteau.

El lunes último, en reunión de la mesa nacional de la alianza, se cruzó también con Lousteau y quedaron en reunirse. Conversación que podría poner en alerta a más de uno.