POLITICA
el celular del dirigente de JxC

Chats filtrados: nuevos favores de D’Alessandro y la admisión de las conversaciones hackeadas

Esta semana se difundieron nuevas conversaciones de su teléfono. Uno de los protagonistas y mano derecha del procurador admitió las conversaciones y desde el Ministerio de Seguridad porteño detallaron como “normal” la entrega de vehículos a funcionarios judiciales que se menciona en mensajes. En un audio, D’Alessandro pide algún “escritito” para “justificar... no sé, de lo que se le cante el traste” la entrega de automóviles. El juez Sebastián Ramos será denunciado.

Marcelo D’Alessandro 20230205
hackeado. Marcelo D’Alessandro se tomó licencia por noventa días y debe afrontar el proceso judicial por los chats. | CEDOC

Los chats no son falsos, tal como en un primer momento buscaron instalar. Lo admitió el hombre de confianza del procurador Eduardo Casal al filtrarse que mantuvo conversaciones con Marcelo D’Alessandro. También lo reconocen en el propio Ministerio de Seguridad de la Ciudad al explicar como un mecanismo “normal” repartir autos a hombres de la Justicia, una de las maniobras destapadas al conocerse nuevos mensajes de telegrams del ministro de Seguridad porteño. Los vínculos del funcionario de Juntos por el Cambio vuelven a quedar en la mira al conocerse también una amistad con el juez Sebastián Ramos, quien archivó una causa por los chats en los que ahora el propio magistrado se ve involucrado. 

“No veo lo impropio de aportar un dictamen firmado, público y presentado ya ante la Corte que, por cuestiones de la pandemia, no lo habíamos subido al sistema”, escribió en Twitter Juan Manuel Olima, secretario de Coordinación Institucional de la Procuración General de la Nación y mano derecha de Eduardo Casal. Se trató de una respuesta a la periodista Cynthia García, quien escribió sobre la “relación impropia” entre este funcionario y Marcelo D’Alessandro por adelantarle vía chat un fallo que aún no se había hecho público. “No le estoy aconsejando nada porque el dictamen ya estaba firmado y presentado de acuerdo a la doctrina histórica. No es cuestión de ser abogado. Mil veces recibo consultas en las que me piden eso o si puedo explicar en palabras claras”, agrega Olima e incluso se refiere a la frase de la conversación filtrada: “No veo el asesoramiento y la frase es… para que lo vayan viendo –como lo haría con cualquier interesado– hasta que lo pudiéramos publicar en nuestro sitio. Era público y era pandemia”. El chat no es falso, tal como lo admitió el propio protagonista que lo escribió.

Nueva filtración: los favores de D'Alessandro al juez que archivó la causa de los chats

Desde el ministerio de Seguridad porteño también se admitieron las conversaciones. “Cuando se crea la PDLC (Policía de la Ciudad) muchos policías que fueron transferidos de la Nación a la Ciudad, y que cumplían custodia de jueces y fiscales federales, siguieron manteniendo el trabajo por cuestiones de confianza y antigüedad. Hay muchos que por tener custodia tienen vehículos de las distintas fuerzas, entre ellas de la PDLC. Es normal que los magistrados se encuentren amenazados y por eso tienen custodia y autos para sus traslados”, detallaron desde las oficinas que manejaba D’Alesandro. 

La explicación surgió luego de que se conociera que el jefe de los fiscales porteños, Juan Bautista Mahiques, consiguiera un vehículo para su hermano, el fiscal Ignacio Mahiques. 

“De manera informal, algún escritito para yo justificar el tema de la flota. Que me diga que necesita a los efectos de... no sé, brindar seguridad, no sé, de lo que se le cante el traste. Para yo tenerlo justificado, no para presentarlo en ningún lado. O lo que vos quieras, pero algo que me justifique sacar el auto”, dice D’Alessandro en un audio. Días más tarde, el jefe de los fiscales le envía una carta con la firma de su hermano en la que pide un auto por tener intervención en una causa contra Kirchner. 

El juez Sebastián Ramos también recibió un vehículo oficial por parte de D’Alessandro. “Hola, tano, hoy me entregaron el Focus. ¡Gracias!”, le dice el magistrado según los nuevos chats filtrados. El ministro de licencia responde: “Nada que agradecer. Ni bien entren los Toyota te doy uno”.  

Chats filtrados de D'Alessandro: uno por uno, quienes son los funcionarios que aparecen

Ramos ahora es protagonista de las filtraciones, pero semanas atrás actuó en tiempo récord en una de las causas sobre los chats al archivar una denuncia contra Silvio Robles, hombre de máxima confianza de Horacio Rosatti, titular de la Corte Suprema, por su asesoramiento a D’Alessandro a través de Telegram. 

“Hola amigo. Te iba a escribir justo. Solo para saber cómo andabas”, le dice Ramos a D’Alessandro en supuestos nuevos chats filtrados. Un dato: este jueves en la Comisión de Juicio Político contra la Corte Suprema, Ramos aseguró no tener vínculos ni con el ministro porteño en uso de licencia ni con Silvio Robles, hombre de máxima confianza de Horacio Rosatti, titular del máximo tribunal. 

Esta declaración en el Congreso podría derivar en una denuncia penal contra Ramos por falso testimonio y otra por incumplimiento de los deberes de funcionario público en el Consejo de la Magistratura. También en el pedido para que se reabra la causa de los chats que archivó.