POLITICA
negociaciones en lla

El libertario Martín Menem, a un paso de convertirse en el nuevo jefe de Diputados

A una semana de la sesión preparatoria en la que deben votarse las nuevas autoridades de la Cámara baja, LLA se acerca a la elección del diputado riojano como sucesor de Cecilia Moreau. CFK había manifestado su postura acerca de que el cargo debe ser para el oficialismo, lo que restó posibilidades de apoyo tanto para Cristian Ritondo como para Florencio Randazzo. Desde el 11 de diciembre habrá extraordinarias y paquete de medidas económicas.

20231202_martin_menem_milei_na_g
Respaldo. Menem fue candidato a gobernador en La Rioja y luego postulante para Diputados. | NA

El electo diputado por La Rioja Martín Menem se puso al frente de los favoritos para ocupar la presidencia de la Cámara de Diputados, y su nombramiento formal se concretaría en las próximas horas, según revelaron desde La Libertad Avanza.

Se trata de la primera experiencia de Menem en el legislativo nacional, pero llegará a la Cámara baja con un apellido de peso tanto para el Congreso como para el Ejecutivo nacional, ya que es el hijo de Eduardo Menem, exsenador y sobrino de Carlos Menem, expresidente y también con trayectoria parlamentaria.

El nombramiento de Menem deja en el camino a dos de las alternativas que se sucedieron durante las últimas semanas después del balotaje: Cristian Ritondo, referente del sector duro del PRO y Florencio Randazzo, impulsado por el futuro ministro del Interior Guillermo Francos y con llegada a ciertos sectores del peronismo no K. Si bien tienen orígenes y caminos bien diferenciados, Ritondo y Randazzo comparten una dificultad que tiene que ver con el “techo” que ofrecen los dos al momento de sumar consensos.

Por el lado del bonaerense, puede ofrecer la suma de los referentes del PRO que se encolumnaron detrás de Patricia Bullrich y que bancaron a Milei para el balotaje, pero no le alcanza ni siquiera para sumar a una centena de diputados.

En tanto, Randazzo era señalado como una figura dispuesta a la negociación con sectores que quedaron por fuera del kirchnerismo, pero el rechazo de parte de los aliados del PRO, más la reticencia del saliente oficialismo, también complicó su elección.

En medio de las versiones y rumores que rodean a la designación en general del equipo de gobierno de Milei, Cristina Kirchner salió el pasado miércoles a manifestar de manera pública su postura sobre la negociación parlamentaria, que precisamente va en línea con la selección de Menem.

“Manifesté que sigo pensando exactamente lo mismo de siempre: tanto la Presidencia Provisional del Senado como la Presidencia de la Cámara de Diputados le corresponden a un o a una representante de La Libertad Avanza, fuerza política que por amplia mayoría, en el balotaje del 19 de noviembre, obtuvo la representación popular para desempeñarse al frente del Poder Ejecutivo”, señaló la vicepresidenta en sus redes sociales.

La aclaración parecía más ligada a la disputa por los lugares en el Senado, pero el desarrollo de las negociaciones ponen de manifiesto que el disclaimer también estaba dirigido a la Cámara baja.

En otras palabras, revela que Unión por la Patria solo podría evaluar un acompañamiento en el recinto para una figura pura del nuevo oficialismo, y no a un referente como Ritondo o Randazzo que no formaron parte de la construcción inicial de LLA.

Paquete de medidas. El electo presidente ya anticipó que el 11 de diciembre mandará al Congreso una ley ómnibus, aunque la incógnita es con qué apoyos podría avanzar con cambios estructurales.

En principio, Milei deberá firmar el decreto para convocar a sesiones extraordinarias y allí ya deberá especificar cuáles son el o los textos que incluirá en el debate estival.

“Hemos elaborado una propuesta que va a ser enviada el Congreso de la Nación de manera inmediata. Es un proyecto de ley de reforma del Estado, regulación, de disminución de impuestos. Todo lo que traba la actividad económica en la Argentina”, explicó Guillermo Francos ante industriales.

Si bien Milei votó a favor del texto en Diputados, el proyecto de Compre sin IVA quedaría solo con la media sanción porque no estaría pensando en continuarlo mientras que la eliminación de Ganancias también sería revisada en el primer tramo de la gestión, a partir del reclamo de los gobernadores desfinanciados por la reducción de los impuestos coparticipables.