lunes 16 de mayo de 2022
POLITICA Movimiento Evita
03-11-2021 18:48

Emilio Pérsico, el último montonero: de vivir en comedores a la casa-fortaleza de Firmenich

El hombre que maneja una de las cajas más grandes del Estado vivió casi toda su vida en barrios populares por elección. Hoy, reside en una casa que Montoneros le preparó a su líder histórico.

03-11-2021 18:48

Emilio Pérsico es uno de los dirigentes sociales que se jacta de conocer bien a los pobres, después de haber vivido varios años como ellos. “Uno si quiere representar a un sector social tiene que vivir y saber cómo la pasa ese sector”, suele repetir. Sin embargo, ya no vive en villas ni en comedores populares. El dirigente social que maneja la caja más grande para los movimientos populares vive desde 2015 en una casa que se construyó en la década del 80 para que Mario Eduardo Firmenich, el líder montonero que fue indultado por decreto de Carlos Menem.

La casa queda en Isidro Casanova, corazón de La Matanza en el conurbano bonaerense. En varias oportunidades contó que estaba pensada para resistir y que “tiene algunas paredes circulares para mayor defensa”, frente a posibles balaceras. Pero Firmenich nunca vivió ahí. “Hoy es el lugar donde vivo con mi familia, no tiene nada de misterioso, ni todo eso que le quieren inventar”, dijo a PERFIL, un poco molesto de que se le preste atención a su vivienda. “Se la compré al "Pepe" (nombre clandestino de guerra de Firmenich) para ayudarlo porque estaba con un problema económico. Hubo que refaccionarla toda”, señaló.

“Uno si quiere representar a un sector social tiene que vivir y saber cómo la pasa ese sector”, Emilio Pérsico

“La adapté a mi estilo. ¿Quién pone una parrilla en el medio del jardín, sin una pared escondida? Un negro nada más”, se rió.

“Hoy ya estoy jubilado”, dijo para justificar que ya no vive en una villa. En diálogo con PERFIL comentó que los ingresos los maneja su mujer, la diputada provincial Patricia “La Colo” Cubría. “Las mujeres administran mejor mejor la plata. Yo soy un desastre”, comentó.

En la declaración jurada que Cubría presentó a la Legislatura bonaerense, la casa está valuada en un valor fiscal de 336.220 pesos e indica que es 100% de su titularidad. ¿El origen de los fondos? “Ingresos propios”, figura en el documento oficial que presentó.

Administrar la caja de Potenciar Trabajo

Entre esta casa de Isidro Casanova y su oficina en el décimo piso de un edificio anexo del Ministerio de Desarrollo Social se mueve Pérsico, uno de los hombres más apuntados por fuera y hacia adentro del Gobierno. Desde la Secretaría de Economía Social, cuenta con uno de los fondos más grandes del Estado para asignar recursos. 

La gran caja que tiene la Secretaría de Pérsico es la del programa Potenciar Trabajo. Esta tiene como objetivo “promover la inclusión social plena para personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social y económica”, según dice la web oficial.

Tiene un presupuesto asignado de 166.084,65 millones de pesos, el 40,6% de todo el presupuesto de la cartera que conduce Juan Zabaleta. Hasta el 29 de octubre, último dato disponible, ejecutó el 97,1%, esto es 161.364,31. La información surge de la publicación digital Presupuesto Abierto, del Ministerio de Economía.

Emilio Pérsico 20211103
Presupuesto 2021 para el programa Potenciar Trabajo. Fuente: Presupuesto Abierto

Así, desde el ala kirchnerista --que no olvidan su ruptura con Cristina Kirchner en 2015 y su alianza con Florencio Randazzo en 2017--  hasta los sectores de la oposición le recriminan beneficiar al Movimiento Evita, organización popular que lidera, con la asignación de recursos para las cooperativas. La Federación de Cooperativas de Trabajo Evita Limitada recibió en la primera mitad del año 207 millones de pesos, según información pública de la cartera de Desarrollo Social a la que accedió PERFIL. Mientras que la Renee Salamanca C.C.C arañó los 170 millones de pesos, luego sigue el resto.

“¿Vos viste algún piquetero millonario? Yo en la política veo a todos millonarios”, contestó Pérsico cuando este medio le preguntó si a veces el dinero que otorgaba no iba a destino. “¿De qué carajo hablan cuando dicen esas cosas?”, se preguntó. Aunque reconoció que “a veces pasa. El ser humano tiene que controlar esas cosas”.

Emilio Pérsico 20211103

Y sin embargo, Pérsico también es la historia del militante social que en la década del '70 dejó la escuela para ayudar a los más necesitados y se fue de la casa de los padres “para cuidarlos”. “No quería ponerlos en riesgo a ellos. En esa época militar era muy peligroso, aunque igual la pasaron mal”, explicó y recordó que “una vez les pusieron una bomba y después los allanaron tres veces”.

Las idas y vueltas de Emilio Pérsico

Emilio Pérsico nació en una familia de la clase media “acomodada” de La Plata. Su abuelo tuvo una heladería que la llamó Pérsico en la ciudad de las diagonales, y su papá, otra con el mismo nombre. Ante la consulta de PERFIL, el funcionario aclaró que nada tuvo que ver este negocio familiar del siglo XX con la cadena de heladerías, como circuló en distintos medios. “Los de mi familia eran mucho más ricos”, comparó.

A los 14 años se fue de su casa y siempre eligió vivir en barrios populares. Él entiende que “si uno quiere representar a un sector social tiene que vivir y conocer cómo vive ese sector. Los curas villeros lo hacen, y los militantes populares también lo hacen, en general”.

Emilio Pérsico: “¿Vos viste algún piquetero millonario? Yo en la política veo a todos millonarios”

“Una vez lo hice entrar a Daniel Scioli a la villa donde yo vivía. Él estaba de campaña. No le dije nada. Lo esperé en el pasillo, en la puerta de mi casa. Pasó por ahí el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, yo era funcionario. ‘Acá vivo’, le dije. ‘No puede ser, ¿acá vivís?’. Estábamos en el medio de la villa”, recordó. “Estar ahí te da una visión diferente. Cuando el político va a la villa ve en el pobre inseguridad y yo veo una falta terrible de oportunidades”, reflexionó.

Eduardo “Cholo” Ancona, un referente del Movimiento Evita que trabaja con Pérsico desde la década del 80, recordó que cuando lo conoció, vivía en La Plata. “El comedor y la mercadería estaban en su casa. Ibas a una reunión y tenías que andar saltando en el medio de las cosas”, comentó entre risas y afirmó: “Es su compromiso con los más humildes”.

Emilio Pérsico 20211103
El saludo con su aliado Felipe Solá, bajo la mirada de Máximo Kirchner

Hoy, el hombre que maneja una de las cajas más grandes del Estado, cobra alrededor de 300 mil pesos por su cargo en el Ministerio de Desarrollo Social, según él mismo dijo a PERFIL. “Pero yo no la toco”, agregó. “Se acumula ahí, y cada tanto compro algo para la organización. No hay movimiento en esa cuenta”, explicó y señaló que en su casa viven del salario de “La Colo”.

Esto genera una confusión al analizar sus declaraciones juradas de los últimos años. Según consta en los registros de la Oficina Anticorrupción empezó 2020 con 69,35 pesos declarados y terminó con 1.757.677,03 pesos. El año anterior, 2019, había declarado 1.2 millones de pesos. “Era la misma cuenta que tenía cuando era funcionario en el otro Gobierno, que habían quedado 60 pesos. Así pasé de tener esos pocos pesos a un millón y algo, que los junto en tres meses acá”, explicó. “Lo único que pago de ahí es un vicio que tengo, comprar todos los diarios. Es o único que saco de esa cuenta”.

El nudo

Desde el 10 de diciembre de 2019 Pérsico está dedicado a la gestión desde la Secretaría de la Economía Popular y a la coordinación nacional del Movimiento Evita. Sin embargo, en La Matanza la interna del Frente de Todos dejó varias heridas abiertas que él no pudo resolver. Como en todos los municipios donde gobierna el oficialismo, no hubo PASO y el Movimiento Evita matancero, a cargo formalmente de Cubría, llamó a votar en blanco.

“Es lógico que pasen estas cosas, y después los resultados nos sorprenden”, se lamentó Ancona. Si bien el peronismo ganó en La Matanza, en comparación con 2019 se perdieron alrededor de 180 mil votos, unos 18 puntos. Lo que sí creció fue el voto en blanco. Hace dos años la cifra fue de 2,6% y el 12 de septiembre de 3,9%.

Macri presentó un escrito ante el juez Bava que tiene que definir su procesamiento antes del 14 de noviembre

“Si no participan otras listas es un problema que tiene el Frente, y va a tener que reflexionar hacia adelante para darle participación a los compañeros que son parte del mismo espacio y tienen una estrategia distinta al intendente (Fernando Espinoza)”, explicó Cholo. Para argumentar, señaló: “Donde hubo PASO hubo mayor cantidad de votantes. Las PASO nos tienen que servir para usarlas”.

Si bien Pérsico dice que tiene “un buen vínculo” con el intendente Fernando Espinoza, se diferencia a la hora de hacer política. “Hay dirigentes en la sociedad civil que hay que sumar”, señaló para reprochar que el Evita en La Matanza no pudo llevar su lista a una primaria “por una decisión general del Frente”.

Creer en el modelo

Días antes de las elecciones de las elecciones del 27 de abril de 2003 que llevaron a Néstor Kirchner a la Presidencia, Pérsico cerró un acto de la organización Patria o Muerte en Corrientes y Callao. El afiche decía: “Gane quién gane, pierde el pueblo”, y abajo estaba la bandera de Estados Unidos y en las estrellas, la cara de todos los candidatos que competían.

“Si yo llego a escucharlo hoy... es para hacer un show”, dice, entre risas, Emilio Pérsico.

Emilio Pérsico 20211103
“Le regalé el afiche de campaña y me dijo: ‘No te preocupes, sé de dónde venís. Tenemos que ver ahora si podemos hacer algo juntos para adelante’".

De esa época, El Cholo recuerda: “Él (Pérsico) siempre estaba un paso adelante en su olfato político. Nosotros después del 2001 seguíamos pensando en la resistencia. Y Emilio empezó a ver en Néstor un compañero que podía sintetizar alguno de los reclamos que teníamos hace 20 años”.

De los primeros encuentros con Néstor, Pérsico reconstruye: “Tenía dos amigos en común y uno era (el ex secretario de la Presidencia, Carlos) Kunkel. Yo tenía un puesto en el mercado de Varela, cuando terminaba de vender me iba a desayunar con el Flaco (Kunkel). Él me hablaba siempre bien de Néstor. Otro era el viejito (Jorge) Cepernic, el ex gobernador de Santa Cruz. Se venía desde allá a charlar y hablar de política. Me decía que me tenía que acercar. El viejo siempre me hablaba a favor de Néstor”.

A los pocos días de asumir, Kirchner recibió al piquetero. “Le regalé el afiche de campaña y me dijo: ‘No te preocupes, sé de dónde venís. Tenemos que ver ahora si podemos hacer algo juntos para adelante’. Él me hizo un planteo que yo siempre recuerdo: ‘Mirá Emilio, yo voy a subir unos escalones, sigo teniendo los mismos sueños que teníamos cuando éramos jóvenes. Vos podés creer en mí o no. El país está hecho mierda, pero los voy a dejar a ustedes en el centro de la política para que sigan subiendo esa escalera. Después va a depender de ustedes’. Bueno, lo hizo y dejamos organizaciones que hoy siguen soñando lo mismo que Néstor. Eso me dijo, y a partir de ahí siempre estuvimos juntos”.

cp