POLITICA
A LA ESPERA DEL JUICIO

Causa Cuadernos: un empresario "arrepentido" pidió la nulidad de su declaración y dijo que fue coercionado

Un empresario le dijo a la Justicia que fue obligado a mentir para perjudicar al kirchnerismo. Para validar su presentación, aportó un instrumento público respaldado por un escribano.

Caso cuadernos 20221101
Caso cuadernos | Agencia NA

La megacausa conocida mediáticamente como Cuadernos no deja de estar afectada por una serie de cuestionamientos que ponen en jaque desde la prueba inicial hasta la forma en la que se produjeron las declaraciones de los empresarios arrepentidos. Y en relación con lo último, la causa tuvo novedades en los últimos días debido a que uno de los empresarios se presentó en la Justicia y afirmó que fue coercionado para declarar que había hecho pagos ilegales a funcionarios de los gobiernos kirchneristas, algo que, asegura, es mentira.

La revelación fue publicada en las últimas horas por Tiempo Argentino y tiene un dato de suma importancia: el empresario no se presentó ante la Justicia con un escrito y su sola versión de lo que ocurrió, sino que la acompañó de un instrumento público firmado por un escribano.

Causa Cuadernos: el Procurador rechazó un planteo de CFK

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

En el documento, el empresario dejó constancia, un día antes de ir a declarar ante el fallecido juez Claudio Bonadío, que iba a mentir en su testimonio. Ello en un contexto en el cual no son pocos los que sostienen que fueron exhortados por la Justicia a involucrar a los Kirchner en sus declaraciones para evitar quedar presos. 

Bajo esa misma situación, el empresario Mario Rovella, que supo estar al frente de una importante constructora, fue a declarar a Comodoro Py el 1° de marzo del 2019, pero un día antes, el 28 de febrero, había participado de la confección de una escritura con el escribano Diego Ignacio Achával. 

Oscar Centeno 20220606
Oscar Centeno.

Ferreyra y Baratta afirmaron que toda la causa Cuadernos “fue una operación de inteligencia muy grande”

El documento, de una fuerte importancia judicial, permaneció durante todo este tiempo en un sobre cerrado y lacrado, con la firma de ambos. Allí se afirma que Bonadío actuó en franca violación a derechos constitucionales elementales, entre ellos el de no ser obligado a declarar en contra de uno mismo. 

Qué dice la presentación

"Procedió a privar ilegalmente de la libertad a distintas personas por el sólo hecho de que no reconocieron y confesaron los presuntos delitos que se les atribuye, remitiéndolos detenidos a distintas unidades penitenciarias; en cambio, quienes sí reconocen los delitos y validan los dichos de una persona que se adhirió al régimen de la delación premiada, me refiero al Sr. Ernesto Clarens, mantienen su libertad ambulatoria", dice el documento.

Rovella está representado por los abogados Enrique Arce y Pablo Medrano, quienes pidieron a la Justicia la nulidad de la declaración que su defendido hizo en la etapa de instrucción para evitar quedar preso. En la presentación afirmaron que su confesión fue realizada bajo tormentos. 

"Tal ‘confesión’ fue obtenida bajo la intimidación -expresada en concretos actos procesales irregulares (arbitrarios) previos llevados a cabo por el juez instructor (inquisidor)-, que consistía en que los imputados que no admitían y validaban las anotaciones perdían su libertad ambulatoria", dice la presentación. 

La Corte Suprema avaló la figura del arrepentido en la Causa Cuadernos

La Causa Cuadernos estalló en 2018, pleno gobierno de Mauricio Macri, cuando importantes empresarios comenzaron a circular por los tribunales admitiendo, en términos generales, pagos ilegales a funcionarios kirchneristas a cambio de contratos de obra pública. Así fue como la ex presidenta Cristina Kirchner quedó en la mira, al igual que varios de sus funcionarios. 

Tribunales de Comodoro Py
Tribunales de Comodoro Py.

Sobre esa base hubo detenciones y arrepentidos. Con el tiempo comenzaron a aparecer los cuestionamientos a la veracidad de la información obtenida en los cuadernos con anotaciones del chofer Oscar Centeno de los supuestos viajes de Roberto Baratta, funcionario del ex Ministerio de Planificación dirigido por Julio De Vido. Después los cuadernos en realidad pasaron a ser fotocopias y recientemente se comprobó mediante tres pericias (una privada y dos ordenadas por la Justicia) que había tachaduras y adulteraciones en los manuscritos. 

A todo ese combo, ahora se suma la presentación de Rovella, respaldada por escribano público, que la Justicia deberá considerar. 

AS/fl