jueves 29 de septiembre de 2022
POLITICA Gremiales

El sindicalismo K insiste con un paro por Cristina Kirchner

Con críticas a la CGT, Aberl Furlán, líder de la UOM, uno de los gremios con mayor afinidad con el kirchnerismo, sostuvo que el movimiento obrero “debió repudiar el ataque” a la Vicepresidenta.

13-09-2022 18:00

Como Sergio Palazzo la semana pasada, Aberl Furlán, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, un líder gremial identificado con el kirchnerismo, marcó diferencias con la CGT e insistió sobre la necesidad de realizar un paro con movilización para rechazar el atentado contra Cristina Kircher. “Me pareció que el movimiento obrero debió repudiar el ataque a la Vicepresidenta realizando un paro y movilización”, lanzó.

El referente, que reemplazó al histórico Antonio Caló, sostuvo que “el movimiento obrero fue señalado por Perón como la columna vertebral del peronismo. Me pareció que debió repudiar el ataque a la Vicepresidenta realizando un paro y movilización”. También planteó, ante La 990, que en la CGT no existieron consensos para avanzar en una medida de fuerza y que su organización siempre mantuvo una postura pro medida de fuerza. Y afirmó que “no había excusa para no hacer un paro y movilización. Fue un atentado a lo institucional y a nuestra Vicepresidenta. Atrás de eso se escuda la clara intención de venir por los derechos de los trabajadores y de las organizaciones sindicales”.

La Justicia detectó que Sabag Montiel y Uliarte ya habían intentado asesinar a Cristina Kirchner

“Cristina representa para los trabajadores un momento de felicidad porque en esos 12 años de Néstor y Cristina no nos sucedió lo que nos pasó después”, agregó el metalúrgico. Por último, marcó divergencias con la principal central obrera del país: “A la CGT le falta discusión política para movilizarse y hay que hacerse cargo de ser la columna vertebral del peronismo. El movimiento obrero no puede estar mirando para otro lado”.

En las últimas semanas, Furlán no fue el único dirigente identificado con la titular del Senado que reclamó a viva voz un paro: Sergio Palazzo, el máximo representante de La Bancaria, mencionó que era necesario salir a las calles por la Vicepresidenta.

“Hay consternación, fue un hecho absolutamente repudiable, estuvimos a segundos de tener un magnicidio en Argentina, no creo que haya sido un hecho espontáneo, creo que la generación permanente y sucesiva de imágenes y acciones de odio que se ven a través de algunos comunicadores y a través de algunos medios, la persecución política y judicial a Cristina y exacerbado luego de ese alegato que fue más político que jurídico”, argumentó ante Radio Nacional.

Sin respuestas, y además sin posibilidad de discutir una movilización en el consejo directivo, ya que desde el sector de los gordos se encargaron de bloquear una reunión programada para hablar de un posible paro, el dirigente bancario abandonó el grupo de Whatsapp de la CGT.