sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / elecciones 2019
lunes 4 noviembre, 2019

¿Cuánto puede cambiar el resultado de las elecciones en el escrutinio definitivo?

El conteo tuvo variaciones en las provincias donde ya se legalizó el escrutinio. ¿Crece Alberto Fernández en el resultado final o Macri puede achicar la brecha?

por Anabella Gonzalez

Alberto Fernández y Mauricio Macri. ¿Cuánto cambiaron los números de la elección en las provincias entre el escrutinio provisorio y el definitivo? Foto: NA
lunes 4 noviembre, 2019

Cuando comenzaron a difundirse los resultados de las elecciones generales del domingo 27 de octubre, apenas pasadas las 21, la reacción fue de sorpresa. La diferencia a favor del Frente de Todos, que en las PASO se había estirado a 16 puntos, ahora se recortaba a 7. Los dirigentes reunidos en el búnker K de Chacarita festejaban, con menos euforia que en las primarias, y pedían paciencia para esperar la carga de todos los datos. Sabían que suelen demorarse los resultados de distritos alejados de las grandes ciudades, en particular en la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo suelen tener una mejor performance electoral. Horas después, en efecto, la brecha sobre Mauricio Macri se estiraba un punto, a 48,10% contra 40,37%. Pero habrá que esperar un poco más para ver si esa diferencia se amplía definitivamente, en el escrutinio definitivo.

De acuerdo a los datos del escrutinio provisorio, el 27 de octubre se computaron 97.282 mesas de las 100.155 habilitadas (el 97,13%), por lo que quedaron 2873 sin contabilizar, que se sumarán al conocer los datos finales. El escrutinio definitivo, el único que tiene validez legal para definir cargos, ya confirmó los resultados en 14 de 23 provincias: Entre Ríos, La Pampa, San Juan, Santa Fe, Misiones, Catamarca, Santa Cruz, Salta, Formosa, Neuquén, San Luis, Córdoba, Río Negro y Jujuy. En todas se reafirmaron los resultados que mostró el provisorio: aunque hubo variaciones, fueron mínimas, de apenas algunos decimales, por lo que se estima que no habrá grandes sorpresas.

¿Cómo es el proceso? El escrutinio definitivo tiene un plazo estipulado de 10 días corridos contados desde las 48 horas posteriores al cierre de la votación. Están a cargo de ellos los Juzgados Federales N1 de cada distrito, y sus respectivas Secretarías Electorales. La Cámara Nacional Electoral, por su parte, sólo se ocupa de los votos de quienes están privados de su libertad aún sin condena. El operativo comienza en la mesa de votación, luego del cierre de los comicios, cuando la autoridad de mesa elabora el acta con el resultado y le da un certificado a cada fiscal de los distintos partidos. Esas actas se escanean y se envían a la Dirección Nacional Electoral (DINE, dependiente del Ministerio del Interior), que las carga en la web. En esta instancia se ingresan los datos de entre el 95 y el 98 por ciento de las mesas.

El Frente de Todos presentó denuncia por presunta falsificación en los padrones

Durante el escrutinio definitivo, se exhiben las actas para que apoderados y fiscales corroboren los números obtenidos. Aquí se computan las mesas que no entraron en el provisorio y se incluyen los votos recurridos (sufragios que las autoridades de mesa y los fiscales no lograron determinar si son válidos o no), que en estas elecciones llegaron a 31.937, según explicó a PERFIL Leandro Luppi, Prosecretario Electoral del Juzgado Federal de la provincia de Buenos Aires.

¿Cuánto pueden cambiar los porcentajes finales de cada partido en el escrutinio definitivo? ¿Puede el Frente de Todos ampliar su ventaja, o Juntos por el Cambio recortar la brecha? La gran mayoría de las mesas aún no computadas están en la Provincia de Buenos Aires (quedaron 1503 pendientes, un 4,14% de las 36.392 mesas habilitadas), lo que podría implicar un porcentaje mayor para el peronismo. Pero la diferencia entre el escrutinio provisorio y el definitivo suele rondar entre el 1% y el 4%, detalló Luppi, quien destacó la "normalidad" del recuento.

"No hubo irregularidades ni impugnaciones por parte de los apoderados, ni pedidos de apertura de urnas", dijo, instancia a la que se llega en caso de ser necesario. No obstante, resaltó que hay interés sí en algunos municipios en los que "hay muy poca diferencia de votos para las candidaturas a intendente", como Maipú, Roque Pérez o Ramallo, donde las variaciones pueden ser decisivas.

Roque Pérez, el pueblo que todavía no sabe quién ganó su intendencia

"Hay una cantidad de mesas que en el escrutinio provisorio no llegaron a contabilizarse, o telegramas que se enviaron y no llegaron a cargarse por desperfectos técnicos, o porque está mal hechos. El universo de votos con el escrutinio definitivo es mayor, y eso va a implicar una variación, aunque proporcionalmente sea mínimo", estimó el prosecretario electoral. Las variaciones, dijo, dependen mucho de cada elección, aunque estima que en líneas generales pueden estar "entre un 1 o 2 y un 4%": "Puede ser menos, pero no muy alejado de eso. Depende de cómo se da la elección".

La primera vuelta, resaltó, estuvo muy polarizada y las terceras fuerzas "no existieron, con casi con un resultado de segunda vuelta". "Siempre pasa que las terceras fuerzas acaparan un porcentaje mayor de votos, en este caso no", amplió al señalar que las diferencias que marcarán los resultados definitivos serán mínimas.

En la misma línea, el politólogo Andy Tow no cree que la brecha se amplíe mucho. "Serán un punto o dos como máximo, pensando más que nada en los votos de la tercera sección electoral que faltan contar, en donde seguramente gana el kirchnerismo", analizó en diálogo telefónico con PERFIL. "Históricamente el escrutinio definitivo suele mejorar el porcentaje del peronismo porque lo que primero o más fácil que se cuenta es capital federal y lo más cercano", sostuvo. Por eso, explicó, los primeros números del domingo a la noche fueron 47% frente a 41%, y después finalizaron en 40% a 48%.

"Estimo que redondeando la distancia quedará en 9, o poco más de 8. Si quedó 40 a 48 en el provisorio, quedará 40 a 49 / o 48 y algo mas frente a 38,9. No cambia gran cosa, es algo muy psicológico porque la presidencia no se reparte proporcionalmente", opinó, y consideró que es un interés que tiene "un sector del oficialismo" en particular: "Para relativizar la derrota, para alimentar lo de 'perdimos pero ganamos'", concluyó.

Las provincias que ya tienen el resultado definitivo:

  • En Entre Ríos, una de las provincias donde el oficialismo pudo "dar vuelta" la elección después de las PASO, los números quedaron 44,44% para Juntos por el Cambio (en el provisorio había sido de 44,49) y 44,39 para el Frente de Todos frente al 44,32% que se conoció en principio.
  • En La Pampa, la elección se cerró con un 50,07% para el FdT, y un 37,74 para Juntos por el Cambio. En el provisorio había sido 50,07% para el primero y 37,70% para el segundo.
  • En Salta, los números entre el escrutinio provisorio y el definitivo para Alberto Fernández pasaron de 48,29% a 48,83%, mientras que para Mauricio Macri la variación fue de 35,13 a 34,74.
  • En San Juan, el peronismo obtuvo 53,04% y el macrismo 35,11%. Sus porcentajes con el provisorio eran de 53,00% y 35,13% respectivamente.
  • En Santa Fe, los números cerraron casi parejos, con un 43,49% para Juntos por el Cambio y 42,68% para el Frente de Todos. El 27/10 los porcentajes eran muy similares: 43,50% frente a 42,64%.
  • En Misiones, la elección fue para Fernández con el 57,73% de los votos (frente al 57,60 del provisorio), mientras que Macri obtuvo 33,86%, un 0,08% menos que los 33,94% del provisorio.
  • Catamarca: Un 56,66 de los votos obtuvo el FdT, frente al 34% de Juntos por el Cambio. En el provisorio, los espacios cosecharon un 56,64% y 33,98 respectivamente, por lo que las diferencias fueron ínfimas.
  • Santa Cruz: Alberto Fernández quedó en 59,77% y Mauricio Macri en 28,24, en una de las provincias donde se marcó la mayor diferencia entre ambos candidatos. En el provisorio, los resultados fueron muy similares: 59,81 para la oposición, y 28,17 para el oficialismo.
  • Formosa, otro distrito donde hubo una brecha amplia entre ambas fuerzas, pero pocas variaciones: 65,21% obtuvo el Frente de Todos, y Juntos por el Cambio 28,46. El 27/10 por la noche habían quedado 65,14% frente a 28,42%.
  • En el caso de Neuquén, con el 47,75% se impuso Fernández, frente a los 37,31% que sumó Macri. El domingo a la noche los números fueron de 47,68 y 37,37 respectivamente.
  • En San Luis, otra provincia donde se revirtió la tendencia de las PASO, con el 45,03% el triunfo fue para el líder de Juntos por el Cambio, contra el 41,68 al que llegó Fernández. El provisorio había sido de 45,09% y 41,59 respectivamente.
  • En Jujuy, la elección fue para el FdT con 46,19%, mientras que Juntos por el Cambio sumó 41,50%. En el provisorio, el primero sumó 46,12% y el segundo 41,50%.
  • Rio Negro. 57,23 obtuvo Alberto Fernández (57,37 había sacado en el provisorio) y 28,58% fueron para Macri, que tuvo 28,60 en el conteo que se conoció el domingo 27 de octubre.
  • Córdoba, uno de los distritos que sin dudas fue para el oficialismo. Provincia impulsora de la coalición en las elecciones de 2015, donde ahora Macri sumó el 61,31% frente al 29,31% de Fernández. En el conteo provisorio estaban a 61,30% y 29,27%.

A.G./F.F.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.